Cuba – Unión europea

0
50

El 20 de enero se realizó el Consejo Conjunto UE-Cuba, se reunieron el AR/VP Josep Borrell con el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, analizaron las relaciones UE-Cuba en general, así como hicieron un balance de los diálogos en el marco del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación UE-Cuba (PDCA) y sobre la cooperación futura en los próximos años.

En particular, discutieron el impacto de las sanciones estadounidenses en la economía cubana y en los intereses comerciales y de inversión de la UE.

En este contexto, el AR/VP Borrell rechazó enérgicamente la inclusión de última hora de Cuba en la lista estadounidense de Estados patrocinadores del terrorismo por parte de la Administración saliente. Lamentó que esta decisión tendrá un impacto negativo en la inversión extranjera directa en Cuba y agravará aún más la ya difícil situación del pueblo cubano en medio de la pandemia. La Unión Europea está como siempre dispuesta a apoyar a Cuba en los esfuerzos de reforma en interés de todos. Declaración que fue reiterada en su reciente visita a Rusia y desató críticas abiertas de parte del Ministro Lovrov hacia la Unión europea por no recibir, Rusia, el mismo trato que recibe Cuba.

El 4 de Febrero, Cuba depositó sus instrumentos de ratificación del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCE), su ratificación eleva el número total de Estados que han firmado y ratificado el TPCE a 169, mientras que lo han firmado 185 Estados, incluidos todos los miembros permanentes de el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

La entrada en vigor y la adhesión universal a este Tratado es una prioridad absoluta para la Unión Europea. Es una fuerte medida de fomento de la confianza y la seguridad a nivel internacional, regional y bilateral, con un mecanismo de verificación sólido y eficaz. Por ello, la Unión europea, insta a todos los Estados, en particular a los que figuran en el anexo II del Tratado, a que firmen y ratifiquen el Tratado sin condiciones previas ni más demoras. Por otro lado, están solicitando a todos los Estados que respeten una moratoria sobre las explosiones de ensayo de armas nucleares o cualquier otra explosión nuclear, y se abstengan de cualquier acción que pueda frustrar el objeto y propósito del Tratado.

Luego de esta ratificación por parte de Cuba, la Unión europea espera trabajar con Cuba para promover el TPCE y su adhesión universal, apoyar el Sistema Internacional de Monitoreo y participar en los intercambios científicos promovidos por la Organización CTBT, tal como señala su Comunicado.