El comportamiento del dólar en América Latina

0
112

El dólar estadounidense es la divisa de mayor uso en el mundo. Durante el 2019, el dólar se ha fortalecido internacionalmente, produciéndose una tendencia alcista del tipo de cambio en distintas partes del mundo. Este acontecimiento se puede explicar por la guerra comercial, la guerra de divisas entre Estados Unidos y China y la incertidumbre que hay en el Reino Unido y Europa entorno al Brexit, que está referido a la salida ordenada del Reino Unido de la Unión Europea.

Hay efectos positivos y efectos negativos en relación al dólar. Por el lado negativo Estados Unidos se vuelve menos competitivo, pues al tener un dólar de mayor valor, sus productos se vuelven más caros para el exterior, ello se traduce en menores exportaciones. Un efecto positivo sería que los consumidores estadounidenses podrán adquirir mayor cantidad de bienes importados con la misma suma de dinero al tener un poder adquisitivo mayor. En el caso de China, redujo su tipo de cambio pues posee un tipo de cambio fijo, convirtiéndolo en más competitivo y no verse afectado por los aranceles impuestos por los E.E.U.U.

En Latinoamérica tiene consecuencias diferenciadas. Muchas personas de la región latinoamericana migraron a Estados Unidos en busca de una vida mejor y seguramente envían remesas hacia sus países de origen, quienes reciben este dinero son beneficiados por un tipo de cambio más alto, pues obtienen mayores unidades monetarias de su moneda a cambio de un dólar. El efecto negativo recae en las importaciones, al encarecerse los productos procedentes del exterior y también las deudas en dólares porque requerirían mayores unidades monetarias.

En el mes de agosto, la mayoría de las economías de la región latinoamericana llegaron a su cotización del dólar más alta. Para setiembre, el tipo de cambio ha tenido una pequeña estabilización tras la rebaja de la tasa de interés de referencia de los Estados Unidos. Se espera que al  final del año muchas economías latinas tengan un tipo de cambio más bajo que el actual. La razón es que al tener menores tasas de interés en los Estados Unidos, los dólares migrarían hacia economías emergentes con mayor potencial de generar rentabilidad. Al entrar más dólares en las economías latinoamericanas, el precio del dólar disminuiría como resultado de la oferta y de la demanda.

Compartir
Artículo anteriorEl Salón del Mueble de Milán en Moscú.
Artículo siguienteAbiy Amedh de Etiopía es el Premio Nobel
Javier Zuniga Quevedo
Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid - España, Maestría en Administración (Universidad Autónoma de Guadalajara – México) y Maestría en Administración Pública (Instituto de Estudios Superiores en Administración Pública en México D.F.). Economista de la Universidad de Lima (1974). Decano de la Facultad de Economía durante 14 años, Director de la Escuela de Post Grado (3 años) y Catedrático Principal de Economía de la Universidad de Lima. Vocal de la Sala Especializada en Protección al Consumidor (agosto 2012 – agosto 2017). Actualmente, Gerente General de Asesoría y Negocios Financieros S.A. – ASFINSA, Director independiente de empresas privadas y Experto en valorizaciones económicas para la determinación del daño emergente, lucro cesante, costo de oportunidad y daño moral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here