Algunos pilares de la Política Exterior Económica de Chile

2
Tongakiri

Promover los intereses económicos de Chile y la asociación comercial con otros países.

El desarrollo de Chile depende fuertemente del comercio exterior, y la política exterior es, cada día con mayor fuerza, un medio para favorecer la internacionalización de su economía, fortalecer la promoción comercial y fomentar el desarrollo económico y social nacional. Dado que este desarrollo se encuentra directamente ligado a su capacidad exportadora, es de fundamental importancia que existan escenarios económicos globales que favorezcan el libre comercio internacional y la reducción de barreras comerciales de cualquier índole.

Se busca proyectar el país a los principales centros comerciales del mundo y potenciar tanto la diversificación como el crecimiento de las exportaciones a través de la negociación, la implementación y administración de acuerdos comerciales; el desarrollo y promoción de las exportaciones de bienes y servicios; la atracción de inversiones; la participación de Chile en foros y organismos económicos internacionales; y adoptar las acciones para contribuir al establecimiento de reglas y estándares internacionales en materia comercial.

Apostar por el fortalecimiento de la integración regional.

La integración de Chile a la región se ha constituido en uno de los elementos más importantes de su política exterior, lo cual se refleja en el significativo número de proyectos que, en diferentes áreas, se orientan a acercarlo a los países de la región bajo un marco de mutuo respeto y entendimiento.

La atención se concentra en el desarrollo de la infraestructura regional, el fortalecimiento de la conectividad, la coordinación de políticas sociales, la reducción de la pobreza, la integración energética, el diálogo político y el libre comercio, objetivos que dan un sentido real a la idea de integración.

La Ciudad de Santiago un dia despejado
La Ciudad de Santiago un dia despejado

Contribuir al fortalecimiento del multilateralismo.

Dada la particular estructura y ubicación geográfica de Chile, alcanzar niveles de desarrollo como los que actualmente posee ha requerido de grandes esfuerzos. La experiencia adquirida en el proceso señala que el fortalecimiento del multilateralismo ha sido esencial para las naciones de menor desarrollo relativo. Ello, por cuanto promueve la existencia de reglas y disciplinas internacionales transparentes, avaladas por un sistema internacional que otorgue oportunidades a todos sus actores. En un mundo globalizado, en el que la interacción de los Estados adquiere mayor dinamismo, el multilateralismo respetuoso de la pluralidad de visiones es una pieza fundamental para enfrentar los desafíos y aprovechar las nuevas oportunidades.

Por ello Chile es partidarios de fortalecer la Organización de las Naciones Unidas y la Organización de los Estados Americanos (OEA), y participar en otros foros especializados. Chile apoya y promueve el multilateralismo como el ámbito más apropiado para enfrentar los desafíos y oportunidades de la sociedad internacional, tales como el mantenimiento de la paz, la seguridad y la estabilidad mundial. Y en el ámbito económico, Chile promueve la creación de reglas y disciplinas claras y transparentes que den certidumbre a las operaciones de comercio exterior de Chile, dado que el desarrollo nacional depende de la calidad y nivel de su inserción económica internacional. En este sentido, su interés es el de promover en los foros y organismos internacionales apropiados, incluida la Organización de las Naciones Unidas, la Organización Mundial del Comercio y las instituciones de Bretton Woods, un entorno económico favorable a un desarrollo sustentable para todas las naciones.

Chile sigue con interés los temas de la agenda global, tales como las amenazas a la seguridad, recursos naturales, energía, medio ambiente, desarrollo sustentable, cambio climático, ilícitos internacionales, pobreza y gobernabilidad.

Promover los intereses marítimos y antárticos de Chile

El Derecho del Mar ha registrado importantes desarrollos durante los últimos años, en particular desde la entrada en vigor de la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar en 1994. Chile tuvo un rol destacado en la negociación de ese tratado, uno de cuyos aspectos principales es la consagración de la Zona Económica Exclusiva, de especial importancia para su actividad pesquera, así como en la preparación de instrumentos posteriores, como el Acuerdo de Nueva York sobre Especies Transzonales y Altamente Migratorias. Por ello Chile sigue activo en la promoción de la gobernabilidad de los océanos a través del trabajo que en ese ámbito efectúa Naciones Unidas, la Organización Marítima Internacional, la Comisión Permanente del Pacífico Sur y la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos, entre otros.

Asimismo, en conjunto con Australia y Nueva Zelandia, Chile ha iniciado un proceso de negociación que involucra a más de 20 países y territorios, con miras a crear una Organización Regional de Ordenación Pesquera para el Pacífico Sur, una de las últimas extensiones de alta mar que aún no cuenta con un organismo para conservar los recursos marinos y administrar de manera sustentable las pesquerías.

Por otra parte, desde los inicios del siglo XX, la política antártica nacional ha estado orientada principalmente a la consolidación y fortalecimiento de los derechos soberanos de Chile en el sector que se proyecta hasta el Polo Sur entre los meridianos 53° y 90° de longitud oeste; a prevenir controversias internacionales que pudieren afectar la paz y convivencia en el continente; y, a partir de la negociación del Tratado Antártico y su adopción en 1959, a la promoción de los principios que establece dicho instrumento y a la consolidación de un sistema derivado del mismo, efectivo entre sus miembros y legítimo ante la sociedad internacional.

Ciudad de Puerto Varas
Ciudad de Puerto Varas

 Contribuir a la seguridad energética de Chile

Hoy por hoy el desarrollo económico de las naciones está relacionado con la existencia de fuentes confiables de suministro energético, sobre las que actualmente existe gran presión en cuanto a su creciente demanda y restringida oferta. En el caso específico de Chile, la escasez de fuentes energéticas propias y su lejanía, hace que su desarrollo sea especialmente vulnerable a las fluctuaciones de los precios internacionales, así como a la seguridad de los suministros. Por ello, contribuir constantemente a la seguridad energética de Chile resulta un asunto esencial. FIN

—–

(*) Resumen basado en textos oficiales del Ministerio de RREE de Chile.

2 Comentarios

  1. Con el respeto que me merece Luis Fernando, tengo que decir que el modelo de apertura total al mercado internacional, sumado al modelo interno de desarrollo y los inexistentes espacios de participación social, han provocado una situación de inequidad extrema en Chile.
    Nuestro país que por su situación geográfica se ve constantemente golpeado por la naturaleza, ha usado desde hace 40 años las herramientas económicas de última generación, logrando altos niveles de ganancias para los inversionistas, pero manteniendo la reglas del mercado puro en la distribución, logrando con ello la profundización de la inequidades en la población.
    Luchamos hoy al mismo tiempo por salir de una nueva catástrofe en Atacama, en donde hace 5 años, se logró sacar a los 33 mineros atrapados en la mina y que vuelve a dejar al descubierto que un estado reducido y con pocos recursos no logra acudir a tiempo ni reducir el impacto de la pobreza existente, pero sobretodo de llenar las expectativas de las personas vulnerables que se ven obligadas a mostrar sus pobrezas que llevan con dignidad frente a la impudicia de los inversionistas que de una pasada, se llevan el producto de su sacrificado trabajo.
    Se que con esfuerzo lograremos mantener la cabeza en alto, pero sin duda se avecinan cambios que nos obligaran, gracias a Dios, a hacer los ajustes que el país necesita.

    • Tiene Usted mucha razón. La apertura al exterior fue indispensable para alcanzar el desarrollo actual. Pero Chile está en deuda en materia de modelo interno de desarrollo, dado los inexistentes espacios de participación social,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here