La Democracia Directa salvará al Tiburón

0
618

La Iniciativa Ciudadana Europea – ICE, fue introducida por el Tratado de Lisboa desde 2009, la ICE permite a un millón de ciudadanos originarios de un cuarto de los Estados miembros de la UE pedir a la Comisión presentar una propuesta legislativa en un sector determinado.

Desde los años ’80 inició el comercio de aletas de tiburón, ante la creciente demanda de los países asiáticos. Con la llegada de su bienestar, la sopa de aleta de tiburón, en su momento reservada para los adinerados, inició a ser pretendida por muchos. Se sostiene que estas aletas son carentes de sabor, pero, la abundancia de fibra de colágeno proporciona consistencia a la sopa.

En cuestión de gustos y sabores, difícil opinar, el hecho es que China, Corea, Hong Kong son los mercados de caza y consumo. Lo que es abominable, es la práctica que está extinguiendo al Tiburón. Se llama finning o aleteo de tiburones, lo que significa cazarlo, quitarle las aletas, para luego, arrojarlo al mar, el Tiburón, sin aletas está impedido de nadar, muere asfixiado en el fondo del mar. Cada vez están cazando tiburones más pequeños, estos animales, sólo después de siete años llegan a su madurez para reproducirse, llegando a tener una o dos crias, esto también contribuye a la extinción. Esta práctica está prohibida en muchos países, incluyendo Estados Unidos, Canadá, Australia y Brasil, Palau y las Maldivas. Sin ser prohibida, en Italia, no se cazan Tiburones.

En la Unión europea, es España el mayor exportador mundial de aletas de tiburón a China. Según la FAO, Europa es responsable del 56% total de las importaciones globales de tiburones de otros países y de más del 30% de las exportaciones a nivel mundial. España exporta principalmente aletas congeladas. A nivel mundial, poblaciones enteras de tiburones han sido diezmadas. Se envían al menos 8.000 toneladas de aletas de Tiburón a restaurantes de todo el mundo.

La Iniciativa Ciudadana Europea inicia en 2020 hasta 2022, bajo el nombre de «Stop Finning – Stop the trade» «Prohibición del Cercenamiento de las aletas de los tiburones — Prohibición del comercio» recibió más de 1’100,000 firmas provenientes de quince países comunitarios, gracias al trabajo de más de 100 ONG. La ICE pide que se prohíba el comercio de alas y rayas de titanio dentro de la UE y desde allí al mundo. Esto fue validado en marzo 2023. La Asamblea Plenaria del 11 de mayo inició con este debate.

El Comisario de Pesca reiteró el apoyo de la Comisión a la pesca sostenible, que promueve la conservación y la gestión sostenible de los Tiburones, así como la política de «aletas unidas naturalmente», es decir que si pescas tiburones dentro de la cuota, debe ser pescado todo el animal y las aletas deben permanecer en el cuerpo a la llegada al puerto, no deben ser estas cercenadas a bordo de los barcos y mantenerlas a bordo, transbordar o desembarcar aletas de tiburón, así como comprar, vender o vender las aletas registradas a bordo, guardadas en embarque, transbordado o desembarcado. La UE ha adherido al Memorando de Entendimiento sobre la Conservación de Tiburones Migratorios, así como a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que regula el comercio de tiburones y sus productos. La ICE pide prohibir el comercio de aletas en la UE, incluyendo la importación, la exportación y el tránsito de alas que no estén naturalmente unidas al cuerpo del animal (es decir, aletas «sueltas»), con lo que se ampliará el ámbito de aplicación del Reglamento (UE) nº 605/2013-ICE

La prohibición solicitada, entonces, va más allá de la abominable práctica ya que pasa a la prohibición del consumo. La falta de ética y moral ha causado gran malestar, se pueden cazar a los Tiburones, pero, no mutilarlos y devolverlos al mar.

El debate encontró a 26 países armónicamente de acuerdo con la Iniciativa Ciudadana Europea. Sólo España, sus diputados, como un solo diputado, se manifestaron contrarios. Señalaron que los pescadores no están de acuerdo, pues han cumplido con las prohibiciones haciendo presente que China y Corea han bloqueado sistemáticamente cualquier iniciativa por parte de la UE, lo cual pone en desventaja a los pescadores europeos, de ahí su rechazo a la aplicación de normas tan restrictivas. Señalaron que en España se consume todo el tiburón y que ellos hacen las cosas bien. Sin embargo, una diputada, llamó la atención por la detención de naves españolas, una de ellas con aletas de tiburón correspondiente a trece tiburones. La defensa española continuó exigiendo que se sancione a los infractores. La tensión llegó al punto de solicitar se quiten las subvenciones a los pescadores y también a la Política agrícola común.

Ha sido relevante las firmas de más de un millón de ciudadanos que pide se prohíba el consumo, ha sido apreciada la democracia directa que obliga al Diputado escuchar y respetar la petición ciudadana. Y si se agrega otra prohibición, se entenderá que se sigue la experiencia actuada para evitar la matanza de los Elefantes: se prohibió la compra del marfil, también sucedió con los Rinocerontes. Por ello, la postura española de rechazó a la ICE en apoyo del comercio no encontró eco, es más fue señalada como la “sopa de intereses” que deja de lado el papel central de los ciudadanos.

La solución queda postergada a julio de este año.