Evolución de la cuenta corriente en América Latina

0
168

La cuenta corriente de la balanza de pagos es un indicador económico que registra las transacciones de un país con el resto del mundo, incluyendo el comercio de bienes y servicios, las transferencias netas y el ingreso de inversiones. Este índice es crucial para entender la posición económica de un país y su capacidad para manejar sus finanzas externas.

En el 2023, la mayoría de los países latinoamericanos lograron reducir su déficit en cuenta corriente. Perú destacó al registrar un superávit de 0.6% del PBI, una notable mejora desde el déficit de -4.0% en 2022. México, Brasil y Colombia también experimentaron mejoras significativas, reduciendo sus déficits a -0.3%, -1.3% y -2.8%, respectivamente. Chile, aunque redujo su déficit, sigue siendo el país con el mayor déficit en la región, pasando de -9.0% en 2022 a -3.3% en 2023.

La reducción del déficit en estos países se atribuye fundamentalmente al fortalecimiento del saldo de la balanza comercial. En Chile y Colombia, esta mejora se debe a la reducción en las importaciones, reflejando una menor demanda interna. En México, la disminución del déficit de la balanza comercial petrolera jugó un papel clave. Adicionalmente, el impulso del turismo en Colombia y las transferencias netas en Chile permitieron un ingreso secundario.

Para el 2024, se proyecta una ligera ampliación del déficit en cuenta corriente en la mayoría de los países analizados. Perú, que logró un superávit en el 2023, podría enfrentar un déficit pequeño de -0.5%. México, Brasil y Colombia podrían experimentar leves aumentos en sus déficits.

El futuro de la cuenta corriente en Latinoamérica dependerá en gran medida de la recomposición del equilibrio entre el ahorro y la inversión. La recuperación del ahorro privado es fundamental para mantener niveles sostenibles de déficit y asegurar la estabilidad económica a largo plazo. Con políticas adecuadas, los países de la región pueden seguir mejorando su balanza de pagos y fortalecer su posición económica global.

Artículo anteriorLa Società Civile italiana promuove la Natalità, incontriamo il presidente Gigi De Palo
Artículo siguienteGiorgia Meloni.¡Buena Batalla a todos! Giorgia
Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid - España, Maestría en Administración (Universidad Autónoma de Guadalajara – México) y Maestría en Administración Pública (Instituto de Estudios Superiores en Administración Pública en México D.F.). Economista de la Universidad de Lima (1974). Decano de la Facultad de Economía durante 14 años, Director de la Escuela de Post Grado (3 años) y Catedrático Principal de Economía de la Universidad de Lima. Vocal de la Sala Especializada en Protección al Consumidor (agosto 2012 – agosto 2017). Actualmente, Gerente General de Asesoría y Negocios Financieros S.A. – ASFINSA, Director independiente de empresas privadas y Experto en valorizaciones económicas para la determinación del daño emergente, lucro cesante, costo de oportunidad y daño moral.