Semana de África-UE

0

La Semana de África, organizada por el grupo de S&D [diputados socialistas y demócratas del Parlamento Europeo] tuvieron como invitado especial al AR/VP Josep Borrell, quien señaló que  “África ocupa un lugar destacado” en la agenda europea.

“Es un gran honor para mí compartir esta sesión de alto nivel con el Dr. [Denis] Mukwege, ganador del Premio Sájarov y Premio Nobel de la Paz. Sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra en los conflictos armados, su dedicación a las víctimas de la violencia sexual y su lucha contra la impunidad por tales crímenes son muy inspiradores para todos nosotros.

“El futuro de nuestra asociación es importante y es algo que realmente podemos moldear juntos mediante elecciones comunes. Se acabó el tiempo en el que dijimos “Tenemos una estrategia para África”, ahora decimos “compartimos una estrategia común, la africana y la europea, todos juntos”.

Manifestó su preocupación “por las consecuencias de la pandemia en África, y en Europa, pero en África las consecuencias económicas serán mayores que las consecuencias para la salud en sí mismas. Las limitaciones a la movilidad, las limitaciones a las actividades económicas y las dificultades para el transporte de mercancías producirán lamentablemente más sufrimiento y más víctimas que la propia enfermedad. Y las consecuencias económicas de la pandemia serán duraderas.

Tenemos que reforzar nuestra capacidad de trabajar juntos para superar esta crisis. Para empezar, tenemos que hablar de alivio de la deuda y no solo de congelar los pagos de la deuda. Tenemos que ir más allá y hay que acordarlo. Esto requerirá la movilización internacional, incluida China, para desempeñar un papel pleno a nivel de la comunidad internacional. En África, tenemos la paradoja de que 6 de cada 10 de los países de crecimiento más rápido, las economías más dinámicas son economías africanas, pero al mismo tiempo, 36 países más vulnerables también se encuentran en África. Es un continente muy heterogéneo. Y todos los países se verán afectados, pero para la mayoría, si no otorgamos alivio de la deuda, y me refiero a mucho más que congelar los pagos, entraremos en una crisis de deuda externa, y esto no nos lo podemos permitir. Por eso pedimos a la Unión Europea que realice un esfuerzo internacional de alivio de la deuda de los países más vulnerables.”

Se refirió a dos puntos:

“Primero, en el mundo en general hay una batalla de narrativas y sistemas socioeconómicos que luchan entre sí para mostrar a la gente quién es el más eficiente, quién es el mejor para poder enfrentar los desafíos del siglo XXI. Y una gran pregunta estratégica es: ¿qué modelo futuro de sociedad elegirá África? ¿Uno basado en el desarrollo sostenible, la solidaridad y los derechos humanos o un modelo más autoritario? Y al respecto, hay una gran batalla de narrativas, tratando de presentar estos sistemas rivales como el mejor y “mira, por eso estoy luchando contra esta pandemia” cada uno reclamará.

Y segundo, el multilateralismo está en crisis. Vemos una tendencia creciente de países que juegan a la política de poder. Porque la alternativa al multilateralismo es simplemente la regla del más fuerte. Política de poder, “soy el más fuerte e impongo mis reglas”. Los africanos y los europeos tienen un enorme interés compartido en proteger el orden internacional basado en reglas. Sé que esta no es una expresión muy sexy, “orden internacional basado en reglas”. “América primero” o “devuélvame el control” se ve mejor, más conmovedor para la gente. Pero son mensajes nulos. Orden internacional basado en reglas y evitar la deriva hacia “el poder hace lo correcto”. El poder hace la ley. “Soy poderoso, impongo mi visión del mundo”.

Europa y África tienen más del 40% de los miembros de las Naciones Unidas. Nuestro peso colectivo es real y puede cambiar el curso de acción a nivel mundial.”