Sínodo para la Amazonia: Educación, Sacerdocio, Celibato

0

Leah Rose Casimero, coordinadora académica del Quality Bilingual Education Programme para los niños Wapichan (QBEWC) de Guyana, presentó el programa educativo que están actuando, contando con el sostén de los Jesuitas y del Ministerio para la educación de Guyana. Asumiendo que el desarrollo vigente en Guayana les ha sido impuesto así como el sistema educativo, el pueblo indígena Wapichan de Guyana ha decidido “tomar el futuro con sus propias manos”, buscando algo mejor para la instrucción, por ello han creado  materiales propios para sus niños, desde la punto de vista de la cultura, incorporando el conocimiento tradicional, generando un modo proprio de enseñanza, “es lo que traigo al Sínodo”.

El proyecto inició el año 2018, Leah explicó “nuestros niños vienen a la escuela hablando wapichan, los enseñantes son personas del pueblo, hablan inglés y wapichan”, es la primera vez que se ha actuado algo similar, por ello siguen estudiando para mejorar los programas, “incorporamos nuestras tradiciones en los libros que están escritos en ambas lenguas”. El Ministerio de Educación ha tomado interés, está revisando el curriculum de estudio “puede ser un ejemplo a seguir, cada vez mejoramos nuestros materiales revisamos aunque sea problemática la formación a nuestros docentes”.

El objetivo es verificar su funcionamiento para aplicarlo a otros pueblos indigenas, lo que Leah Rose Casimero destaca es el apoyo encontrado en los órganos de gobierno.

El Reverendo Justino Sarmento Rezende, Experto en Espiritualidad indígena y pastoral inculturada (Brasil), vive en Rio negro con 23 pueblos indigenas, su experiencia como sacerdote y como persona la realiza “viviendo con los propios parientes indígenas. Es muy importante llevar el evangelio gracias a nuestra acción de vida”. Proclama que los indígenas estaban ya en esa tierra “antes de la llegada de los Misioneros, esto me ha ayudado a soñar junto a la iglesia para encontrar otra forma de evangelización.”

Sobre el nacimiento de su vocación y el celibato

Mi vocación nació cuando encontré unos Misioneros de buena voluntad que enseñaban a mis abuelos el catequismo, en la adolescencia pensé que podía convertirme en un Misionero en mi propia lengua.  Recuerda que en 1976 fueron invitados a entrar al Seminario, 5 respondieron y no los aceptaron. Posteriormente, desde 1980, la Iglesia inició su proceso de inculturación abriendo la puerta a los indígenas para convertirse en Sacerdotes.

El Reverendo Justino Sarmento Rezende, es Sacerdote desde hace 25 años, inició este cambio institucional basado en el estudio que le ha permitido acercarse a su población apropiándose de sus valores, hablando su lengua, evangelizando con teología, filosofía, interculturalidad, un diálogo con mucha paciencia, “no podemos hacer algo sin conocer profundamente los pueblos”.

La inculturación “respeta ambos lados, nadie anula la cultura del otro, no se hace por proselitismo sino con la enseñanza”. La interculturación, insiste Padre Justino, no significa que el otro se convierte, “es uno que vive su propia cultura y hace lo que debe hacer, ninguna cultura es perfecta tenemos que adecuarnos para ser mejores. Nuestro encuentro con Cristo es un encuentro de redención de vida nueva”.

Sobre el celibato, sostiene “el celibato no nace con la persona humana, se ha establecido en la historia. Ninguno está preparado para vivir el celibato”, lo considera un “don de Dios”, sin embargo señala que “cualquier persona en el mundo puede hacerlo cuando libremente declara “quiero tomar este estilo de vida”“.

A su vez, hizo conocer que era una idea establecida de los pueblos originarios que quienes podían ser Sacerdotes eran blancos y reconoce que ser Sacerdote indígena tiene sus dificultades, agregando que el rezo ayuda aunque “si un día no puedo vivir con el celibato dejaré el Sacerdocio, el celibato es una virtud que puede ser vivido por todos”.

Compartir
Artículo anteriorExégesis del ocaso de la economía global. Germán Gorraiz Lopez
Artículo siguienteSinodo para la Amazonia. Seminario di Studio
Isabel Recavarren
Peruana e Italiana. Jurista. Periodista. Abogada. Universidad Mayor de San Marcos. Master en Organismos Regionales e Internacionales de Desarrollo, Universidad de Piura. Master en Derecho y Economía de la Unión Europea-Universidad Statale di Milano. Doctor de Investigación en Derecho Internacional de la Economía-Universidad Luigi Bocconi. Fundadora: CEFIAL-UE y Panorámica Latinoamericana. Fundadora y Coordinadora del Foro Euro-Latinoamericano de la Mujer. Lema: El conocimiento genera desarrollo. Las personas con conocimiento constituyen el mejor recurso de una Nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here