Raül Romeva i Rueda, natural de España, nació el 12 de marzo de 1971, en Madrid. Ha sido parlamentario europeo por dos legislaturas. De 2009 al 2014 ocupó el cargo de Vicepresidente del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea. Ha hecho parte de los partidos nacionales Izquierda Unida – Iniciativa Per Catalunya Verds – Esquerra Unida í Alternativa (España) 2004 – 2005; Iniciativa Per Catalunya Verds – Esquerra Unida í Alternativa (España) 2005-2009 para finalmente hacer parte de Iniciativa per Catalunya Verds (España) del 2009 al 2014. En su trabajo parlamentario ha sido, además Vicepresidente de la Delegación para las Relaciones con los Países de la América Central (2004-2009); de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (2007-2009).

Ha sido, además, miembro de diferentes Comisiones, Subcomisiones, Delegaciones como la Delegación en la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana. En esta Asamblea lo conocimos como una persona seria, analítica, con espíritu social, fue ponente en la Resolución sobre “El feminicidio en la Unión Europea y en América Latina”.

Lo encontramos este 18 de octubre en Bruselas, como Ministro Catalán de Relaciones Exteriores, Institucionales y Transparencia, en la sede de la Representación de la Región Cataluña ante la Unión europea. 

El argumento base de su exposición es que 2 millones 300 mil catalanes han votado en el referéndum por la independencia. Así como, la violencia desplegada por la policía ha dañado a 900 personas. Señaló la oferta propuesta por Puigdemont, basada en el diálogo, propuesta hecha al Presidente Rajoy donde el deseo es pasar a otra situación en el conflicto. Sin embargo, expuso, la reacción del gobierno español ha sido ignorar la carta, acusar a los líderes catalanes de sedición siendo considerados por la ciudadanía “presos políticos” quienes, además han sido privados de su derecho de palabra. Dando una connotación colectiva al caso, “ya que los catalanes quieren seguir a su líder”.

Lo que se pide es “abrir un diálogo político pues el deseo es la creación de la República Catalana.”

Se refirió a la disposición emanada por el gobierno central español para facilitar la salida de las empresas de Cataluña hacia otros Estados españoles, sin embargo, consideró que la economía no es sólo catalana sino española y europea. Sin dejar de considerar que el uso de la fuerza utilizada por el gobierno español “puede generar recaídas a la economía catalana.”

Para el Ministro catalán, el gobierno español no hace otra propuesta “sino el uso de la violencia y la acusación, en cambio, los catalanes, proponen el diálogo.”

En realidad, la objetividad no acompaña en estos momentos a quien fuera parlamentario y hoy es Ministro catalán, su convencimiento sobre cuanto expone es absoluto, sus razones, para él, son altamente probadas, no logra analizar el contenido bajo la concepción del Estado de Derecho. Para Romeva i Rueda, ellos están en la razón, dejando atrás la historia española, el derecho constitucional. Claro está, las posiciones son muy distantes para pensar en un diálogo, cuando la parte catalana te propone no reconocer más a la corona española, convertirse en una República, sin mediar la consecuencia europea o imaginando una realidad que la mayoría de los presentes no logra imaginar.

La formulación de las preguntas fueron ofrecidas a los periodistas no españoles para dar oportunidad a la prensa extranjera.

Nuestra pregunté “¿cuál relación imagina, quien ha sido parlamentario europeo representando a España y miembro de la Asamblea EuroLat, con los países de América latina?”

Hizo hincapié en no considerar el tamaño de los Estados sino la buena cooperación que esa sería la base de las relaciones con los países de América latina, cooperación.

Demás decir las reacciones españoles, los periodistas españoles pasaban del desconcierto a la sorpresa, una sensación que debe sentirse en el resto de España ante esta posición tan firme y sesgada.

Por otro lado, la Agencia Europea de Medicamentos, la cual se encarga de la evaluación científica, la supervisión y la vigilancia farmacológica en la UE con sede en Londres, esencial para el funcionamiento del mercado único de los medicamentos en la UE, tiene  que ser reubicada en el contexto de la retirada del Reino Unido de la UE. Se han presentado 19 ofertas para albergar la Agencia Europea de Medicamentos. Una candidata es Cataluña. Esta tarde, se presentó unida como nunca la delegación catalana con la delegación española formalizando la candidatura.

Una designación tan importante podría ser un estímulo para seguir dentro del Estado español, pero, como señaló también Romeva i Rueda, “la Unión europea es una estructura pragmática que se adapta a las situaciones. En los tratados UE no está escrito por ningún lado que no se puede crear otro Estado respetando la democracia. Lo que se debe hacer es respetar el resultado.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here