UE y la situación en Libia

0

El programa del AR/VP Josep Borrell era estar en Libia con los Ministros de Relaciones exteriores de Alemania, Heiko Maas; de Italia, Luigi Di Maio; de Francia,  Jean-Yves Le Drian y de Reino Unido, Dominic Raab. Sin embargo, la reunión en Libia se frustró y esta se realizó en Bruselas.

En dicha reunión los cuatro Ministros dieron su apoyo al Proceso de Berlín, han emitido una Comunicación Conjunta a fin que se detenga de inmediato cualquier nueva escalada de violencia y también la interferencia externa que ha aumentado en los últimos días.

Libia es una prioridad para la Unión Europea, así lo manifestó Borrell a la prensa, por ello, declaró “participaremos activamente con todos los actores relevantes en nuestros esfuerzos para detener las hostilidades y lograr la reanudación de un diálogo político. Sabemos que la situación está empeorando día a día y la única solución en Libia, una vez más tenemos que repetirla, debe ser una negociación política entre las partes. No hay solución militar.”

Un Consejo de Asuntos Exteriores extraordinario tendrá lugar este viernes para analizar la situación en Libia e in Irak, donde se evaluará con todos los Estados miembros el desenvolvimiento de las acciones de la UE.

Declaración conjunta del AR/VP Josep Borrell y los Ministros de Asuntos exteriores de Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido frente a la preocupante escalada militar reciente en Libia y también en vista del Consejo de Asuntos Exteriores programado para el viernes 10 de enero.

Se reunieron, el 7 de enero en Bruselas “para reafirmar nuestro compromiso con detener inmediatamente los combates alrededor de Trípoli y en otros lugares y discutir cómo la UE puede continuar a contribuir a la mediación de la ONU y a un rápido retorno a las negociaciones políticas.

La UE tiene la firme convicción de que no hay una solución militar a la crisis libia y que el conflicto prolongado solo traerá más miseria a la gente común, exacerbará las divisiones, aumentará el riesgo de partición, propagar la inestabilidad en toda la región y agravar la amenaza del terrorismo. Un cese inmediato de las hostilidades es, por lo tanto, crucial.

Todos los miembros de la comunidad internacional deben respetar y hacer cumplir estrictamente el embargo de las armas de la ONU. La continua interferencia externa está alimentando la crisis. Cuantos más partidos de guerra libios dependen de la asistencia militar extranjera, cuanto más le dan a los actores externos una influencia indebida sobre las soberanas decisiones libias, en detrimento de los intereses nacionales del país y de la estabilidad regional.
En particular, destacamos la necesidad de evitar acciones unilaterales como la firma de acuerdos que exacerban aún más el conflicto o las acciones que crean un pretexto para la interferencia externa que son contrarios a los intereses del pueblo libio, así como a los intereses europeos, como lo subraya las Conclusiones del Consejo Europeo de 12 de diciembre de 2019.
Por el contrario, el proceso de Berlín y los esfuerzos de mediación de la ONU ponen las necesidades de todos los libios a estar a la vanguardia y sugerir soluciones sostenibles a problemas centrales como unificar instituciones, distribuir la riqueza del país de manera equitativa, y delineando una hoja de ruta realista hacia un acuerdo político.
Instamos a todas las partes libias a que acepten sinceramente estos esfuerzos liderados por la ONU y que vuelvan a las negociaciones.
La UE continuará apoyando la mediación de la ONU y ayudará a implementar cualquier decisión que pueda ser tomado en Berlín”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here