Panel de control de las mujeres y la economía de APEC 2023

0
89

Las brechas frenan el progreso

Los resultados del Panel de Mujeres y Economía de APEC 2023 muestran avances significativos en áreas clave que afectan la participación económica y la inclusión social de las mujeres. Sin embargo, persisten las lagunas en materia de políticas y datos, lo que limita el acceso de las mujeres a los mercados y las oportunidades, lo que les impide participar plenamente en la economía.

Esta es la primera edición del Dashboard con datos tras el inicio de la pandemia, que permite comparar las condiciones que enfrentan actualmente las mujeres con la situación previa al inicio de la pandemia de COVID-19. Esto ha sido útil para identificar áreas donde se han producido cambios, muy probablemente motivados o causados ​​por la pandemia. Por ejemplo:

• El acceso de las mujeres a las finanzas y al crédito ha mejorado considerablemente en medio de la pandemia, y cada vez más mujeres en la región tienen cuentas financieras y de dinero móvil formales. Es digna de mención la marcada reducción de la brecha entre mujeres y hombres en el acceso a la financiación y al crédito, como se refleja en la mayor adopción de servicios financieros digitales entre las mujeres en APEC. Esta evolución podría deberse en gran parte al cambio acelerado hacia la digitalización en medio de las restricciones de movimiento relacionadas con la COVID-19. Esto indica que se están realizando esfuerzos para garantizar que las mujeres no se queden atrás en el camino de APEC hacia la inclusión financiera y digital.
• La participación de las mujeres en la fuerza laboral disminuyó significativamente al comienzo de la pandemia, ya que muchos servicios de primera línea que empleaban principalmente a mujeres se vieron afectados por las restricciones relacionadas con la COVID-19. Además, muchas mujeres decidieron dejar sus trabajos para ayudar a familiares enfermos, así como para ayudar a los niños a continuar con su educación en línea mientras las escuelas permanecían cerradas, y cuidar a niños en edad preescolar debido al cierre de las guarderías. En los últimos años, la participación de las mujeres en la fuerza laboral se ha recuperado levemente, pero aún está por debajo de los tiempos previos a la pandemia.
• Las empresas se han visto afectadas por dificultades adicionales para acceder a los mercados internacionales desde el inicio de la pandemia. El cierre temporal de las fronteras afectó al comercio, limitando gravemente el movimiento transfronterizo de personas físicas, mientras que las restricciones a las exportaciones de bienes esenciales y los cuellos de botella en las cadenas de suministro agravaron los desafíos. En los últimos años, la implementación de medidas restrictivas del comercio está complicando los esfuerzos para apoyar la recuperación pospandemia, afectando particularmente a las MIPYME, muchas de las cuales son propiedad de mujeres o están administradas por ellas.

Otros hallazgos que vale la pena destacar en el Panel son los siguientes:
• El mayor acceso a Internet y la cobertura del servicio de red móvil han facilitado la adopción de servicios financieros digitales entre las mujeres. Navegar por los rápidos cambios tecnológicos requiere habilidades digitales mejoradas. Tener habilidades relacionadas con STEM podría contribuir en gran medida al conocimiento tecnológico de las mujeres, ayudando a cerrar la brecha digital de género y abriendo más oportunidades para que las mujeres formen parte de sectores de alto crecimiento y bien remunerados.
• Los datos disponibles muestran que las mujeres representan una minoría en las áreas de STEM, I+D e investigación e innovación en muchas economías de APEC. Sin embargo, las lagunas de datos en estos campos siguen siendo evidentes, lo que impide que las intervenciones políticas informadas respondan eficazmente al problema de la baja participación en estas áreas.
• Una brecha política crucial es que la mayoría de las economías de APEC no tienen leyes que exijan la no discriminación en el acceso al crédito basada en el sexo.
• En términos de acceso al empleo, APEC ha comenzado a eliminar las restricciones basadas en el sexo en los mercados laborales, incluido permitir que las mujeres trabajen en empleos que se consideran peligrosos de la misma manera que lo hacen los hombres, pero no todas las economías de APEC permiten que las mujeres trabajen en empleos industriales de la misma manera que los hombres.
• La mayoría de las economías de APEC han establecido leyes contra la violencia doméstica y el acoso sexual junto con tribunales dedicados a responder rápidamente a tales casos. La salud y la productividad de las mujeres mejorarían enormemente si todas las 21 economías del APEC implementaran leyes que protegieran a las mujeres de todas las formas de violencia y en todos los entornos: privado, público y en línea.
• La desigualdad salarial entre mujeres y hombres aún prevalece, y sólo un puñado de economías de APEC tienen leyes que exigen la igualdad de remuneración para mujeres y hombres que realizan un trabajo de igual valor. Esta brecha política afecta los esfuerzos por alentar a las mujeres a participar más en el mercado laboral, ya que tener una brecha salarial significativa entre mujeres y hombres es un factor desmotivador.
• Los esfuerzos para lograr la igualdad de género en puestos de liderazgo son insuficientes. Las mujeres siguen estando insuficientemente representadas en puestos de liderazgo, tanto en el sector público como en el privado. Esto tiene implicaciones negativas para el avance de las políticas de igualdad de género dentro de las empresas y las economías en su conjunto. La participación de las mujeres en la fuerza laboral y las oportunidades profesionales para ocupar puestos de liderazgo podrían verse limitadas por el mayor número de horas que las mujeres dedican al trabajo doméstico y de cuidados no remunerado en comparación con los hombres.

Fuente: The APEC Women and the Economy Dashboard 2023