COP21, el compromiso de: Colombia, México, Chile, Brasil.

0

Ante el mundo entero Colombia está expresando su compromiso de reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero en el 20%, con relación a las emisiones proyectadas para el año 2030. Es una meta significativa que requerirá del trabajo decidido de todos.

Schermata 2015-12-05 alle 15.27.29Pero sabemos que debemos hacer más. El gobierno ha catalogado a la agenda climática como prioridad dentro de los planes nacionales y regionales. Seguiremos ampliando las zonas protegidas de nuestro territorio -que son fuente de agua y oxígeno para el planeta-, de forma que quedarán protegidas para el año 2018 un total de 20 millones de hectáreas para fortalecer los esfuerzos por reducir la deforestación. Estamos hablando de prácticamente la quinta parte de nuestro territorio.

Otro propósito crucial que favorecerá al medio ambiente será la paz. Terminar el conflicto armado implicará también el fin de los atentados contra oleoductos, y la disminución de los cultivos ilícitos y la minería ilegal, que tanto afectan nuestro entorno natural, y que son fuentes de financiación de los grupos armados ilegales.

Nuestra voluntad es sumarnos a este gran reto global que debe convertirse en un logro para la supervivencia de la humanidad. Tenemos toda la decisión de apoyar las medidas necesarias para que nuestro planeta siga siendo, por milenios, nuestro hogar.

México respalda la iniciativa de “fijar un precio al carbono lo cual permite pasar de tecnologías contaminantes a energías más limpias y sustentables porque reducirá el consumo mundial de carbono e incentivará a los agentes económicos a invertir en procesos más eficientes”. La Reforma Energética tiene criterios de sustentabilidad, incluyendo el uso de energías limpias como la geotérmica, eólica y solar.
Schermata 2015-12-05 alle 15.56.22En su intervención en el Panel sobre el Precio al Carbono, ante los líderes de los países que han tenido los mayores avances en poner un precio al carbono como son Alemania, Canadá, Chile y Francia, en una mesa de diálogo encabezada por el Presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, el Titular del Ejecutivo Federal refrendó que nuestro país respalda la iniciativa en la materia.

El Mandatario Peña Nieto precisó que la transición a una economía baja en carbono es responsabilidad de todos: gobiernos, organismos, empresas y sociedad civil, y mencionó que el Plan Nacional de Desarrollo de México promueve el crecimiento verde incluyente que, al tiempo de generar riqueza, cuida los recursos naturales e impulsa el desarrollo social, en México concretamos “una Reforma Energética con criterios de sustentabilidad, incluyendo el uso de energías limpias, sobre todo las de mayor potencial: geotérmica, eólica y solar”.  México fue el primer país en desarrollo en presentar su Contribución Prevista y Determinada a nivel nacional, que contempla “reducir para el año 2030, en 22 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero y en 51 por ciento las de carbono negro”. Se comprometió, además, a generar el 35% de la energía con fuentes limpias para el año 2024 y el 43% para el año 2030. Agregó que cuenta ya con una Ley General de Cambio Climático.

En el marco de la cumbre climática que se desarrolla en la capital francesa, Chile estuvo representada por su Presidenta Michelle Bachelet quien abordó la importancia de la reducción de las emisiones de carbono para mejorar las condiciones ambientales de las próximas generaciones. Schermata 2015-12-05 alle 15.55.58Participó en el Panel “Carbon Pricing” de la Conferencia de las Partes COP21, donde señaló “estamos muy contentos de unirnos a aquellos que creen que debemos poner un precio al carbono en nuestras economías” y agregó que “si no disminuimos las emisiones, el cambio climático seguirá afectando a los más vulnerables del mundo: los pobres, los jóvenes y los ancianos”. En su discurso, fue enfática al señalar “que los países en vías de desarrollo, como Chile, tienen que hacer frente a la contaminación atmosférica y el cambio climático”.

Al finalizar sus palabras, la Presidenta reflexionó que “al final, nos quedamos con una elección: O bien podemos ignorar el cambio climático y el refuerzo de sus efectos negativos, perdiendo la oportunidad de nuestros hijos a la prosperidad y a un clima seguro, o podemos mitigar y adaptarnos al cambio climático, y al mismo tiempo crear empleos, promover el crecimiento y la innovación, construyendo así una fuerte economía sostenible para nuestra generación y las venideras”.

Estuvo presente por Brasil, la Presidenta Dilma Rousseff, quien manifesto que el acuerdo de la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (cop21) es jurídicamente vinculante. “La mejor manera de construir soluciones comunes a problemas comunes es nuestra unidad en torno a un acuerdo justo, universal y ambicioso, que limite el aumento de la temperatura media mundial a 2°C Para ello hay que construir un acuerdo que sea también, y fundamentalmente, legalmente vinculante”, dijo. “Nuestro acuerdo no puede ser sólo una suma de las buenas intenciones de todos. Fijará caminos y compromisos que debemos hacer juntos para superar el desafío mundial del calentamiento global “.

Schermata 2015-12-05 alle 15.54.46La presidenta dijo que el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas – estableciendo responsabilidades diferentes para los países desarrollados y en desarrollo – “es la piedra angular de este acuerdo.”

El presidente destacó en su discurso las acciones de gobierno y la sociedad brasileña para combatir el cambio climático. “Durante la última década la tasa de deforestación en el Amazonas se redujo en alrededor del 80%”, refiriéndose a la adopción de la estrategia, además de la lucha contra la deforestación también incluye programas de conservación y manejo forestal.

“También implementamos una agricultura baja en carbono y seguimos con nuestros esfuerzos para ampliar la participación de las energías renovables”. Recordó que Brasil ha anunciado el objetivo de reducir en un 43% las emisiones de gases que causan el efecto invernadero para el año 2030, basado en el año 2005. “Es un objetivo de reducción absoluta para toda la economía. Es, sin duda, muy ambicioso y va más allá de nuestra parte de responsabilidad en el aumento de la temperatura media mundial “.
A partir de ahí, Dilma cree que Brasil va a llegar a cero deforestación ilegal en la Amazonía y neutralizará las emisiones de la supresión legal de vegetación. “Estamos avanzando gradualmente en la descarbonización de nuestra economía “.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here