Foro Económico: “El impacto que genera la corrupción institucional en la región, está frenando  su crecimiento económico”

En Paris el 28 de mayo, se celebró por décima vez consecutiva, El Foro Económico Internacional sobre América Latina y el Caribe, este evento es uno de los más destacados en Europa, ya que gracias a él se genera un espacio de diálogo, entre líderes del sector público y privado, al igual que con los representantes de organismos internacionales. Este evento es organizado por entidades de gran renombre: El Banco Interamericano de Desarrollo, el Ministerio de Economía y Finanzas de Francia y el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). 

Este año los problemas de  gobernanza y corrupción institucional, que enfrentan varios países de Latino América, estuvieron en el centro del debate, los diferentes paneles que se presentaron en el evento compartieron su preocupación sobre este tema. En las diferentes intervenciones, se debatió la necesidad de recomponer el nexo entre Estados, Ciudadanos y Mercado a través del fortalecimiento de las instituciones, de forma que se puedan lograr Gobiernos eficientes, transparentes y con mayor credibilidad, que sean capaces de responder a las demandas ciudadanas.

El Foro contó con la participación de Bruno Le Maire, Ministro de Economía y Finanzas de Francia, Angel Gurría, Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Santiago Levy, Vicepresidente de Sectores y Conocimiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), David Tuesta, Ministro de Economía y Finanzas de Perú, Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la ONU-CEPAL, Delia Ferreira, Presidenta de Transparencia Internacional, Lea Giménez, Ministra de Hacienda, Paraguay entre otros altos funcionarios, dirigentes de empresas y entidades públicas.

Concebir sociedades más abiertas, justas y prosperas

El discurso de apertura del Foro, estuvo a cargo del Ministro de Economía y finanzas de Francia, Bruno Le Maire, el cual destacó la relación dinámica que tiene Francia con América Latina. En 2017 se llevó acabo el año cruzado de cooperación Francia-Colombia, que contó con la visita del presidente colombiano, Juan Manuel Santos. También estuvo en Francia el expresidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, y a inicios de este año, el Gobierno francés recibió en visita oficial al presidente de Argentina, Mauricio Macri. Por otra parte, Francia se encuentra actualmente negociando tratados comerciales con México y con los países del bloque del Mercosur. El Ministro  también habló sobre las dificultades que enfrenta Latinoamérica, las cuales crean incertidumbres sobre el crecimiento económico de la región: “Existen debilidades estructurales que mantienen frenado el desarrollo de Latinoamérica, como la poca integración económica entre los países de la región, la débil implementación de factores de producción y las fuertes desigualdades sociales”.

Le Maire destacó el caso argentino, donde el Gobierno ha iniciado una serie de reformas  para enderezar su economía, las cuales están dando sus frutos, pero que sin embargo no la dejan exenta de dificultades, como las que viene pasando en las últimas semanas con los mercados monetarios; el Ministro declaró que Francia seguirá dando todo su apoyo a Argentina, para que el país pueda salir de estas dificultades y que su Gobierno logre continuar con las reformas económicas que están realizando. 

Perspectivas Macroeconómicas

El Foro además de analizar los desafíos que enfrenta Latinoamérica, también informó las perspectivas macroeconómicas que tiene sobre la región. Como aspecto positivo destacó que actualmente Latinoamérica está volviendo a crecer, después de un periodo de recesión y una etapa de crecimiento débil, la región va a crecer en torno al 2% en 2018 y entre 2.5 y 3% en 2019. Ello tendrá un impacto positivo en la capacidad de los Gobiernos para reducir la pobreza y las desigualdades; sin embargo el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, advirtió: “Las reformas estructurales que se lleven a cabo en educación, política fiscal, energía, mercado laboral, salud y competencia económica, no podrán dar sus mejores frutos sin un andamiaje institucional sólido, eficiente y confiable; por ello se debe fortalecer al mismo tiempo las instituciones y tratar de reconectar a la sociedad con los Gobiernos”.

En los diferentes paneles integrados por expertos, se buscó también promover una globalización inclusiva y sostenible,  para asegurar que las economías de América Latina y el Caribe tengan un crecimiento económico sostenible.

Alicia Bárcena, Secrétaire exécutive, ONU-Commission Économique Pour l’Amérique Latine et les Caraïbes (ONU-CEPAL). David Tuesta, Ministre de l’Économie et des Finances, Pérou. Isidoro Santana, Ministre de l’Économie, de la Planification et du Développement, République Dominicaine. Delia Ferreira, Présidente, Transparency International.

Entrevista

Nuestro medio entrevistó de forma exclusiva, al Director para Latinoamérica del Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Melguizo.

Periodista: Señor Melguizo ¿qué previsiones a corto plazo tiene la OCDE para Latinoamérica?

Ángel Melguizo: Latinoamérica desde el año pasado se encuentra en un proceso de recuperación económica, para este año la OCDE prevé un crecimiento económico para el conjunto de la región de un 2%, y para el 2019 entre un  2 ½ % y un 3% y esta tasa de crecimiento se mantendría estable para los próximos años. Cabe destacar que este crecimiento es generalizado, es decir que todos los países de la región (excepto Venezuela), están mostrando un crecimiento económico y en algunos países la recuperación es notable, como es el caso de Argentina. Sin embargo el crecimiento no es tan grande como lo fue en los años 2000, esto se debe mayormente a la debilidad de la productividad.

Periodista: ¿Cuáles considera usted que han sido los cambios económicos más importantes que se han producido en Latinoamérica en los últimos 15 años?

A.M: En los últimos años hemos visto una mejora en la transparencia y en el uso de nuevas tecnologías, en las administraciones y en los Estados, otro de los cambios más resaltantes, es que ha emergido una nueva clase media, uno de cada tres ciudadanos se encuentra dentro de esta franja social, pero no hay que tomarlo como algo adquirido, ya que cuatro de cada diez personas pertenecen a la clase media vulnerable, es decir que pueden caer fácilmente de nuevo en la franja de pobreza y no debemos olvidar que en la región una de cada cuatro personas es pobre.

Periodista: Señor Melguizo ¿cuál considera usted que debe ser la próxima meta que debe fijarse la región?

A.M: En estos últimos años ha habido cambios muy positivos, pero aún queda mucho trabajo por realizar, por ejemplo aún no se ha logrado generar instituciones públicas que brinden los servicios y la atención que los ciudadanos requieren, las estadísticas confirman este problema, ya que muestran que seis de cada diez personas están descontentas con los servicios públicos, sobre todo en los sectores de salud y educación, por ello en Latinoamérica pertenecer a la clase media es sinónimo de utilizar servicios privados, en general los ciudadanos consideran que los servicios públicos no están adaptados a sus necesidades o que son de inferior calidad, comparados con los que ofrece el sector privado.

Angel Melguizo, Director para Latinoamérica del Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Periodista: Este año el foro ha puesto el foco en la gobernanza de los países de la región, ¿considera usted que es un tema fundamental para que América Latina logre un crecimiento durable?

A.M: Creo que hay que comenzar por decir, que nunca en su historia Latinoamérica ha tenido instituciones más sólidas, que las que tiene actualmente, pero estas instituciones, han mejorado de una forma más lenta que las demandas de esta nueva sociedad. Lograr que América latina dé el salto de ingreso medio a ingreso alto, ósea que logre evadir la trampa del ingreso medio, depende de que sus instituciones se adapten a las nuevas demandas sociales. Lograr convencer a los ciudadanos que pagar impuestos vale la pena, solo va a ser posible si se logra reducir y eliminar la corrupción institucional, que según las estadísticas tres de cada cuatro ciudadanos consideran que esta generalizada en sus Gobiernos.  Por ello es crucial mejorar las instituciones, crear un nuevo nexo entre los ciudadanos los mercados y el Estado.  La ventana de oportunidades que da el actual crecimiento económico (que si bien no es igual que el que existió a principios del 2000, igual es positivo), sumado al ciclo electoral, donde dos de cada tres ciudadanos están votando por nuevos presidentes, es un buen momento para establecer un nuevo pacto de confianza.

Periodista: ¿Cree usted que esta crisis institucional, puede generar cambios positivos en nuestras sociedades?

A.M: Pienso que los problemas  a los que nos enfrentamos, son problemas de crecimiento,  las exigencias de esta nueva sociedad, en especial de la clase media consolidada y de la clase media vulnerable, refleja el deseo de que se realicen mejoras en la gobernanza; es una llamada de atención, a este reclamo social los Gobiernos deben transformarlo en acciones, ya que en caso contrario se puede generar una mayor desconexión entre la sociedad y sus Estados, pero en la OCDE somos optimistas y creo que se van a lograr realizar los cambios necesarios en la región.

Una América Latina con nuevos retos y posibilidades

Periodista: ¿Piensa usted que Francia y en general Europa seguirán apoyando e invirtiendo en el desarrollo social y económico en la región?

A.M: Pienso que el apoyo no solo va a continuar sino que va a acrecentarse; recientemente la Comisión de la Unión Europea ha aprobado una reforma para poder trabajar en conjunto con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe  (CEPAL) y el Centro de Desarrollo de la OCDE con América Latina; con esta medida se busca reforzar el apoyo en la región, sabemos que es una época particular, que se abre con nuevos retos y posibilidades de desarrollo, nosotros deseamos darle un nuevo giro a la cooperación, estamos creando una nueva agenda en la cual la cooperación no solo implique transferir recursos, sino que sea más completa, que incluya compartir conocimientos y experiencias. Latinoamérica actualmente enfrenta varios desafíos, como el de lograr consolidar su nueva clase media, diversificar la nueva economía digital y salir de la trampa del ingreso medio; por ello en la OCDE una de nuestras labores más importantes,  es la de compartir e incentivar las buenas ideas y prácticas de desarrollo, que han funcionado en otros países y adecuarlas para que funcionen en los diferentes países de Latinoamérica, sabemos que hay que tratar a cada país de forma diferente, ya que cada uno tiene sus características particulares, nosotros en las reuniones no hablamos de América Latina, sino de las diferentes “Américas Latinas”.

Periodista: ¿Desea dar alguna recomendación final para los Gobiernos de la región? 

A.M: Pienso que es fundamental afianzar los avances sociales, repensar las instituciones estatales y reforzar el músculo tributario de América Latina, también tendrían que generar impuestos más justos, transparentes, que sean aceptados y respetados por los ciudadanos; esa sería la clave para crear un desarrollo duradero y fortalecer los lazos entre la sociedad y sus Gobiernos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here