Save the Date!! Lunes 7 de Septiembre, entrevista a la prof. Consuelo Corradi

0

Sigue la Entrevista en el Canal de Panorámica latinoamericana – UE
https://www.youtube.com/watch?v=gFrbb1X1G1o

La violencia es algo obvio, se siente, se distingue como una sombra de la vida, la encontramos desde la injusticia, en la guerra, en la utopía, también en el Estado.

Para Consuelo Corradi, la violencia es un instrumento de poder, pero también es una fuerza social que genera poder y se funde y se confunde con el poder; así, medio y objetivo coinciden.

La violencia está unida al mal que además de ser representada en formas culturales y religiosas, es una posibilidad de libertad y acción, es una acción inhumana

El mal es lo horrible de la historia humana, la vemos y leemos, sin embargo, no ha aumentado está siempre presente a pesar de la modernidad.

Los seis millones de judíos llevados a la muerte, el genocidio de Ruanda entre hutus y tutsies, el genocidio de Bosnia donde el elemento central fueron las violaciones de 35,000 víctimas, hace pensar que no son eventos de este mundo “Si el propósito es matar a la víctima, la elección de los medios es desproporcionada……Toda la acción es incomprensible para la razón humana. Evita el campo de lo humano y se coloca en lo bestial”.

Del Kamikase al Martir que se explota a sí mismo en el blanco deseado, las misiones suicidas donde la visibilidad es un elemento esencial, pueden matar desde una sola víctima, fue el caso de Rajiv Ghandi como veinte veces más. Un acto voluntario: el suicidio que de hecho egoista pasa a ser altruista, lejano de la sociedad individualista representa una vida colectiva, es el caso de Al Qaeda dónde el elemento religioso está estrechamente vinculado a una matriz político-ideológica.

En Europa la violencia ha disminuido gracias a la racionalidad de su sociedad, a la red de prescripciones, y de «buenas maneras» impuestas al comportamiento humano, se llega a la Paz Social.

Otra violencia es la política que incluye revoluciones, luchas de guerrilleros, golpes de Estado, rebeliones y revueltas, entendida la violencia como instrumento utilizado para superar la desventaja que proviene de la “privación relativa”. Encontramos los conflictos de reconocimiento de la propia identidad; los conflictos de intereses, donde buscan beneficio concreto a para sus miembros; los conflictos de ideologías, donde mantenerse fuera de la lucha no es posible y equivale a ser no solo un adversario, sino un eres «enemigo».

Se llega a otra violencia, solo en Italia, son asesinadas entre 120 a 180 mujeres cada año, no es suficiente matarlas, se destruye el cuerpo, es el feminicidio. Estudios nórdicos demuestras que la alta tasa de emancipación no ha hecho desaparecer la violencia. Es más las diferentes modos de identidad sexual y de género representan los modos de violencia.

Si la violencia colectiva ignora las instituciones legitimas, la violencia micro, tiene que ver con la construcción de la identidad. Lo cual refuerza la idea que la modernidad no es un proceso lineal de homogeneización de las diferencias en torno a un unico concepto de Estado nacional democrático, secularizado y culturalmente uniforme.

De este tema hablaremos con la autora, Consúelo Corradi, este lunes 7 de septiembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here