Pasacalle por Jauja en la Plaza Mayor de Lima

0
279

Un pasacalle por Jauja el domingo de Pascua en la Plaza Mayor de Lima. Al lado de procesiones, se reunió el pueblo de Jauja con orquestas y danzantes que representaban “La Tunantada”.

Una danza que tiene historias intersecadas como es la misma historia de Jauja, desde el Imperio Inca, la llegada de los españoles, la Colonia hasta la actualidad, todo se entremezcla.

El 21 de enero de 2011, el Ministerio de Cultura declaró a la danza de La Tunantada como Patrimonio Cultural de la Nación, al ser una de las más significativas expresiones culturales de la diversidad.

Los personajes que intervienen en la Tunantada son “La chupaquina” o “Huanquita”, que es una mujer indígena casada con español; “El chuto”, personaje danzante, burlesco y satírico que representa el mestizaje; “La huatrila”, que representa al chuto decente. “El tucumano”, que representa al arriero de mulas y comerciante que se desplazaba desde el Perú hasta el virreinato del Río de la Plata y viceversa; “El jamille o curandero de los Andes; “La jaujina”; “La María phishana”; y el “El Auquish”, título que distinguía a los jóvenes de sangre real, y también a los espíritus que rodeaban al “apu” o supremo protector de una comunidad.

Jauja ha sido la primera ciudad fundada por Francisco Pizarro.

La ciudad de Jauja, es la capital actual de la Provincia de Jauja, en la región Junín. Tuvo cuatro fundaciones, en dos lugares distintos, dentro de esta provincia. Las primeras fueron en la ciudad de Sausa, hoy existente dentro de la provincia de Jauja, Junín.

La primera fundación fue durante los últimos años de gobierno del Inca (Pachacutec), allá por los años de 1465, Túpac Inca Yupanqui Hijo del inca dirigió el ejército Inca conquisto Siquillapucara (Tunanmarca) ultima ciudadela xauxa que se resistió al ejercito Inca funda la llacta de Hatun Xauxa que tuvo la categoría de centro administrativo, fue uno de los centros poblados de mayor importancia después del Cusco. Por orden del inca en este lugar se construyeron en la parte alta de este poblado un palacio Real, grandes aposentos para la corte del Inca, la Casa de las Vírgenes del Sol, un templo con adornos de oro dedicado al Dios Sol (Inti), que estaba cubierto de ornamentos de plata y oro y un gran número de silos donde se almacenaba la comida.

La segunda fundación, la primera española, la realizó Francisco Pizarro al llegar a Hatùn Xauxa ordena mover las cenizas de la ciudad donde encuentra el oro y la plata que habían escondido los incas, saquea el templo al Sol y violo el asilo del templo de las vírgenes del sol, tomo como mujeres a muchas a pesar de haber sido agasajado y de regalo le dieron muchas mujeres.

El 4 de octubre de 1533, sin los protocolos que exigía la corona, pues los conquistadores estaban apurados y todos querían llegar al Cusco en busca del oro de los incas (el historiador español León Felipe, en alusión a esta conducta, dice que los españoles adolecían de la fiebre amarilla actitud a la busca del precioso oro). Al proseguir con sus huestes el viaje con dirección al Cusco, dejaron una pequeña guarnición en Hatun Xauxa (Jauja).

La tercer fundación, o segunda fundación española de Xauca o Jauja se realizó al regreso de Francisco Pizarro a la llacta inca de Hatun Xauxa, cuando viene a acompañado de Manco Inca  y con un número importante de servidores, también estaba acompañado por la hija de Huaynacapac “Quispesira” hermana de Huascar y Atahualpa de nobleza inca la misma que posteriormente fue la madre de la primera mestiza nacida en diciembre de 1534 llamada Francisca Pizarro Huaylas y completa la fundación iniciada en octubre.

La fundación fue efectuada por Don Francisco Pizarro el día 25 de Abril de 1534 terminando lo que había empezado en Octubre del año anterior (1533) Pizarro realiza el ceremonial de la fundación en nombre de dios y de los Reyes Católicos de España a nombra a la nueva Ciudad Capital Santafé de Hatun Xauxa. Se hizo el trazado de la ciudad y los solares de acuerdo con el tesorero de su Majestad en estos reinos don Alonso Riquelme, se designó un solar para la iglesia o catedral, que tenía que edificarse para celebrar las misas para difundir la religión católica, dándole el hombre a la iglesia de “Nuestra Señora dela Concepción”, también de designo un solar para el monasterio de la orden de Santo Domingo, en la plaza principal se repartieron solares para los españoles

Fuente: https://www.jaujamiperu.com/

GALERÍA DE FOTOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here