BID: Saludos por 60 años (parte final)

0

El futuro inmediato

“No hay duda que los latinoamericanos y los caribeños de hoy vivimos vidas más largas, más sanas y prósperas que las de nuestros abuelos. Pero aún queda mucho por hacer”, afirma el colombiano Luis Alberto Moreno, presidente de la institución financiera desde 2005. 

El BID cuenta ahora con representaciones en los 26 países miembros prestatarios de América Latina y el Caribe, a los que se suman 22 países donantes, entre ellos España, China, Japón y Estados Unidos. El pasado año el organismo aprobó préstamos por valor de más de 14.000 millones de dólares.

Para  subrayar su papel,  en esta  fecha el BID  convocó  a varios  de jefes de Gobierno y líderes económicos regionales, para participar  en  conferencias sobre diversidad y el futuro del desarrollo. “Ha habido transformaciones muy profundas en Latinoamérica y el Caribe en esos 60 años. Y el banco también cambió y acompañó el dinamismo”, explica a la prensa española la vicepresidenta de sectores del BID, Ana María Rodríguez, con experiencia en el Perú. 

Investigaciones recientes  consideran que Latinoamérica debe invertir cerca de 5% de su PIB anual en infraestructura, unos 150.000 millones de dólares adicionales al año, en las próximas tres décadas.

También  fundamenta que  la creciente competitividad global exige que la región respalde un ecosistema empresarial que favorezca la innovación. Actualmente, solo destina un 0,7% de su economía a investigación y desarrollo comparado con la media del 1,7% a nivel global.

En el foro  por los 60 años, también se destacó  que es necesaria “una mayor convergencia regulatoria” en toda América Latina para “favorecer la inversión multipaís” y afianzar la integración regional.


La mujer  y la cultura

En las jornadas estuvieron centradas en cuestiones de desarrollo, con un panel dedicado al empoderamiento femenino con la participación de Michelle Bachelet, expresidenta chilena y actual alta comisaria para Derechos Humanos de la ONU; y otro de sostenibilidad, con la ministra de Energía colombiana, María Fernanda Suárez Londoño, la fundadora de Costa Rica Limpia, Mónica Araya y otras voces.

América Latina y el Caribe podría aumentar su flujo anual de comercio en US$11.000 millones si combinara su mosaico de 33 acuerdos comerciales en un solo bloque comercial, aseguran estudios de esta entidad de propiedad de los Estados.

Otra línea  crucial es la innovación  en una región que invierte en promedio un 0,7 por ciento de su PIB en investigación y desarrollo, frente a un 1,7 por ciento a nivel global. 

Uno de los principales cuellos de botella para el desarrollo de la región es la infraestructura. Para cerrar esta brecha, América y el Caribe necesita invertir un adicional de US$150.000 millones al año durante las tres próximas décadas en todas las áreas, desde las redes de telecomunicación hasta los puertos. Los gobiernos solos no pueden garantizar esos niveles de financiamiento. 

En suma, el 60° aniversario ha motivado una Cumbre Empresarial  sobre innovaciones transformadoras en América Latina y el Caribe como la economía digital y una infraestructura sostenible.  También se comenta  que en el 2013, como referente,  la  Región logró cerca de  124 mil millones de dólares en ingresos y 1,9 millones de puestos de trabajo, como el valor de la creatividad y la cultura como motor del desarrollo en la región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here