Carta al Director – La Trampita de La Haya.

2

Señora Isabel Recavarren
Directora Revista Panorámica Latinoamericana
Milán – Italia

Sección Cartas al Director

Estimada señora Recavarren,

Distinguidos juristas han dicho o escrito que se oponen a que Chile desahucie el Pacto de Bogotá, porque en su concepto tal desahucio tendría vigencia solo en un año más, y por ende, no tendría efecto alguno en el juicio actual entre Bolivia y Chile, ya que La Haya seguiría con competencias para tratar del actual diferendo. Agregan que el actual fallo de competencia es halagüeño para Chile pues, dicen ellos,”si en el peor de los casos la Corte señalara que Chile debe negociar, esa obligación no es una obligación de negociar con resultado”.

En realidad la Corte de La Haya no dice exactamente eso, sino que dice “no es una obligación de negociar DE BUENA FE con resultado”; y es muy probable que Bolivia, por política de Estado, siempre dude de la buena fe de Chile.

Sin perjuicio que Chile siga defendiéndose hasta el final en La Haya, respetando así su compromiso internacional actual, si Chile deseare evitarse nuevos problemas con Bolivia y el Pacto de Bogotá, debe desahuciarlo ahora, tal y como lo hizo Colombia, de manera de quedar liberado en un año más de sus obligaciones. En efecto, la “trampita” que depara a Chile el actual fallo de La Haya, -premonitorio de lo que resolverá la Corte-, es que si en cuatro años más Bolivia gana el juicio contra Chile, obligándolo a negociar, y en las negociaciones que tengan lugar Chile no le da acceso soberano al mar, Bolivia invocará nuevamente el Pacto de Bogotá y llevará a Chile nuevamente a La Haya, invocando que Chile no negoció de buena fe…, a menos que Chile haya desahuciado ahora dicho Pacto.

Y si tal desahucio ahora del Pacto de Bogotá “enemistara” a Chile con los controvertidos y politizados jueces de La Haya, – que ya no fallan en Derecho, sino que con criterios políticos -, condenando a Chile a negociar pero esta vez con resultados, siempre podrá Chile declarar un fallo de esa especie como Insanablemente Nulo. Ningún país está obligado a negociar su territorio y menos por imposición de una desprestigiada Corte, que actúa políticamente y no jurídicamente.Y sería buena cosa que dichos “jueces” lo supieran desde ya…

Cordialmente,

Luis Morales

Jurista

2 Comentarios

  1. Tiene mucha razón el señor Luis Morales. En efecto, si Chile fuera condenado a negociar de buena fe una salida soberana al mar para Bolivia, y si en esta negociación Chile ofreciera el mismo corredor que ofreció Pinochet a Banzer en Charaña, esto es pegado a la actual frontera con Perú, lo probable es que Perú objetara tal cesión, haciendo fracasar la negociación, y que Bolivia acusara a Chile de negociar de mala fe pues ofreció algo que sabía que Perú rechazaría. En efecto, y dado que es absolutamente impensable e inconveniente dar una salida soberana al mar a Bolivia, que corte en dos el territorio de Chile (ello sería fuente de innumerables conflictos a futuro), las llaves de cualesquier solución a la salida soberana al mar de Bolivia las tiene Perú, y no Chile. THAT IS THE QUESTION…!!!

    • ¿Estimados lectores?
      Habria que solicitar inmediatamente a la Corte que defina previamente lo que entiende lo que Bolivia llama “de buene fe” ya que la fe no es mas que eso: una creencia y es facil pensar que lo que “cree” uno de los paises, no es lo mismo que lo que “cree” el otro y menos de lo que “cree” la tan curiosa Corte. Deberia tratarse como una aexcepcion de previo y espacial pronunciamiento.
      Saludos
      Enrique V. Berguecio Celis

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here