Nuestro Futuro Común bajo el Cambio Climático

0

Nuestro Futuro Común puso de manifiesto que para lograr el objetivo de los 2°C hay que reducir las emisiones a cero neto para final de siglo

Los científicos reunidos en la gran Conferencia internacional de París afirmaron que la humanidad debe reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a cero neto para finales de este siglo, para poder así limitar el aumento de la temperatura media mundial a un máximo de 2°C.

En la declaración final de la conferencia “Nuestro Futuro Común bajo el Cambio Climático”, los científicos afirmaron que para mantenernos bajo la línea defensiva que suponen los 2°C y evitar así los peores impactos del cambio climático, el mundo debe adoptar una visión de largo plazo, basada en la neutralidad climática, y aprovechar así mismo los evidentes beneficios de la energía limpia y el desarrollo sostenible.

thumb_images_1024

Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático, celebró esta declaración final, afirmando: “Los mayores científicos del clima del mundo han subrayado la importancia crucial de que las naciones se concentren en un objetivo a largo plazo, llámenlo cero emisiones, cero neto de emisiones o neutralidad climática. Existe el consenso abrumador de que París 2015 debe enviar la señal inequívoca de que el mundo va a avanzar hacia una pronunciada y profunda caída de las emisiones de gases de efecto invernadero para la segunda mitad de este siglo”.

El llamado de estos científicos de primera línea llega a menos de cinco meses de la conferencia de la ONU sobre cambio climático en París, en la que los gobiernos concluirán un nuevo acuerdo universal sobre cambio climático que tendrá como objetivo poner al mundo sobre una trayectoria segura para lograr que las emisiones globales toquen techo y que, a continuación, disminuyan rápidamente hasta el cero neto de emisiones.

La declaración final de la conferencia sostiene:

“Teniendo en cuenta que el calentamiento provocado por el CO2 dura varios siglos, para limitarlo a una temperatura máxima hay que reducir las emisiones de CO2 hasta cero. Existen dos probabilidades entre tres de poder mantener el calentamiento en un máximo de 2°C, si limitamos las emisiones de CO2 a 900.000 toneladas, esto es, casi 20 veces la cantidad emitida durante el año 2014. Para limitar el calentamiento a 2°C, las emisiones deberán ser nulas o negativas a finales del siglo XXI”.

El presidente del Comité Científico de la conferencia de París y director del Departamento de Ecología Global del Instituto Carnegie de Estados Unidos, Chris Field, dijo: “Estamos avanzando hacia una era post-carbono, en la que la mitigación y la adaptación al cambio climático se combinan con objetivos para lograr un futuro sostenible”.

Laurent Tubiana, Embajadora de Francia para la conferencia de la ONU sobre cambio climático (COP 21) en París, dijo: “Los científicos están trabajando, junto con otros muchos actores, para desarrollar estrategias de largo plazo en los ámbitos de las ciudades, sectores económicos como la agricultura y las economías nacionales, concentrados en lograr soluciones operativas. Necesitamos que la COP 21 sea la respuesta política a ese trabajo y que muestre que la transición a una economía descabonizada y resiliente climáticamente no es solo necesaria sino factible, política, económica y tecnológicamente, y que es además una transición inevitable y que ya está en marcha”.

thumb_images-1_1024

Durante la Conferencia, el economista jefe de la Agencia Internacional de la Energía, Fatih Birol, dijo que no solo son importantes las visiones, sino que es crucial establecer objetivos específicos para enviar señales a los emisores de gases de efecto invernadero, como el sector de la energía, para poder alcanzar objetivos ambiciosos como que las emisiones toquen techo en 2020.

Unos 2.000 científicos de casi 100 países se dieron cita en la conferencia científica de París. Durante la reunión y en base a evidencias científicas, se propusieron vías para reducir las emisiones y crear economías resilientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here