La gran transformación de la iglesia católica

0

Una gran transformación se está verificando en la Iglesia Católica gracias a la visión de Papa Francisco. Una gran visión de unión, de comunión, de fraternidad que hace más grande y fuerte el liderazgo de la Iglesia de Papa Francisco.

Faltan pocas horas para el Encuentro de Oración que tendrá lugar aquí en Roma, en los Jardines del Vaticano. La sensibilidad del pueblo cristiano y de los romanos quienes han aplaudido sin cesar a su Obispo, Papa Francisco, esto nos permite comprender que La Paz es una incesante búsqueda en los espíritus y en las culturas de todos los tiempos.

Tenemos la oportunidad histórica de vivir un proceso que ha tenido vida gracias a un acto ejecutivo no político, eso ha hecho Papa Francisco, un acto ejecutivo traducido en una Invitación a los presidentes del pueblo judío y del pueblo musulmán al cual participarán los representantes de los representantes de dichas iglesias residentes en Argentina además del Jefe de la iglesia ortodoxa a quien el Papa ha llamado mi hermano Bartolome.

Este proceso propone estar juntos para dar que no es lo mismo que rezar juntos, con esto se respeta a cada religión su propio espacio y se respetan sus ritos. Una invitación grandiosa donde cada uno con su propia identidad comunican y se unen en una acción trascendente.

Sabemos que la oración nos permite salir de nuestra visión cotidiana, política que muchas veces es constructiva y no nos da la posibilidad de comprender procesos históricos y el desarrollo de la humanidad.

Ayer Papa Francisco llamó por teléfono a los participantes de la 36 Peregrinaje a los pies de Macerata-Loreto, donde los exhorta a abandonarse a los brazos de Dios, quien no les pedirá nada sino para bendecirlo y dárselos multiplicado por cien veces.

“No se dejen desmoralizar por los perdedores o por los miedosos que les quieren quitar el sueño, quienes les quieren encerrar en su mentalidad oscura en vez de dejarles volar hacia la luz de la esperanza, pide, !por favor! No caigan en la mediocridad que nos baja y nos convierte en grises, pero la vida no es gris, la vida es para apostar por grandes ideales y para las cosas grandes”.

Además, sostiene Papa Francisco, “la negatividad es contagiosa pero también la positividad es contagiosa; la desesperación es contagiosa pero también la alegría es contagiosa: no sigan personas negativas sino continúen a irradiar alrededor de ustedes luz y esperanza! Y sepan, que la luz no desilusiona, nunca desilusiona”.

Con estas invocaciones esperamos el Encuentro de Oración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here