Declaración del Consejo Europeo: Seguridad y Defensa 26/02/2021

0
143

III. SEGURIDAD Y DEFENSA

  1. Seguimos resueltos a aplicar la Agenda Estratégica 2019-2024 siguiendo una línea de acción más estratégica y aumentando la capacidad de la UE para actuar de forma autónoma. En lo que se refiere en concreto a la seguridad y la defensa, queremos promover los intereses y valores de la UE, así como su resiliencia y disponibilidad para afrontar eficazmente todas las amenazas y los desafíos para la seguridad. Reafirmamos que, ante el aumento de la inestabilidad mundial, la UE debe asumir una mayor responsabilidad en cuanto a su propia seguridad.
  2. Estamos resueltos a cooperar estrechamente con la OTAN —respetando plenamente los principios establecidos en los Tratados y los acordados por el Consejo Europeo— y a reforzar nuestras asociaciones con las Naciones Unidas y los socios regionales clave. Esperamos con interés cooperar con el nuevo Gobierno de los Estados Unidos en un programa transatlántico pujante y ambicioso que incluya un estrecho diálogo en materia de seguridad y defensa. Esta cooperación a escala mundial se beneficiará de una UE más fuerte en el ámbito de la seguridad y la defensa.
  3. Se han dado pasos importantes para mejorar las políticas, herramientas e instrumentos de seguridad y defensa de la UE. Con el objetivo de seguir intensificando la cooperación en materia de seguridad y defensa entre los Estados miembros, aumentar la inversión en defensa y mejorar el desarrollo de capacidades civiles y militares y la disponibilidad operativa dentro de la Unión, estamos resueltos a:
    • reforzar la dedicación operativa civil y militar de la Unión, en particular mediante una generación de fuerzas mejorada, una planificación y un mando de la UE más eficaces y una ejecución decidida del Fondo Europeo de Apoyo a la Paz, que debe ponerse en funcionamiento rápidamente;

    • animar a los Estados miembros a hacer mejor uso de las oportunidades de colaboración establecidas en la revisión anual coordinada de la defensa (CARD) y a hacer pleno uso de la Cooperación Estructurada Permanente (CEP) para mejorar la inversión, la disponibilidad y el desarrollo colaborativo de capacidades;

    • reforzar la base tecnológica e industrial de la defensa de Europa, entre otras cosas mediante la rápida adopción, entrada en vigor y puesta en funcionamiento del Fondo Europeo de Defensa, y mediante el fomento de las sinergias entre las industrias civil, espacial y de defensa, incluyendo el ámbito de la inteligencia artificial y las tecnologías disruptivas, así como con la participación de las pymes. Todo ello debería aumentar nuestra resiliencia en relación con las tecnologías esenciales y las cadenas de valor estratégicas. A tal fin, invitamos a la Comisión a que presente, a más tardar en octubre de 2021, una hoja de ruta tecnológica para impulsar la investigación, el desarrollo de tecnología y la innovación y para reducir nuestra dependencia estratégica en las tecnologías y las cadenas de valor esenciales;

    • facilitar un acceso europeo seguro al patrimonio común universal (incluidos el espacio, el ciberespacio y la alta mar) y una mejor movilidad militar en toda la Unión.
  4. Ante la multiplicación y la creciente complejidad de las ciberamenazas, nuestro objetivo es reforzar la ciberresiliencia y la capacidad de respuesta de Europa y mejorar el marco para la gestión de crisis de ciberseguridad. A raíz de la presentación de la Estrategia de Ciberseguridad en diciembre de 2020, invitamos a la Comisión y al Alto Representante a que presenten un informe sobre su aplicación a más tardar en junio de 2021. Además, invitamos a los colegisladores a que impriman rápidamente impulso a los trabajos, en especial, a los relativos a la Directiva revisada sobre la seguridad de las redes y sistemas de información (Directiva SRI 2). También pedimos una mayor cooperación y coordinación para prevenir las amenazas híbridas, incluida la desinformación, y para darles respuesta, entre otras cosas, concitando la participación del sector privado y de los actores internacionales pertinentes.
  5. El Alto Representante ha presentado la labor que se está realizando en pro de un ambicioso documento (la «brújula estratégica») que oriente a la UE en la consecución de su nivel de ambición en materia de seguridad y defensa. Invitamos al Alto Representante a que, junto con los Estados miembros, impulse los trabajos sobre la brújula estratégica, haciendo uso de todos los instrumentos de que dispone la UE, de modo que pueda adoptarse de aquí a marzo de 2022.
  6. La seguridad y la defensa serán objeto de revisión periódica por parte del Consejo Europeo.

    IV. VECINDAD MERIDIONAL
  7. Hemos debatido el carácter político y estratégico de la asociación de la UE con los países de la vecindad meridional. Reafirmamos las Conclusiones del Consejo Europeo de diciembre de 2020 e invitamos al Consejo a abordar la aplicación de la Comunicación conjunta de la Comisión y del Alto Representante sobre una asociación renovada y reforzada con los países de la vecindad meridional con miras a afrontar los desafíos comunes y aprovechar las oportunidades que compartimos por medio de la cooperación reforzada.

Condenamos enérgicamente el atentado perpetrado contra una delegación desplazada en el marco de una visita sobre el terreno del Programa Mundial de Alimentos, en el este de la República Democrática del Congo. Expresamos nuestra más profunda solidaridad con Italia y nuestras condolencias a las familias de las víctimas.