No se ama lo que no se conoce. Una grata visita a Vetrerie di Empoli: Alcalde Giuseppe Sala

0
158

Las ideas, la comunicación cumplen la primordial función de unir a las personas, hacer conocer y comprender las realidades, en muchos casos “despertar conciencias” y en tantos otros “amar lo que no se conoce”. Es el caso del artículo publicado en el “Corriere della Sera” del 10 de noviembre donde hace conocer una realidad italiana, que se trasluce con claridad en la vía más exclusiva de Milán, Via Monte Napoleone.

Esta via reúne las casas más exclusivas de Italia, grandes marcas que han sustituido las tiendas del artesanado italiano y las otrora boutiques. En medio de un mundo de luces y esplendores surge con gran vitalidad “Vetrerie di Empoli” al mando del Señor Franco Parentini, un alto exponente de la cultura milanesa artesanal que resiste. En realidad, ver desaparecer empresas producto de la creatividad italiana, es lamentable, el proyecto no logró seguir con la descendencia familiar.  Caso que no sucede en la Familia Parentini.

De esto se ocupaba el artículo del “Corriere”, del paso del tiempo, de la calidad, de la resistencia de una familia que sigue trabajando cotidianamente. Su participación en las Ferias más importantes los han hecho conocer en el mundo entero.

El Alcalde de Milán, Giuseppe Sala, leyó el artículo, se interesó por conocer a su dueño, Franco Parentini,  quien, encontrándonos cercanos a la Fiestas navideñas, organizó un pequeño encuentro, al cual Panorámica Latinoamericana fue gentilmente invitada, un honor ser testigos de un reconocimiento a la fidelidad al talento, al trabajo, creer en lo que se hace, ver los resultados. Sobre todo, transmitirlo a sus hijas Ilaria y Ofelia, su esposa que siempre lo acompaña. Además de un equipo de fieles colaboradores.

El Alcalde Giuseppe Sala, visitó esta joyería de la creatividad del vidrio, solo mirar las creaciones produce alegría. Como nos relata Franco Parentini, su padre, Ugo, comenzó a trabajar muy joven en la fábrica de vidrio, en Empoli en 1925, abrió su tienda en Milán en 1938, en la calle Verri posteriormente se transfieren a Monte Napoleone.

En los tiempos en los cuales la gastronomía, la buena comida, un buen vino son tan apreciados para muchos países emergentes, constituye un “must”, acompañarlos con una preciosa vajilla y vasos, además de copas adecuadas, como sostiene Franco Parentini “un buen vino servido en una copa barata es como una hermosa mujer mal vestida “. 

GALERÍA DE FOTOS

Franco Parentini con Giuseppe Sala
Alcalde Giuseppe Sala con la Señora Parentini
Franco Parentini, Isabel Recavarren, Giuseppe Sala
Franco parentini, Giuseppe Sala en animada conversación
Podemos observar uno de los ángulos de esta joyería del vidrio y de la porcelana que es “Vetreria di Empoli”
Compartir
Artículo anteriorEn la plenaria de Estrasburgo, el pdte. Juncker llama a la conciencia europea
Artículo siguienteAttila: un trionfo collettivo alla Prima
Isabel Recavarren
Peruana. Jurista. Periodista. Abogada. Universidad Mayor de San Marcos. Master en Organismos Regionales e Internacionales de Desarrollo, Universidad de Piura. Master en Derecho y Economía de la Unión Europea-Universidad Statale di Milano. Doctor de Investigación en Derecho Internacional de la Economía-Universidad Luigi Bocconi. Fundadora: CEFIAL-UE y Panorámica Latinoamericana. Fundadora y Coordinadora del Foro Euro-Latinoamericano de la Mujer. Miembro de la Consulta Femenina Permanente del Consejo Pontificio de la Cultura del Vaticano. Lema: El conocimiento genera desarrollo. Las personas con conocimiento constituyen el mejor recurso de una Nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here