La Inversión Extranjera Directa (IED) en la Alianza del Pacífico. Javier Zuñiga

0
153

La Inversión Extranjera Directa (IED), está referida a la colocación de recursos económicos que realiza cualquier persona, natural o jurídica, en un país del cual no es residente y espera un rendimiento económico a mediano y largo plazo.

La IED en el Perú se ha mantenido constante, de 2.21% en el 2014 ha pasado a 3.20% el 2017. De acuerdo al Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), los flujos de IED disminuyeron en 41% en el primer trimestre del 2018; sin embargo, se recuperaron en el transcurso del año y durante los primeros nueve meses crecieron impulsados principalmente por la reinversión de utilidades de empresas extranjeras en los sectores minero y financiero. La IED creció en un 55% respecto al mismo periodo del 2017, llegando al 4% del PBI, su mejor nivel del último año y medio. Se estima que para el 2019 los flujos de inversión extranjera directa sigan creciendo por las fuertes exportaciones de metales. Jorge Ramos, country manager de Sura, considera que para los inversionistas extranjeros Perú y Chile tienen una estabilidad macroeconómica envidiable, lo que genera un apetito extranjero de invertir en ellos.

La IED de Chile sufrió una disminución desde el 2014, en la cual representaba el 9.11%, ubicándose en 2.32% en el 2017. Entre enero y abril del 2018 alcanzó un nivel histórico, según informó en agosto último el organismo público InvestChile, con cifras del Banco Central de Chile (BCC). Los flujos de inversión extranjera directa crecieron en 655% respecto al mismo periodo del 2017 por las utilidades reinvertidas, participaciones de capital e instrumentos de deuda. Esto muestra la gran confianza que tienen los inversionistas extranjeros por el mercado y por el actual gobierno chileno.

La IED de México, ha mantenido un comportamiento similar en los últimos 4 años analizados. En el 2014 fue de 2.36% y en el 2017 alcanzó un 2.79%. El Comunicado 058/2018, de agosto del 2018, indica que la IED creció en un 14% en el periodo enero-julio del 2018 con respecto al mismo periodo del 2017; sin embargo, en el global del año, los flujos de inversión extranjera directa cayeron en un 19%, debido a reformas fiscales y proteccionistas para incentivar un mercado interno en Estados Unidos. La macroeconomía mexicana es saludable, la deuda pública y los niveles de inflación están controlados, la confianza de los inversionistas extranjeros se ve reflejada en las calificaciones obtenidas por empresas clasificadoras de riesgo. México obtuvo un BBB+ por parte de Standard & Poor’s.

En Colombia la IED en los cuatro años de análisis se ha mantenido de 4.24% en el 2014 al 4.46% en el 2017. En el 2018, no ha obtenido resultados positivos, según el Banco de la República (Banco Central de Colombia), en su informe llamado “La inversión extranjera directa en Colombia cayó 14.1% en el 2018”. Los sectores más afectados fueron petróleo, agricultura y manufactura.

Compartir
Artículo anteriorSeguridad y Medio ambiente en la cooperación Italia – América Latina
Artículo siguienteLa Banca y el Sofisma de la Verdad. Jorge Zavaleta Alegre
Javier Zuniga Quevedo
Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid - España, Maestría en Administración (Universidad Autónoma de Guadalajara – México) y Maestría en Administración Pública (Instituto de Estudios Superiores en Administración Pública en México D.F.). Economista de la Universidad de Lima (1974). Decano de la Facultad de Economía durante 14 años, Director de la Escuela de Post Grado (3 años) y Catedrático Principal de Economía de la Universidad de Lima. Vocal de la Sala Especializada en Protección al Consumidor (agosto 2012 – agosto 2017). Actualmente, Gerente General de Asesoría y Negocios Financieros S.A. – ASFINSA, Director independiente de empresas privadas y Experto en valorizaciones económicas para la determinación del daño emergente, lucro cesante, costo de oportunidad y daño moral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here