Aproximadamente dos tercios del crecimiento económico registrado en Europa en las últimas décadas han sido consecuencia de la innovación. Con solo un 7 % de la población mundial, Europa representa un 20 % del total de inversión en I+D, es responsable de un tercio de las publicaciones científicas de alta calidad y ostenta el liderazgo mundial en sectores industriales como el farmacéutico, el químico, la ingeniería mecánica y la moda. Europa también destaca en las ayudas a la innovación mediante tecnologías facilitadoras esenciales, como la fotónica y la biotecnología.

Sin embargo, las empresas de la UE gastan menos en innovación que sus competidores. El capital riesgo sigue estando infra-desarrollado en Europa y, por consiguiente, las empresas se desplazan a los ecosistemas en que tienen más posibilidades de crecer rápidamente. La inversión pública en toda la UE no alcanza el objetivo del 3% del PIB. La intensidad en I+D sigue siendo desigual entre las regiones de la UE, ya que la inversión y la investigación se concentran de forma preponderante en Europa Occidental. Además, el 40% de los trabajadores en Europa carecen de las necesarias capacidades digitales.

La edición anual del cuadro europeo de indicadores de la innovación ofrece una evaluación comparativa de los resultados en materia de investigación e innovación de los países de la UE y de determinados terceros países. En él se analizan los puntos fuertes y débiles de los sistemas nacionales de investigación e innovación, lo que sirve de ayuda para que los países evalúen aquellos ámbitos en los que tienen que concentrar sus esfuerzos para mejorar sus resultados en materia de innovación.

La edición de este año 2018 del  cuadro europeo de indicadores de la innovación muestra una tendencia positiva en la mayoría de los países de la UE, y sobre todo en Malta, los Países Bajos y España, mientras que Suecia continúa siendo líder de la UE en innovación. La UE está reduciendo su distancia con competidores clave como Canadá, Japón y los Estados Unidos, pero para colmar la brecha de la innovación y mantener la ventaja respecto de China, será necesario un esfuerzo concertado a fin de reforzar el potencial innovador de Europa.

El cuadro europeo de indicadores de la innovación de 2018: conclusiones principales

  1. Suecia es una vez más líder de la UE en innovación, seguida de Dinamarca, Finlandia, los Países Bajos y el Reino Unido, más Luxemburgo, que se incorpora este año al grupo de los países que lideran la innovación. Alemania pasa al grupo de innovadores fuertes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here