Elecciones Regionales en Baviera ¿Réquiem para los socialdemócratas?

0
211

Por cierto, uno de los derrotados en las elecciones regionales de este domingo 14 de octubre de 2018, es la Unión Social Cristiana (CSU), partido conservador aliado de la Canciller Merkel.

La CSU ha perdido la mayoría absoluta que ostentaba desde hace décadas en una de las regiones más ricas y poderosas de la Alemania actual. Según diferentes analistas, la CSU al obtener el 37,4% con una pérdida de -12,2% ha significado el peor resultado desde 1950. La CSU, el partido del fallecido Franz Josef Strauss, conocido en nuestro país por el apoyo que le brindó al dictador Pinochet en los años setenta, sigue siendo el partido más votado de este Estado Federal. Sin embargo, ahora tendrá que gobernar en alianza con algunos de los partidos que entraron en el parlamento bávaro.

Otro de los grandes derrotados de estos comicios regionales, es el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), que no logra alcanzar los dos dígitos. Con 9,6% y una merma de -11%, se convierte en el partido más castigado por los electores bávaros. Estos resultados electorales significan para el SPD un profundo y dramático llamado de atención para revertir su política, no tan solo a nivel de este Estado Federado, sino que también a nivel nacional. La intención de voto de ese partido, según diferentes sondeos de opinión, ha bajado del 20,5% obtenido en las elecciones generales de septiembre del año pasado, a un 15 a 16%, si las elecciones fuesen el próximo domingo.

El SPD a nivel nacional ha sido relegado a un tercer lugar, superado por la ultranacionalista Alternativa para Alemania (AfD) que obtendría un 17%. El derrumbe electoral del SPD y su continuó desperfilamiento político es cada vez más agudo. Algunos analistas argumentan que los socialdemócratas van en caída libre, su presidenta, Andrea Nahles a propósito de los resultados electorales en Baviera, ha señalado “es un día muy amargo para el SPD. No hubo viento de cola desde la gran coalición (Groko)”, colocando en entre dicho la continuidad de la alianza con la CDU y CSU. Los socialdemócratas tendrán un Congreso Ordinario en el mes de noviembre y, se prevé un debate muy intenso y áspero acerca del futuro del SPD. De seguro, que las tendencias anti gran coalición tendrán en esta ocasión mejores chances políticas.   

Las sorpresas más relevantes de esta elección han sido las votaciones obtenidas por Los Verdes que se alzan con un 18,6%; del partido ultranacionalista AfD, que ingresa por primera vez al parlamento con un porcentaje del 10,6%; Los Electores Libres, una escisión política de la CSU, logra el 11,7% y, finalmente; los liberales del FDP, que alcanzan un 5,1% de la votación.

Los resultados de estas elecciones han significado un terremoto político para la Groko. Su continuación será y está puesta en cuestión. Lo concreto es que el gobierno que dirige la Canciller Merkel está sustentado en una coalición debilitada y políticamente cuestionada. ¿Podrá esta Groko seguir gobernando a la nación más poderosa de la Unión Europea?, o bien, ¿Habrá una nueva constelación política, es decir, una nueva y diferente coalición? Muchas de estas preguntas e incertidumbres tendrán una respuesta en un futuro muy cercano. Quizás, los resultados de las elecciones en el Estado de Hesse, en dos semanas más, nos entreguen las respuestas a estas incógnitas planteadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here