El Instituto Europeo para la Igualdad de Género, más conocido como EIGE es un organismo autónomo de la Unión Europea establecido para contribuir y fortalecer la promoción de la igualdad de género, incluida la integración de la perspectiva de género en todas las políticas de la UE y las políticas nacionales resultantes, y la lucha contra la discriminación basada en sexo, así como para sensibilizar a los ciudadanos de la UE sobre la igualdad de género. En cierto modo, su correspondiente en América Latina es la Comisión interamericana de Mujeres o CIM de la OEA.

Un reciente estudio sobre los Beneficios económicos de la Igualdad de Género en la Unión europea contiene el claro mensaje sobre el valor de mejorar la igualdad de género, éste, sostiene el EIGE, tiene muchos impactos positivos en las personas y también en la sociedad en general.

En este caso, su estudio se refiere a hacer comprender que la igualdad de género tiene impactos fuertes y positivos sobre el producto interno bruto (PIB) per cápita que crece con el tiempo.

Sostienen que para el año 2050, la mejora de la igualdad de género llevaría a un aumento en el PIB per cápita de la UE de 6.1 a 9.6%, lo que equivale pasar de €1.95 a € 3.15 billones.

Comparadas con las políticas de mercado laboral y educación, las políticas de igualdad de género tienen un fuerte impacto en el PIB. Por ejemplo, un estudio reciente mostró que las mejoras en los logros educativos en los Estados miembros de la UE conducirían a un aumento del 2,2% del PIB de la UE en 2050 (DG EAC, 2016).

Efecto de la igualdad de género en el empleo
Tasa de empleo global (%)

Progreso lento
Progreso rápido

Empleo
Las mejoras en la igualdad de género conducirían a 10.5 millones de empleos adicionales en 2050, lo que beneficiaría tanto a mujeres como a hombres.
Progreso lento
Progreso rápido

Alrededor del 70% de estos empleos serían ocupados por mujeres, sin embargo, las tasas de empleo femenino y masculino se encuentran a largo plazo, alcanzando una tasa de empleo del 80% para 2050.

Los nuevos empleos ocupados por mujeres son particularmente importantes ya que pueden ayudar a reducir la pobreza, una de las prioridades clave de la estrategia UE 2020. Las mujeres generalmente se ven afectadas por la pobreza con más frecuencia que los hombres debido a la reducción del empleo y las perspectivas salariales. Por lo tanto, estar en el empleo disminuye el riesgo de pobreza de las mujeres (EIGE, 2016).

Impacto de la igualdad de género en el PIB de los Estados miembros de la UE en 2030

Efectos en los Estados miembros de la UE
Las repercusiones estimadas en el PIB de una mayor igualdad entre los géneros varían considerablemente de un Estado miembro a otro, según el nivel actual de logro de la igualdad de género.

Los países con más espacio para mejorar la igualdad de género tienen mucho que ganar. En promedio, se espera que la mejora de la igualdad de género en estos países lleve a un aumento del PIB de alrededor del 12% para 2050.

Los países con mejores resultados en materia de igualdad de género ya han alcanzado buenos niveles de igualdad de género y, por lo tanto, ya disfrutan de algunos de los beneficios económicos asociados. Sin embargo, nuevas mejoras en la igualdad de género pueden generar ganancias económicas adicionales incluso en estos Estados miembros, que a menudo alcanzan alrededor del 4% del PIB.

En general, una mejor igualdad de género podría impulsar la competitividad a largo plazo de la economía de la UE. Para el año 2050, se estima que las exportaciones aumentarán en aproximadamente un 0,7%, mientras que se pronostica que las importaciones disminuirán hasta en un 1,2%, lo que conducirá a una mejora de la balanza comercial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here