El Comité Especial sobre el Terrorismo invitó a Jean-Charles Brisard

0
139

El reciente constituido Comité Especial sobre el Terrorismo del Parlamento europeo, presidido por la diputada Nathalie Griesbeck, invitó a Jean-Charles Brisard, uno de los más importantes experto en terrorismo, él realizó un estudio  sobre la red financiera de la organización Bin Laden, del título “El entorno económico de Osama Bin Laden”, publicado por la Asamblea nacional francesa en 2001, antes de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Experto en financiamiento del terrorismo y lavado de dinero en Francia, Suiza, el Reino Unido y los Estados Unidos.

En este oportunidad, en la sede de Bruselas del Parlamento europeo, explicó el terrorismo actual que no obstante haber sufrido la reducción territorial del Estado Islámico no ha reducido la amenaza, se ha desorganizado su aparato de propaganda pero no ha sido eliminado. En el año 2017 se realizaron 67 accidentes terroristas, hubieron 40 proyectos desmantelados, la mitad de los atentados desmantelados tenían como objetivo Francia, Reino Unido, Alemania.

Francia ha sido el país más afectado, los ataques terroristas han causado 72 muertos y más de 300 heridos. Sin embargo, la amenaza se mantiene, la mitad de los atentados realizados han sido contra las fuerzas de seguridad, un tercio de los mismos han utilizado armas blancas; otro tercio ha utilizado bombas caceras, mas del 50% de los atentados han sido realizados por jóvenes con la nacionalidad del país con origen siria o iraní, así como por personas desconocidas.

Su actuar no cuenta con una regia, el 45% de los atentados fueron inspirados por el autor, no se ha encontrado relación entre todos los atentados. El gran riesgo es pensar que el terrorismo ha sido desterrado, se ha constatado que tienen filiales en todo el mundo, el Estado Islámico ha pasado de ser, de un grupo terrorista a una red  mundial.

Desde 2016 los líderes que estaban en Irak han creado unidades operativas en África y en otros lugares que han tendido incidencia en los atentados contra Francia. Existen grupos en Siria, Irak o Libia. La financiación se realiza por transferencia de fondos entre Siria, Irak y filiales en Libia. Tienen, incluso, una  publicación.

Se espera una fragmentación o una globalización del terrorismo. Cada simpatizante es una amenaza, no se cuenta con un perfil definido, ni se conoce el modus operandi, incluso no siguen una lógica de grupo, los operadores y las organizaciones terroristas son amateur.

El Estado Islámico es la continuación de Al Qaeda, el Califa, ahora, es virtual, es así como moviliza a sus simpatizantes, enseña a fabricar explosivos, les inspira  a pasar  a la acción diversificada y a adaptarse.

En Francia, se encuentra veinte mil. Se debe tener en cuenta que el 60% de las personas que han atacado este país eran desconocidos, mas del 50% de los condenados desde 2004 no estaban fichados, no eran conocidos para la policía.

Además, el retorno de los combatientes ha alimentado el miedo, sin embargo, en el 2017 se han registrado 17 retornos, en Bélgica y en Alemania, eran mujeres y niños, muchos mueren en territorio islámico.

Otros jihadistas reivindican ser juzgados en su país de origen, solicitan una repatriación con la esperanza de recibir clemencia, los retornos son una amenaza exterior. En Europa de los retornados el 70% está detenido, y el 64% de los que han vuelto ya han sido condenados, no obstante, para el 2020 habrán purgado sus condenas, han sido condenados en promedio a 7 años. Se está considerando hacerles un seguimiento administrativo y judicial post-condena, a fin de evitar que puedan convertirse en una amenaza en nuestro territorio. Es necesario tener en consideración, que los veteranos del día de mañana, pueden contribuir a que otros vengan a cumplir ataques.

Por otro lado, las redes sociales contribuyen al uso operativo que hacen los terroristas, para la preparación y ejecución de ataques, por medio de los mensajes criptados.

Un elemento de tomar en consideración en el territorio europeo es que “no todos vemos el peligro de la misma manera” aunado a una lentitud para tomar decisiones, se requieren respuestas políticas, EUROPOL, EUROJUS son facilitadores. 

Se requiere más participación de lo local, existen proyectos interesantes en Gran Bretaña, en Alemania, pero se refieren sólo al aspecto social-educativo, en cambio, sostiene Jean-Charles Brisard,  “debe movilizarse todo el tejido social, se necesita que haya referentes, hacer que la información fluya, estar en el terreno recuperando captadores”.

Señaló que en la UE existe control en la venta de productos precursores de explosivos, la legislación europea dice que quien va a comparar un producto de este tipo deberá dejar sus datos en un registro. Sin embargo, señala Brisard, no funciona en el mundo virtual, en internet no hay registro. Esto porque el legislador piensa con su lógica propia, desconectada de la realidad.”

Finalmente, con relación a la admisión de la solicitud de asilo, acerca del destino que cumple quien ha sido rechazado, cuando algunos se quedan y se radicalizan, ante esta situación señaló que “cada país europeo tiene su propia política, no existe una política común, ellos han utilizado la oportunidad que se les presenta ante una falla de control de las fronteras, para hacer entrar combatientes con experiencia, que aunque estaban bajo control, entraron con documentos falsos, nuestro sistema de defensa no funcionó bien.”

Jean-Charles Brisard
Jean-Charles Brisard
Diputada Nathalie Griesbeck

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here