Día de la Mujer Shirin Ebadi y Samantha Cristoforetti

0
267

En conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la Premio Nobel de la Paz iraní Shirin Ebadi y la astronauta italiana Samantha Cristoforetti intervinieron ante el pleno del PE.

En nombre de los grupos políticos, varias eurodiputadas rindieron homenaje a las heroínas que sirven de inspiración a las generaciones más jóvenes: a las madres trabajadoras que cuidan de sus familias, a las afectadas por la violencia de género, a las refugiadas que huyen de la guerra, a las escolares en peligro y a las mujeres que ayudan a otras mujeres a luchar por su derecho a un aborto seguro. Varias aludieron al caso de la activista Justyna Wydrzynska, condenada ayer a ocho meses de servicio comunitario en Polonia por ayudar a una mujer a acceder a un aborto y pidieron que se añada el derecho al aborto a la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE. También reiteraron que las mujeres fuera de Europa que necesitan nuestra solidaridad no deben caer en el olvido.

La presidenta del PE, Roberta Metsola, dijo que el Día Internacional de la Mujer no es solo un momento para reconocer los logros de las mujeres y las niñas en todo el mundo. También debería ser una llamada a la acción para fortalecer la igualdad de género en todas las esferas de nuestra sociedad. Presentándolo como una invitación para que las sociedades progresen, la presidenta Metsola dijo: «Ha llegado el momento de que la Unión Europea dé ejemplo: estableciendo normas comunes para penalizar la violencia contra las mujeres, mejorando el acceso a la justicia y ratificando el Convenio de Estambul antes del final de este mandato». El discurso completo de la presidenta Metsola está disponible en este enlace.

La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, elogió a todas las valientes mujeres iraníes que luchan por su «libertad para mostrar su cabello o cubrirlo, estudiar, trabajar, amar sin pedir permiso a nadie» y que inspiran a las mujeres de todo el mundo. Hizo hincapié en la enorme cantidad de trabajo que aún hace falta para proteger a las mujeres y recordó su compromiso de sacar adelante la primera ley de la UE sobre la lucha contra la violencia contra las mujeres. Mostró agradeceimiento a todas las personas que ejercen de referentes y muestran a los niños y niñas que pueden ser lo que deseen, y concluyó diciendo: «Es hora de un mundo de igualdad y oportunidades justas, no solo para las niñas sino para todos».

En su discurso, la Comandante Cristoforetti destacó que el espacio es un elemento esencial de la vida cotidiana, utilizado para servicios esenciales como vigilancia medioambiental, respuesta a desastres y transacciones financieras. Recordó que ella fue la primera mujer europea comandante de la Estación Espacial Internacional «pero ciertamente no será la última», señalando que el año pasado, la Agencia Espacial Europea seleccionó una nueva promoción de astronautas de carrera y reserva, de los cuales más de la mitad son mujeres. La capacidad de enviar humanos al espacio nos confirma que podemos enfrentar desafíos difíciles. «Si podemos enviar humanos al espacio, no hay nada que no podamos hacer, ¿verdad?», dijo. Animó a elevar la ambición europea, al señalar tras viajar al espacio dos veces, en vehículos rusos y estadounidenses, «ahora sueño un día con ver a astronautas hacerlo en uno europeo».

La doctora Shirin Ebadi pidió a los eurodiputados que no den la espalda a las protestas en Irán, provocadas por el asesinato de la joven Mahsa Amini, en las que más de 550 personas perdieron la vida y más de 20.000 fueron arrestadas. Ebadi describió la grave situación de periodistas, abogadas, escritoras, artistas, activistas extranjeros y jóvenes escolares encarceladas, así como la ausencia de un sistema de justicia independiente y funcional. Reiteró las demandas de los manifestantes de un cambio de régimen bajo el lema «Mujer, vida, libertad». Instó a las democracias a no permanecer indiferentes a las violaciones de los derechos humanos en el país y a designar al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica como un grupo terrorista. Aseguró a los europeos que si la democracia prevalece en Irán, no solo se reducirá el número de refugiados que huyen, sino que los iraníes podrán reconstruir su país, trayendo paz y calma a la región.