Josep Borrell en la Estrategia sobre Asia Central en Alemania

0

Ha sido  iniciativa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania organizar la Conferencia a la cual asistieron representantes de Asia Central y Afganistán. Alemania fue la inspiradora de la primera Estrategia de la UE sobre Asia Central en 2007. El 2019, la UE adoptó una nueva Estrategia sobre Asia Central, haciendo hincapié en la dinámica positiva en la región y las Nuevas oportunidades de cooperación.

“La UE ve a la región como un socio que mira tanto al Este como al Oeste, no como un gran tablero de ajedrez para un nuevo Gran Juego como los que se jugaron en la historia. Los asiáticos centrales quieren diversificar sus opciones diplomáticas y tener un fuerte compromiso con nosotros, la Unión Europea, para equilibrar la ecuación regional” señaló en su intervención el AR/VP Borrell.

Han identificado un “enorme es el potencial para una mayor cooperación regional” confirmando el resultado de la segunda cumbre de líderes de Asia Central en Tashkent.

Para Borrell, ahora aquí viene “el cambio climático, que se erige como una de las áreas más necesitadas de acción colectiva urgente”, en Asia Central y en otros lugares también.

Como señala el AR/VP, el mundo entero ve los efectos del cambio climático: bosques ardiendo de América a Australia; desiertos avanzando por África y Asia; el aumento del nivel del mar amenaza las ciudades europeas, así como las islas del Pacífico. “Hay una crisis climática y debemos abordarla. A pesar del hecho de que algunos líderes mundiales insisten en negarlo. Es una amenaza real para la humanidad”.

A pesar de la intención europea de convertirse en el primer continente neutral para el clima para 2050, gracias al “Acuerdo Verde Europeo” también entendido como “Voluntad Verde Europea”, donde se requiere “una transformación total de la sociedad, del transporte a los impuestos, de la agricultura a la industria y la infraestructura” no será suficiente la voluntad europea, como lo señaló Borrel “hoy representamos solo el 9% de las emisiones globales de CO2, y esta proporción está disminuyendo. Mientras que los países del G20 no pertenecientes a la UE representan el 70% de las emisiones, y su número está aumentando. Entonces necesitamos acción colectiva”.

Incluso si, por algún milagro,  los europeos pudieran cancelar todas sus emisiones, representan el 9%, quedaría el 91% y el cambio climático seguiría siendo un gran problema por resolver. “Esta es la razón por la cual la acción climática diplomática a nivel mundial es la prioridad clave para la política exterior general de los Estados miembros de la Unión Europea y la propia Unión Europea”.

La semana pasada, señaló, adoptamos Conclusiones sobre la diplomacia climática de la UE. Y vamos a dar una gran prioridad a trabajar con aquellos que representan las mayores emisiones, y con los países más vulnerables, y muchos de ellos se encuentran en Asia Central.

En Asia Central los efectos del cambio climático son evidentes, la temperatura ha aumentado, las sequías y la escasez de agua han perturbado su ecosistema. “La degradación de la tierra por sí sola tiene un costo estimado de alrededor de $ 6 mil millones al año, según el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas”.

La reducción del mar de Aral es una ilustración espectacular de este fenómeno. Esto no es “solo” un problema ambiental, es una catástrofe para las personas que viven en sus antiguas costas. En “Asia Central y en otros lugares, el cambio climático es un multiplicador de riesgos que amenaza a la región en su conjunto”.

Mar de Aral

El programa en respuesta a estos problemas se han canalizado en la Plataforma UE-Asia Central para la Cooperación Ambiental y del Agua, con diez años en su haber, pronto se celebrará la novena reunión del Grupo de trabajo UE-Asia central sobre medio ambiente y cambio climático. El Programa de Agua y Energía de Asia Central,  es un Fondo Fiduciario de Donantes Múltiples, hacen parte Suiza y el Reino Unido, es administrado por el Banco Mundial. Dentro de poco hará parte Afganistán como país beneficiario, alrededor del 90% de los sistemas de agua de Afganistán son de naturaleza transfronteriza. “Esos recursos hídricos deben gestionarse de manera cooperativa entre Afganistán y sus vecinos”, señaló el AR/VP Borrell.

El cambio climático es un desafío geopolítico. Nos afecta a todos, afecta nuestra seguridad. “Asia central es una de las regiones más vulnerables del mundo”.

“Si tomamos medidas decisivas ahora, podemos evitar desastres predecibles y pronosticados en nuestro camino. Necesitamos intensificar soluciones colaborativas basadas en la ciencia en toda la región”, concluyó Borrell.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here