Sinodo para la Amazonia: ecología integral, tránsito religioso, vacío religioso

0

Con la participación de Carlos Aguiar Retes, Obispo di México (Messico); Pedro Brito Guimarâes, Obispo di Palmas (Brasile); Joaquín Pertíñez Fernández, O.A.R., Obispo de Rio Branco (Brasile); Hermana Birgit Weiler, de la Congregación de las Hermanas Misioneras Médicas, colaboradora en la Pastorale para el cuidado del Creador de la comisión Episcopal de Acción social de la Conferenza Episcopale Peruana (Perú), se realizó el viernes 11 el encuentro con la prensa en el Vaticano.

El Obispo de México, Carlos Aguiar Retes, señaló la complementariedad de las dos dimensiones del Sinodo por la Amazonia. Uno local, referido a la Amazonia y uno global, referido al tema ecológico en general, referido al cuidado de nuestra casa común señalado en el Instrumento Laboris. Ante la degradación del planeta el Instumento Laboris propone como respuesta, la Ecologia integral. No está dirigida sólo a la Amazonia, es la expresión más dramática, que nos pide tomar conciencia para cuidar nuestra casa común, esta es el ecología integral, siendo indispensable el cambio de estilo de vida de nuestra sociedad, eliminar la cultura del despilfarro, del descarte, la acumulación por la acumulación no tiene sentido y nos va a llevar a la catastrofe apocalíptica de terminar con nuestro planeta, “estamos aún a tiempo, es necesario y urgente que empecemos con un sentido ecológico, cambiar nuestro estilo de vida y de proceder, nos necesitamos todos, es urgente que todos vayamos tomando esta conciencia: Gobierno, Instituciones, Sociedad en general explícitamente atendiendo a los más necesitados y a los más pobres de la tierra”. 

Hermana Birgit Weiler, quien vive en el Perú, conoce muy bien la realidad amazónica señaló que el Sínodo para la Amazonia es una exhortación a caminar juntos, reflexionando sobre la situación dramática que vive la Amazonia la cual “reviste una gran importancia para nuestro planeta”. El Instrumentum Laboris del Sínodo para la Amazonía, pide a la Iglesia que salga de sí misma en defensa de las personas y en defensa del espacio que es el Amazonia, con todo lo que ello significa para la salud ecológica  de nuestro planeta. Un aspecto importante es acoger con gratitud “la acogida de las poblaciones indígenas que tienen su concepto del buen vivir, es un concepto ético, una vision distinta, vivir en comunión, dando valor a la solidaridad, a la reciprocidad, es una visión diferente con mayor comunión entre nosotros y también en solidaridad con la misma tierra. Ellos nos piden que no abusemos de los seres vivientes, seamos conscientes que si maltratamos la tierra, nos maltratamos a nosotros mismos, solo tendremos un futuro bueno, digno si también sabremos cuidar la tierra, si tratamos bien a la tierra”. Un signo evidente es que se redujo a “Cero” el uso de artículos de plástico en estos días del Sínodo en el Vaticano.

Es indispensable tomar conciencia sobre el uso del papel, de los materiales que usamos que estén en equilibrio con los bosques de la tierra amazónica, lo cual nos llevará a una educación donde “la ecología integral sea algo concreto”. Lo cual significa también, que una iglesia esté presente a nivel global que “pida el sostén de los gobiernos de Europa, de los Estados Unidos y de Canadá cuando hay explotaciones mineras que no respetan las normas en la Amazonía que las empresas, en cambio, sí respetan en su país”.

Joaquín Pertíñez Fernández, Obispo de Rio Branco en Brasil, cuya diócesis tiene 105 mil cuadrados de kilómetros cuadrados, un tercio de Italia, es la única diócesis con dos fusos horarios en la misma zona, gran productora de caucho y también de mártires.

El Instrumento laboris, habla de una iglesia que debe ser profetica que escucha la alegría y el dolor. Lamentablemente, se escucha sólo el dolor de la Amazonia, un paraíso que el hombre está destruyendo. Sostiene el Obispo Pertíñez que el Acre vive de la cultura de la madera, una tierra donde no hay piedras, todo se marchita. Es también la tierra de los mártires, donde mucha sangre fue derramada, cita los nombres de Ezequiel Ramin, la hermana Irma Cleus, Chico Mendez, y tantos otros nombres que no se conocen, de todos los que recogen el caucho, aquellos que fueron trabajar al Acre donde se concentraba la mejor goma, nadie sabe ni siquiera dónde murieron, es el único caso de la historia “donde el hombre trabaja para convertirse en esclavo”, el patrón era el dueño de todo incluso de las voluntades, nadie conoce el numero ni la historia, bajo cada árbol del caucho hay un muerto

Pedro Brito Guimarâes, Obispo di Palmas, se refirió a la conciencia ecológica, él llega del Estado del Tocantin, el más reciente estado de Brasil. Su Diócesis se encuentra en la ciudad de Palmas, “estamos en el corazón de Brasil”. una región húmeda con gran potencialidad para el agro-business, soya, ganado. Está habitado por un millón y medio de habitantes con 9 millones de cabeza de animales, todos vacunados “no sé si las personas gozan de los beneficios sanitarios del ganado, la carne que se come en el mundo viene de nuestro estado”. El cultivo es la  soya, “que devasta la naturaleza por los fertilizantes que utiliza”, además, “el ganado consume mucha agua, dañando el ambiente”. 

Explicó que para su región, el Sínodo representa grandes esperanza, manifestó el gran interés universal en sentir, percibir, comprender, entender y conocer porque “la situación ecologica es un elemento de división” de la tecnología, del agro-businees, no se puede relativizar el ambiente. Si bien, para la Iglesia los pecados ecológicos, son algo nuevo, sin embargo Papa Francisco dice que hay “una interconexión, también Dios ha hecho la creación en red, todos estamos vinculados, hay una estructura de pensamiento, de vida. El futuro dependerá de lo que se decidirá en este Sínodo”.

Sobre la migración de los amazónicos de la Iglesia Católica a los Protestantes u otras Iglesias, es lo que se denomina “tránsito religioso”, lo atribuyó a motivos que pueden derivar de una opinión diferente, hay una concomitancia de factores que determina la migración de religión.

El Obispo Pertíñez Fernández, agregó que debido a la escasez de sacerdotes, lo que se denomina “vacíos religiosos”, sucede que cualquiera que llegue hablando de la palabra de Dios y formule promesas que respondan a las necesidades básicas, sea conocimiento, cultura, enfermedades, a través de las promesas consiguen el proselitismo. Este “transito religioso” responde más a problemas físicos que a problemas espirituales. El Papa Francisco ha pedido que se analice profundamente esta situación. Muchas veces los sacerdotes han dado mayor peso al aspecto social dejando de lado la “palabra de Dios” por ello, Papa Francisco, les ha pedido que busquen nuevas vías de acercamiento, teniendo en consideración el “vivir con, estar con, para que se realice la inculturación de la fe”.

Compartir
Artículo anteriorEl Cacao de Ecuador en el Salon du Chocolate, París
Artículo siguienteFitosanidad: se lucha contra veinte plagas vegetales cuarentenarias
Isabel Recavarren
Peruana e Italiana. Jurista. Periodista. Abogada. Universidad Mayor de San Marcos. Master en Organismos Regionales e Internacionales de Desarrollo, Universidad de Piura. Master en Derecho y Economía de la Unión Europea-Universidad Statale di Milano. Doctor de Investigación en Derecho Internacional de la Economía-Universidad Luigi Bocconi. Fundadora: CEFIAL-UE y Panorámica Latinoamericana. Fundadora y Coordinadora del Foro Euro-Latinoamericano de la Mujer. Lema: El conocimiento genera desarrollo. Las personas con conocimiento constituyen el mejor recurso de una Nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here