GOOGLE deberá acatar multa y reglas para continuar en el mercado comunitario

0
1275

El Caso Google estaba ya bajo examen desde hace algunos años, la Comisión acaba de emitir su sentencia bajo las siguientes motivaciones expresadas por la Comisaria para la Competencia, la danesa Margaretha Vestager:

“En primer lugar, concluimos que Google es dominante en los mercados generales de búsqueda en Internet en los 31 países del Área Económica Europea – incluso si Google continúa discutiéndolo.

Hemos demostrado que el motor de búsqueda de Google tiene unas cuotas de mercado muy altas, más del 90% en la mayoría de los países europeos. Este ha sido el caso desde al menos 2008, que es el período que investigamos. Hay grandes barreras de entrada en el mercado: cuanto más consumidores usan un motor de búsqueda, más atractivo se vuelve para los anunciantes. El beneficio generado puede ser utilizado para atraer a más consumidores. Del mismo modo, cuanto más datos tiene un motor de búsqueda, reúne a los consumidores, mejor equipado está para mejorar sus resultados.

En segundo lugar, nuestra decisión encontró que Google ha abusado de este dominio y ha perjudicado gravemente la competencia en los mercados de comparación de compras. Google dio una ventaja ilegal a su servicio de comparación de compras promocionándolo en sus resultados de búsqueda y degradando a sus rivales.

Google ha implementado estas prácticas ilegales en Europa donde ofrece servicios de comparación de compras. Comenzó a partir de 2008 en Alemania y el Reino Unido, seguido por Francia, Italia, los Países Bajos, España, luego la República Checa y finalmente Austria, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Polonia y Suecia. 418 millones de ciudadanos viven en estos 13 países. Así, las prácticas de Google han privado a millones de consumidores europeos de todos los beneficios de la competencia, la elección genuina y la innovación.”

Países con un alto número de consumidores, gran número de empresas, ha permitido a GOOGLE ofrecer servicios que no miraban sólo a beneficiar al consumidor sino más bien a hacer más atractivo su sito y ofrecer en primera línea a sus publicitarios sin tomar en cuenta la real competencia, se podría decir un negocio redondo.

Esto sucedía en la Unión europea, y así es en muchos países latinoamericanos donde las diferentes estructuras de protección al consumidor y tutela de la competencia no velan por la proteccion al ciudadano sino dan el gobierno del mercado a las empresas. Incluso en casos de evidente corrupción, que llegan a ser casos judiciales, dejando en pleno desamparo al ciudadano.

Es interesante notar el buen uso del proceso comunitario o regionalización donde la empresa en caso de resistencia no pierde en un sólo país con 40 millones de consumidores sino pierde en el territorio europeo, en este caso, con 480 millones de consumidores. Las estructuras comunitarias latinoamericanas aún no velan por la ciudadanía, se requiere voluntad política y empuje ciudadano.