UE: se aboga por un Consejo sobre igualdad de género

0
93

Según el Índice de Igualdad de Género 2020 del EIGE, ningún país de la UE ha logrado aún la plena igualdad entre mujeres y hombres. La puntuación del índice mejora en promedio un punto cada dos años y, a este ritmo, la UE tardaría más de 60 años en alcanzar la plena igualdad de género.

Un foro formal específico sobre igualdad de género a nivel del Consejo garantizaría una integración más sólida de las cuestiones de igualdad de género en las estrategias y políticas de la UE, sostienen los eurodiputados.

En una resolución no legislativa adoptada por 505 votos a favor, 146 en contra y 37 abstenciones, los eurodiputados lamentan que los ministros y secretarios de Estado encargados de la igualdad de género no tengan un foro institucional formal para la discusión a nivel del Consejo. De hecho, hasta el día de hoy, las cuestiones de igualdad de género se abordan en las reuniones del Consejo de Empleo, Política Social, Salud y Asuntos del Consumidor. Esto no refleja adecuadamente todos los aspectos que deben abordarse, dicen los eurodiputados, que reiteran su llamamiento para el establecimiento de una configuración específica del Consejo sobre igualdad de género.

Reunir a los ministros y secretarios de Estado a cargo de la igualdad de género proporcionaría un foro de cooperación más eficiente, garantizaría una mayor integración de la igualdad de género en las estrategias y políticas de la UE y contribuiría a armonizar la protección de los derechos de las mujeres y la igualdad de género en Europa a través de un enfoque interseccional, añaden.

Según los eurodiputados, garantizar que estos temas se discutan al más alto nivel político sería fundamental para desbloquear las negociaciones sobre expedientes clave como la Directiva sobre la mejora del equilibrio de género entre los directores no ejecutivos de empresas que cotizan en bolsa (Directiva de mujeres en los consejos de administración). o la ratificación del Convenio de Estambul – la herramienta internacional más importante existente para prevenir y combatir la violencia de género – por todos los estados miembros.

También impulsaría otras cuestiones de género que deberían abordarse en los próximos años, como la inclusión de la violencia de género en la lista de “delitos europeos” y la adopción de una futura directiva sobre violencia de género.