En la plenaria de Estrasburgo, el pdte. Juncker llama a la conciencia europea

0
284

Este fin de semana, 13 y 14 de diciembre se realizará la Cumbre Europea, como dijo el presidente Juncker no será o no debería ser una Cumbre ordinaria, sino, más bien, una Cumbre de decisión.

Precisamente, las decisiones son tantas, como la profundización de la Unión Económica y Monetaria, insistió en las propuestas preparadas por la Comisión europea que esperan la decisión del Consejo. Señaló la importancia de “fortalecer el Mecanismo Europeo de Estabilidad” esperando se convierta en la columna vertebral del Fondo Único de Resolución, seguir trabajando en el fortalecimiento del sistema de depósito europeo, asegurando que “los riesgos han disminuido. Los malos préstamos bancarios se han corregido a la baja. No veo ninguna razón real de por qué este problema no se trata de manera activa en el Consejo Europeo y en el Consejo de Ministros Económicos y Financieros. Hay que hacerlo. La unión bancaria debe ser llevada a la perfección” agregando una similitud hacia la  Unión de Mercados de Capitales, para la cual hay 13 sugerencias que esperan ser elegidas e implementadas, señalando “se trata de la credibilidad de toda la zona euro, tenemos que fortalecer lo que nos hace fuertes. Eso significa trabajar en la realización del mercado interno de manera consistente y continua”.

Jean-Claude Juncker

Se refirió al tema “casi eterno, de la migración”, sugirió salir de los debates ideológicos  y decidir, “tenemos que estar de acuerdo en la reforma de nuestro sistema de asilo”, también aquí hay siete propuestas que esperan ser aprobadas.

El último punto, un punto sorpresa “Brexit”, la votación en el Parlamento Británico ha sido suspendida ante una posible, casi segura, no aprobación del acuerdo logrado por la premier May y la Comisión europea. El presidente Juncker ratificó “el acuerdo que hemos logrado es el mejor acuerdo posible. Es el único trato posible. No hay espacio en absoluto para la renegociación….el Acuerdo de Retiro no se volverá a abrir”. El gran problema, como lo señaló, es el respaldo de Irlanda, agregando “Irlanda nunca se quedará sola”.