IA nueva frontera de la UE

0

La revolución de la inteligencia artificial tiene el poder de transformar nuestras sociedades. El Parlamento Europeo quiere que la UE lidere el camino, al tiempo que garantiza que los derechos y los medios de vida de las personas estén adecuadamente protegidos.

Esa fue la principal conclusión alcanzada en el marco del taller de alto nivel organizado por el Panel para el Futuro de la Ciencia y la Tecnología (STOA) el 29 de enero de 2020 en el Parlamento Europeo en Bruselas. El primer evento STOA para este período parlamentario (2019-2024) al cual participaron miembros del Parlamento Europeo, líderes de la Comisión Europea, expertos académicos y representantes de organizaciones internacionales que debatieron sobre cómo lograr el equilibrio correcto en IA así como aprovechar los numerosos beneficios que puede aportar su poder transformador, teniendo en cuenta la necesidad de mitigar una serie de riesgos potenciales, desde obstaculizar los derechos fundamentales de las personas, como la privacidad o la no discriminación, hasta socavar los valores europeos como la democracia. dignidad humana y el derecho de reunión.

El evento resultó ser una ocasión oportuna para debatir cómo Europa podría maximizar los beneficios y abordar los desafíos de la IA de forma centrada en el ser humano, solo unos días antes de la publicación de los planes legislativos de la Comisión Europea sobre IA en forma de Libro Blanco del 19 de febrero de 2020. La confianza y la seguridad de los ciudadanos de la UE serán el centro de la estrategia de la UE. Hubo consenso de que la IA plantea una amplia gama de nuevos riesgos que deben abordarse de manera proactiva y gradual, establecer las salvaguardas y normas necesarias para garantizar que los ciudadanos europeos sigan protegidos. Los panelistas también acordaron que la regulación de la IA debe llevarse a cabo sobre la base de un enfoque exhaustivo de evaluación de riesgos  y una posible adaptación, del marco regulatorio de la UE dentro de límites éticos claramente definidos.

El evento fue inaugurado por la presidenta de STOA y moderadora del evento, Eva Kaili (S&D, Grecia), quien argumentó que el desarrollo de la IA es un campo de batalla entre aquellos a favor de un control regulatorio transnacional de sus aplicaciones y aquellos que apoyan el proteccionismo digital y soluciones localizadas para su gobernanza. Su pregunta inicial sobre cómo lograr la soberanía digital sin proteccionismo sentó las bases para una dinámica discusión entre los miembros y la oradora principal, Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea para “una Europa adecuada para la era digital”. El programa de trabajo de la Comisión para 2020 contiene una serie de iniciativas legislativas en el campo de la IA con el objetivo de establecer los términos para el mejor uso posible del potencial de los datos digitales y el desarrollo y la captación de inteligencia artificial que respete nuestros valores y derechos fundamentales europeos. Hablando directamente después del anuncio del programa de trabajo, Vestager destacó que la IA positiva, confiable y centrada en el ser humano depende de dos ecosistemas, uno de confianza y otro de excelencia, para que la UE obtenga beneficios mientras protege nuestras libertades y valores. En un discurso que llamó la atención, Vestager enfatizó la necesidad de asegurarse de que el despliegue de la IA respeta todos los valores de la UE de una sociedad abierta y libre, al fortalecer el compromiso de las partes interesadas y mejorar la transparencia y la explicabilidad de la toma de decisiones algorítmicas. Argumentó a favor de un enfoque regulador cauteloso cuando se trata de aplicaciones de IA de alto riesgo, especialmente en los ámbitos de la asistencia sanitaria y el transporte, y señaló que los esfuerzos de la Comisión también deberían centrarse en mejorar la transparencia sobre las capacidades, pero también las limitaciones, de los Sistemas de inteligencias artificiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here