Cuándo el Universo te escucha

0
281

El 25 de julio, exactamente, a dos meses de las elecciones, se reunieron con la Prensa Extranjera los partidos políticos Azione con Carlo Calenda y Più Europa con Emma Bonino. No han pasado cinco días y vuelve, pero está vez, sólo Azione con Carlo Calenda y dos políticas con experiencia de gobierno, que eran, para Forza Italia de Berlusconi, dos brillantes, además de ser miembros del partido desde su origen, han ocupado cargos ministeriales: Maria Stella Gelmini y Mara Carfagna. Ahora, ambas han oficializado su renuncia a FI, con una consideración clara y neta, “se puede tener divergencias en ideas, proyectos, pero, no en valores”.

El hecho que Berlusconi y Salvini, hayan acompañado la hazaña de Conte: haber hecho caer el gobierno de Mario Draghi, seis meses antes de su finalización natural, haber impedido completar el programa de Italia, impedido realizar disposiciones que predispongan la llegada de los fondos de la Comunidad Europea para el relance de Italia, no les será fácilmente perdonado, tampoco por la ciudadanía.

Cada día se entiende las razones, la valla que estaba dejando Mario Draghi: era alta, usaba la razón, era inflexible sobre el presupuesto, no cedía a alguna sombra de populismo. En la hazaña de Conte, Salvini involucró a Berlusconi, ambos se embarcaron en un gran error.

La incorporación de Gelmini y Carfagna en Azione, para Calenda, es un reconocimiento a su figura, que él está construyendo lentamente. Cuando fue ministro de Desarrollo Económico, el contenido acompañaba sus acciones. Luego, ha sido neto en no entrar en juegos “do ut des” que podrían dañar su imagen, como ser candidato a la alcaldía de Roma apoyado por el Partido Democrático ¿por qué?, por la alianza de este partido con 5* de Conte, precisamente con el profesor populista, el “abogado del pueblo”, el “descamisado de la tercera hora”. La marca de Calenda quiere ser la coherencia, algo difícil en política.

Cuando se supo de las renuncias a FI, Calenda se dejó escapar “Ojalá vengan con nosotros”, el Universo lo escuchó, han pasado cinco días y Calenda, a pesar del calor, se muestra vital, seguro y explica, el “bipolarismo convertido en bipopulismo, han llevado al declino el país”, es necesario realizar un trabajo común entre los social democráticos, liberales y populares, “es cuánto sucede en Europa, los grandes partidos han rechazado a los extremistas”.

En cambio, en Italia, en esta legislatura, “los socialistas se han aliado con lo populistas, han mandado a casa a Draghi, el italiano más ilustre”. Considera que Italia, nunca se ha encontrado en una situación de tanto peligro, la victoria de la derecha populista filo-putiniana llevaría a Italia fuera de las grandes naciones europeas, para acompañarse de la Hungría de Orban, dejando de contar, Italia, en importancia.

Al agradecer a María Stella y Mara, manifestó la convicción en dejar en herencia a Italia un partido atlantista, moderno, asegurando “esta derecha no vencerá, no hay alguna posibilidad que un italiano caiga en la trampa de un vórtice de ataques, agresividad, de ser socio de Orban, nuestras decisiones serán por el interés nacional”.

¿Es tan simple el camino para un nuevo partido que cuenta en proyecciones con el 6%? Según Calenda, tiene más porcentaje. Si decidiera correr solo, dando vida al centro, siendo coherente, para ganar, realmente, debería superar los dos dígitos.

Sus votos ¿de dónde vendrían?
La campaña ya inició para las dos miembros de Azione, dan carburante para el hundimiento de Lega y Forza Italia. Gelmini habla de respeto a los italianos que la han votado, proporciona detalles sobre el fuerte vínculo de Berlusconi con Putin, que impidió declaraciones netas sobre la dirección política de la UE a favor de Ucrania, asimismo, destacó la ausencia de comentarios favorables ante la adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN. Por ello, está con Azione, un partido europeísta, atlantista, transparente.

Carfagna, exalta la figura de Draghi y recalca cuánto Italia haya perdido por no haber completado el excelente trabajo que se estaba realizando, el crecimiento del PIB al 6%, las tramas con Rusia y China, ella, quien fuera ministra del Sur de Italia, encuentra incompatible la visión de Orban con Italia y la “pureza de la raza”.

Concluye Calenda, asegurándonos “Italia volverá a ser un país serio”, una vez en el gobierno, nos dice, seguirán el método de trabajo Draghi, no su programa, pues ellos, ya tiene su propio programa.
¿Qué el Universo lo escuche?

Foto: de izquierda a derecha: Maria Stella Gelmini, Carlo Calenda, Mara Carfagna.