Legalidad en la Ilegalidad. ¿Volvemos al 21 de Febrero 2016?

0

Evo Morales tiene que ser presidente, él está convencido que así será y nunca ha aceptado que el pueblo boliviano no lo quiera más. El 21 de febrero 2016, se realizó el referendum, los bolivianos dijeron “No” a su candidatura a un cuarto mandado. Fue su primera derrota electoral en 10 años, él no lo aceptó. Cambió la constitución con la actitud propia de quien utiliza en forma funcional las normas y las instituciones en su beneficio.

Se presentó como Candidato en las elecciones, el país le da señales de rechazo, incendia la Chiquitania por decreto y se le pasó la mano, ha destruido una reserva de biodiversidad irreparable, un punto más en su contra. Se desespera ante lo que percibe como una derrota, surgen evidentes disconformidades y clamor popular por la empresa mixta creada con Alemania para la explotación de litio, acaba de derogar la suscripción de este contrato.

El sistema usado para las elecciones es un sistema colaudado eficazmente en Venezuela, caso Maduro – Capriles; en Ecuador caso Correa – Lasso, se repite el libreto, el momento clave es el momento en el que se interrumpe el sistema, salta la electricidad, salta el computer, en el caso de Bolivia fue en el momento de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP).

Marcel Guzmán de Rojas, director general de Neotec, empresa que ofreció el software electoral, dice que recibió instrucciones de una funcionaria electoral de interrumpir los resultados preliminares tras un cambio de tendencia que indicaba que iba ganando Carlos Mesa, candidato de Comunidad Ciudadana.

Que Almagro, la OEA, ¿pudieron haber evitado esta situación haciendo respetar la voluntad de los bolivianos en el 2016?

Poner orden en una situación tan enardecida, donde Morales se ve casi fuera y no controla el país, las Fuerzas armadas han declarado que estarán del lado del pueblo boliviano, los cordones de seguridad en los accesos a la Casa Grande del Pueblo han quedado casi desguarnecidos, la Policía es incontrolable. Mientras, crecen las movilizaciones populares que exigen la renuncia del presidente del país, Evo Morales (InfoBae).

Actualmente Morales se encuentra en el Chapare, en Cochabamba se teme que esté armando gente aunque tal vez su destino sea solicitar exilio en México o Cuba. 

El 31 de octubre, luego de la reunión en la OEA en Washington, Bolivia y la OEA firmaron los acuerdos relativos al análisis de integridad electoral de las elecciones celebradas el 20 de octubre, tanto el Ministro de Justicia como el de Relaciones exteriores bolivianos estaban seguros que el sistema funcionó perfectamente y no se habría podido encontrar alguna deficiencia que ofrezca pruebas de lo que Todos sabían, intuían, luego de que, por 23 horas, se dejaron de transmitir los resultados de los votos.

Date: November 4, 2019rPlace: Washington DCrCredit: Juan Manuel Herrera/OAS

El equipo de la OEA encargados del análisis,  conformado por 36 especialistas y auditores de 18 nacionalidades, iniciaron su misión en Bolivia el 1 de noviembre. El objetivo principal era conocer en detalle el funcionamiento de los procesos involucrados en el conteo de votos, la transmisión de resultados preliminares, el cómputo oficial y la cadena de custodia del material electoral, para luego verificar la integridad y confiabilidad de los resultados electorales del 20 octubre de 2019.

Fueron examinadas las actas de escrutinio, los datos ingresados al sistema de transmisión de resultados electorales y al sistema de cómputo oficial; el plan de custodia integral de todo el material electoral; la Infraestructura y funcionamiento de los sistemas informáticos utilizados para la transmisión de resultados preliminares y el cómputo oficial y el Flujo de la carga de datos de los resultados electorales preliminares y del cómputo oficial.

Sobre la transmisión del sistema de transmisión de resultados electorales expone que:
* No estuvo monitoreado el 100 % flujo de datos del TREP;
* No estuvo bajo control y conocimiento del responsable técnico del SERECI la infraestructura;
* Se omitió detallar componentes vitales de la infraestructura;
* Se operó con un servidor que no estaban en la infraestructura del TREP “BO1 o “BO”;
* Se redirigió el tráfico hacia una red de servidores ajena al TREP y Cómputo Oficial “BO20”;
* No se emplearon adecuadamente los perimetrales del TREP ya que fueron salteados.

En conclusión: No es posible dar certeza de los resultados del TREP.  

Con relación a las Actas y su validez, han constatado graves irregularidades además que gran parte de las actas originales en los departamentos de Potosí, Chuquisaca y Santa Cruz fueron incendiadas. Sobre la cadena de custodia, una situación similar de destrucción de sedes y material electoral se verificó en Chuquisaca, Beni, Pando, Potosí y Santa Cruz.

Las actas de Argentina, con los votos de los bolivianos en el exterior, que daban un resultado ganador al MAS de Morales, presenta más votantes de los inscritos, por ejemplo.

La Misión concluye que “el equipo auditor no puede validar una victoria en primera vuelta. Las manipulaciones al sistema informático son de tal magnitud que deben ser profundamente investigadas por parte del Estado boliviano para llegar al fondo y deslindar las responsabilidades de este caso grave. La existencia de actas físicas con alteraciones y firmas falsificadas también impacta la integridad del cómputo oficial………………El equipo auditor no puede validar los resultados de la presente elección, por lo que se recomienda otro proceso electoral. Cualquier futuro proceso deberá contar con nuevas autoridades electorales para poder llevar a cabo comicios confiables.”

Ante esta situación de legalidad en la ilegalidad, convendría saludablemente volver al 21 de febrero 2016 y recomenzar dejando a Evo Morales concluir su periodo presidencial si antes no pide exilio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here