En la UE entra en vigor el Reglamento sobre las IDE

0
73

La Unión europea tiene uno de los regímenes de inversiones más abiertos del mundo, como reconoce la OCDE en su índice de restricción a las inversiones. Es el principal destino de la inversión extranjera directa en el mundo: a finales de 2017, el volumen de inversión extranjera directa en la UE controlada por inversores de terceros países ascendía a 6 295 millones de euros, lo que proporcionó a los europeos dieciséis millones de empleos directos.

El 10 de abril entro en vigor el nuevo marco de la Unión para el control de las inversiones extranjeras directas. Se basa en una propuesta presentada por la Comisión Europea en septiembre de 2017 y será fundamental para salvaguardar la seguridad y el orden público de Europa en relación con las inversiones extranjeras directas en la Unión.

El nuevo marco se propone:

  • crea un mecanismo de cooperación en el que los Estados miembros y la Comisión podrán intercambiar información y comunicar las inquietudes que les plantean determinadas inversiones específicas;
  • permite a la Comisión emitir dictámenes cuando una inversión suponga una amenaza para la seguridad o el orden público de varios Estados miembros, o pueda socavar un proyecto o un programa de interés para el conjunto de la UE, como Horizonte 2020 o Galileo;
  • fomenta la cooperación internacional en materia de control de las inversiones, lo que incluye el intercambio de experiencias, buenas prácticas e información sobre cuestiones de interés común;
  • establece determinados requisitos para los Estados miembros que deseen mantener o adoptar un mecanismo de control a nivel nacional; además, los Estados miembros siguen teniendo la última palabra para decidir si una determinada operación de inversión debe autorizarse o no en su territorio;
  • tiene en cuenta la necesidad de operar con plazos cortos que respondan a las necesidades de las empresas y respetando unas estrictas condiciones de confidencialidad.

A partir del 10 de abril, los Estados miembros de la Unión están obligados a notificar a la Comisión sus mecanismos nacionales de control de las inversiones. En la actualidad, catorce Estados miembros cuentan con mecanismos nacionales de control. Varios Estados miembros están reformando sus mecanismos de control o adoptando mecanismos nuevos.

Durante los próximos dieciocho meses, la Comisión y los Estados miembros de la UE tomarán las medidas necesarias para garantizar que la Unión pueda aplicar plenamente el Reglamento para el control de las inversiones a partir del 11 de octubre de 2020. Estas medidas se refieren, en particular, al establecimiento del nuevo mecanismo de cooperación a escala de la UE que permite a los Estados miembros y a la Comisión intercambiar información y comunicar sus inquietudes en relación con inversiones extranjeras específicas. Entre las nuevas tareas figuran las siguientes:

  • establecer puntos de contacto oficiales en cada Estado miembro y en la Comisión para facilitar el intercambio de información y el análisis;
  • crear canales seguros entre los Estados miembros y la Comisión a fin de intercambiar información sobre las operaciones de inversión extranjera directa;
  • poner en marcha los procedimientos necesarios para que los Estados miembros y la Comisión puedan reaccionar rápidamente ante las inquietudes relacionadas con la inversión extranjera directa y emitir dictámenes;
  • estrechar la cooperación en materia de políticas sobre el control de la inversión extrajera directa con los países socios pertinentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here