El Café de Colombia …… en Italia

0
291

Un país ha logrado asimilar su nombre a un producto, es Colombia y el producto es el Café.

Desde 1927 los cafeteros colombianos constituyeron la Federación Nacional de cafeteros de Colombia, entidad que los representa a nivel nacional e internacional. La integran más de 540 mil familias cafeteras. Sin embargo, el mercado internacional, el modo de hacer negocios cafeteros está cambiando, el café está cambiando.

En la reciente HostMilano, el stand de Café de Colombia expuso las 22 regiones productoras de café, un café con características diferentes, muchos de ellos hacen parte de los denominados “Café Especiales”, una categoría que permite salir del rango de precio internacional. El café colombiano es 100% arábico lavado, tiene Denominación de Origen, Marca de Certificación o Indicación Geográfica Protegida en decenas de países.

Encontramos a Carolina Castañeda, Directora-Europa de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, reflexionamos con ella sobre la pérdida de origen del café una vez que ingresa al mercado italiano donde es tostado, convirtiéndose  en “Café italiano”.

Nos explica que la actual crisis mundial ha afectado la caficultura de Colombia, así como también a aquellos países que producen café de alta calidad por ser intensivos en costos, dando apertura a la producción masiva de café de menor precio, por lo tanto, lo que se sacrifica es la calidad. Una de las razones por las que se crea el café expreso, ella recuerda, fue la búsqueda de la extracción más pura del café ante la escasez. Esta crisis también se explica ahora por la selección de café con menores precios. La producción de robusta ha aumentado considerablemente, tenemos el caso de Vietnam, país que ha desarrollado enormemente dicha producción gracias a un proyecto, luego de la conocida guerra de Vietnam, promovido por las Naciones Unidas. Hoy un café arábico colombiano puede costar el doble de un café robusta de Vietnam. Tenemos, entonces, que muchos tostadores sensibles al precio, eligen el café de menor precio, sin embargo, la contradicción se evidencia cuando observamos, en esta misma Feria HostMilano, las máquinas de Bar que pueden llegar a costar hasta 25,000 euros, pero buscan el ahorro en el café, por un café no pagas más de 1 euro.

Esta situación, Carolina Castañeda, la asemeja a la compra de un horno muy bien equipado donde pones a cocinar una carne de muy baja calidad. Por ello, el amargo del café robusta, se promocionó como una característica de “mayor carácter” en la taza, cuando, losCafés Especiales”, precisamente, se destacan por poseer otros elementos que son las características propias del café arábica.

Por ello la Federación de Cafeteros de Colombia lideró un Foro Mundial de Productores de Café, iniciado hace dos años en Medellín y este año se realizó en Campiñas. Un Foro, como respaldo de los países productores, tiene el objetivo de promover la sostenibilidad económica, no obstante la sostenibilidad ambiental y la social sean claves, si un caficultor  no tiene cómo alimentar a su familia, no va a poder invertir en su Finca. Mirando hacia Europa, la crisis migratoria africana, tiene su origen en gran parte en la crisis de la producción de café. Asimismo, la crisis migratoria que afecta a los Estados Unidos, causada por ciudadanos de Honduras, Nicaragua y El Salvador tiene el mismo origen, no tienen precio remunerativo para su café. Por ello emigran.

Sobre la internacionalización del Café de Colombia realizada por la Federación, si los Cafés  se distinguen de acuerdo a sus regiones ¿cuántas marcas han logrado crear?

Hay muchísimas marcas que están en plena internacionalización. Por la calidad del café de Colombia, es mejor tostarlo en origen para darle el valor agregado, tenemos “Amor Perfecto”,  “La Morelia”, “Reuniones”, “Nariño” y muchas asociaciones, como Juan Valdéz Café, que tiene más de 400 tiendas alrededor del mundo. Hemos organizado reuniones con supermercados también aquí en Italia para vender el café ya tostado. Hay que considerar que el mercado italiano es muy orgulloso de su tecnología de tostado, por ello, la respuesta ha sido que por ahora quieren seguir vendiendo el café que sea tostado aquí en Italia. Pero, nosotros no dejaremos de insistir. Lo que hemos identificado es que debe ser una estrategia a través de toda la cadena de suministro, esto es, que el consumidor empiece a demandar un café de alta calidad y que esté dispuesto a pagar mejor precio. ¿Cómo es posible que en Italia cueste más una botella de agua que un buen Expreso? lo consideramos una injusticia, nos dice, con todo el trabajo que realizan los agricultores alrededor del mundo.

Los europeos consideran que el café tostado en origen cuando llega a Europa pierde calidad ¿es así?

Tiene que ver con el buen empaque, si uno se abastece de café colombiano empacado correctamente no tendrá ningún problema. Si el café tostado no está bien sellado obviamente, por la humedad durante el transporte, puede que lo afecte. Nosotros tenemos café tostado en Estados Unidos. El mensaje es, comprar buenos cafés tostados en origen que contengan una buena inversión en el empaque. Además, cuando tuestas el café en origen hay una perdida de peso del 14% al 20%, quiere decir que, en términos de costos de fletes pueden embarcar mucho más café tostado para el consumo.

Galería de Fotos

Dora Maria Peñaloza, Asesora de la Federación Nacional de Cafeteros para Italia. Fabrizio Polojaz, Presidente de la Asociación de Cafeteros de Trieste.

Carolina Castañeda,Director-Europa. Federación Nacional de Cafeteros de Colombia B.V.