Presidente Iván Duque en Bruselas

0

Luego del encuentro de Jean-Claude Juncker, Presidente de la Comisión Europea e Iván Duque, Presidente de Colombia, Federica Mogherini calificó en la Conferencia de prensa la visita del presidente Duque una señal de amistad y reconocimiento de la importante asociación que tenemos entre Colombia y la Unión Europea.

Las conversaciones se centraron en “cómo podemos fortalecer y profundizar nuestra asociación y amistad aún más y en muchas áreas diferentes, comenzando desde el comercio, pero también en tecnología, investigación, innovación y muchos otros campos.”

Señaló que la Unión europea continuará “apoyando la implementación del proceso de paz con nuestro Fondo Fiduciario, con alrededor de €100 millones ya existentes y recursos adicionales de €60 millones que se acaban de decidir. Acompañaremos este proceso, de la mano de la administración colombiana.”

También hemos decidido continuar trabajando juntos para “abordar el problema de Venezuela, no solo desde el punto de vista humanitario, donde la Unión Europea ya ha entregado casi por completo el paquete de €35 millones de ayuda humanitaria, tanto dentro como fuera de Venezuela, sino también con Trabajar para encontrar una solución pacífica y democrática a la dramática crisis en Venezuela.”

Agregò que “sobre el uso del Fondo Fiduciario de la UE para Colombia existe una transparencia total. La atención se centra en apoyar la creación de empleos y, especialmente, las pequeñas y medianas empresas y las áreas rurales para acompañar la implementación del Acuerdo de Paz. Hay plena transparencia. Como saben, para la Unión Europea, el diálogo y el apoyo constantes de las organizaciones de la sociedad civil son siempre cruciales. Esto lo hemos discutido con el presidente. En los proyectos del Fondo Fiduciario, no veo grandes problemas en el uso de los fondos, porque tenemos sistemas implementados que pueden ser burocráticos y largos, pero que no carecen de transparencia y responsabilidad.”

En el video, el Presidente Duque, manifiesta claramente que el gobierno de Nicolas Maduro es una dictadura, término que en la UE difícilmente se quiere pronunciar. Un cambio de paso importante, pues, se debe hacer notar la voluntad politica de los países vecinos por acabar con este problema que es un problema regional y América latina para avanzar debe cortar de raíz la dictadura de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Todo lo demás es subdesarrollo. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here