BCE: Programa de compra de emergencia pandémica (PEPP) de 750 mil millones de euros

0

Un cambio notable de parte del Banco Central Europeo (BCE), el miércoles 18 de marzo anunció un rescate masivo con el objeto de calmar los mercados. Después de una larga reunión de emergencia de su junta de gobernadores, decidió llevar a cabo una recompra de acciones por 750 mil millones de euros. Esto es seis veces más que el anuncio del jueves 12 de marzo, el jueves negro italiano, que no fue bien recibido por los inversores.

Es más, Christine Lagarde, presidenta del BCE,  declaró explícitamente: “Estos tiempos extraordinarios requieren una acción extraordinaria. No hay límites para nuestro apoyo al euro”.

El Consejo de Gobierno decidió lo siguiente:
(1) Lanzar un nuevo programa de compra de activos temporales de valores del sector público y privado para contrarrestar los graves riesgos para el mecanismo de transmisión de la política monetaria y las perspectivas para la zona del euro planteadas por el brote y la difusión del coronavirus, COVID-19.

Este nuevo Programa de compra de emergencia pandémica (PEPP) tendrá una dotación total de € 750 mil millones. Las compras se llevarán a cabo hasta finales de 2020 e incluirán todas las categorías de activos elegibles bajo el programa de compra de activos (APP) existente.

Para las compras de valores del sector público, la asignación de referencia en todas las jurisdicciones seguirá siendo la clave de capital de los bancos centrales nacionales. Al mismo tiempo, las compras bajo el nuevo PEPP se realizarán de manera flexible. Esto permite fluctuaciones en la distribución de los flujos de compra a lo largo del tiempo, entre las clases de activos y entre las jurisdicciones.

Se otorgará una exención de los requisitos de elegibilidad para los valores emitidos por el gobierno griego para compras bajo PEPP.

El Consejo de Gobierno terminará las compras de activos netos bajo PEPP una vez que juzgue que la fase de crisis del coronavirus Covid-19 ha terminado, pero en cualquier caso no antes de fin de año.

(2) Ampliar el rango de activos elegibles bajo el programa de compras del sector corporativo (CSPP) a papeles comerciales no financieros, haciendo que todos los papeles comerciales de suficiente calidad crediticia sean elegibles para la compra bajo CSPP.

(3) Facilitar los estándares de garantía ajustando los principales parámetros de riesgo del marco de garantía. En particular, ampliaremos el alcance de las Reclamaciones de crédito adicionales (ACC) para incluir reclamaciones relacionadas con la financiación del sector corporativo. Esto garantizará que las contrapartes puedan continuar haciendo un uso completo de las operaciones de refinanciación del Eurosistema.

El Consejo de Gobierno del BCE se compromete a desempeñar su papel de apoyo a todos los ciudadanos de la zona del euro en este momento extremadamente desafiante. Con ese fin, el BCE se asegurará de que todos los sectores de la economía puedan beneficiarse de condiciones financieras favorables que les permitan absorber este shock. Esto se aplica igualmente a las familias, empresas, bancos y gobiernos.

El Consejo de Gobierno hará todo lo necesario dentro de su mandato. El Consejo de Gobierno está totalmente preparado para aumentar el tamaño de sus programas de compra de activos y ajustar su composición, tanto como sea necesario y durante el tiempo que sea necesario. Explorará todas las opciones y todas las contingencias para apoyar a la economía a través de este shock.

En la medida en que algunos límites autoimpuestos puedan obstaculizar las acciones que el BCE debe tomar para cumplir su mandato, el Consejo de Gobierno considerará revisarlos en la medida necesaria para que su acción sea proporcional a los riesgos que enfrentamos. El BCE no tolerará ningún riesgo para la transmisión fluida de su política monetaria en todas las jurisdicciones de la zona del euro.

 

The Governing Council decided the following:

(1) To launch a new temporary asset purchase programme of private and public sector securities to counter the serious risks to the monetary policy transmission mechanism and the outlook for the euro area posed by the outbreak and escalating diffusion of the coronavirus, COVID-19.

This new Pandemic Emergency Purchase Programme (PEPP) will have an overall envelope of €750 billion. Purchases will be conducted until the end of 2020 and will include all the asset categories eligible under the existing asset purchase programme (APP).

For the purchases of public sector securities, the benchmark allocation across jurisdictions will continue to be the capital key of the national central banks. At the same time, purchases under the new PEPP will be conducted in a flexible manner. This allows for fluctuations in the distribution of purchase flows over time, across asset classes and among jurisdictions.

A waiver of the eligibility requirements for securities issued by the Greek government will be granted for purchases under PEPP.

The Governing Council will terminate net asset purchases under PEPP once it judges that the coronavirus Covid-19 crisis phase is over, but in any case not before the end of the year.

(2) To expand the range of eligible assets under the corporate sector purchase programme (CSPP) to non-financial commercial paper, making all commercial papers of sufficient credit quality eligible for purchase under CSPP.

(3) To ease the collateral standards by adjusting the main risk parameters of the collateral framework. In particular, we will expand the scope of Additional Credit Claims (ACC) to include claims related to the financing of the corporate sector. This will ensure that counterparties can continue to make full use of the Eurosystem’s refinancing operations.

The Governing Council of the ECB is committed to playing its role in supporting all citizens of the euro area through this extremely challenging time. To that end, the ECB will ensure that all sectors of the economy can benefit from supportive financing conditions that enable them to absorb this shock. This applies equally to families, firms, banks and governments.

The Governing Council will do everything necessary within its mandate. The Governing Council is fully prepared to increase the size of its asset purchase programmes and adjust their composition, by as much as necessary and for as long as needed. It will explore all options and all contingencies to support the economy through this shock.

To the extent that some self-imposed limits might hamper action that the ECB is required to take in order to fulfil its mandate, the Governing Council will consider revising them to the extent necessary to make its action proportionate to the risks that we face. The ECB will not tolerate any risks to the smooth transmission of its monetary policy in all jurisdictions of the euro area.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here