España y su política medioambiental

0
73

Europa tiene ambiciosas leyes y políticas para proteger el aire y el agua, fomentar la economía circular, aumentar las tasas de reciclado y salvaguardar la naturaleza. Su aplicación es un factor clave para alcanzar nuestros objetivos medioambientales. Por este motivo, la Comisión Europea puso en marcha la revisión de la aplicación de la política medioambiental (EIR, por sus siglas en inglés), una herramienta que ayuda a los países a abordar obstáculos sistémicos a la integración ambiental identificando las causas subyacentes de una aplicación deficiente. La EIR incluye un ciclo periódico de análisis, diálogo y apoyo entre iguales. En la presente ficha informativa se resumen los resultados del segundo paquete de la EIR, publicado en abril de 2019.

Principales progresos EIR 2019

✚ Se ha elaborado una estrategia nacional para fomentar la economía circular, que está aún en proceso de adopción. Además, muchas Comunidades Autónomas también han adoptado o están elaborando estrategias regionales relativas a la economía circular. Más de trescientas partes interesadas han firmado ya un Pacto por la Economía Circular, que se lanzó en 2017.
✚ En relación con la gestión del agua, se ha observado una mejora considerable de la cantidad y la calidad de la información incluida en los segundos planes hidrológicos de cuenca, aprobados con arreglo a la Directiva Marco del Agua.
✚ España ha logrado ciertos progresos en la elaboración de planes para la gestión de los espacios Natura 2000. En abril de 2018, el 77 % de los espacios Natura 2000 había sido designado como Zona Especial de Conservación y contaba con planes de gestión.

EJEMPLOS DE BUENAS PRÁCTICAS

  • En el campo de la garantía del cumplimiento medioambiental, España ha creado una unidad policial (SEPRONA – Guardia Civil) para luchar contra los delitos contra el medio ambiente y una Fiscalía especializada en materia de medio ambiente que ya han cosechado éxitos en la investigación y el enjuiciamiento de delitos medioambientales organizados.
  • El programa LIFE (proyecto Indemares de LIFE+ y proyecto integrado LIFE Intemares) se ha utilizado para designar una red consolidada de espacios marinos Natura 2000, con la participación activa de los sectores implicados y la investigación como herramienta básica para la toma de decisiones.
  • El Ministerio para la Transición Ecológica ha creado un sólido sistema de recopilación de datos que se parece mucho al instrumento de información WISE-Water de la Unión Europea, pero que además integra información sobre la Directiva de Aguas Residuales. Este nuevo sistema facilitará el envío de datos del ámbito regional al ámbito nacional, así como la incorporación de dichos datos al sistema WISE de la UE.

RETOS

Gestión de residuos
A pesar de los progresos realizados en la transición hacia una economía circular, la gestión de los residuos sigue planteando un desafío importante. Tal como indica el informe de alerta temprana de la Comisión (2018), España es uno de los países en riesgo de incumplir el objetivo de la UE para 2020 en relación con el reciclado del 50 % de los residuos municipales. Según datos de 2017, la tasa general de reciclado es del 34 % (incluidos reciclaje y compostaje). Asimismo, existen grandes diferencias entre regiones, por lo que es necesario realizar más esfuerzos para mejorar la gestión de residuos.

Aguas residuales urbanas
Aún existen desafíos importantes relativos a la gestión del agua, como la gobernanza del agua y la necesidad de subsanar las carencias en las inversiones hidráulicas, especialmente en lo que se refiere a las aguas residuales. A pesar de sus progresos, España ha tenido dificultades para aplicar la Directiva sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas. Actualmente, la Comisión tiene varios procedimientos de infracción abiertos contra España. En el caso más avanzado, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea emitió una segunda sentencia el 25 de julio de 2018 por la que se imponían sanciones pecuniarias a España por primera vez en el sector medioambiental. Por lo tanto, es necesario seguir invirtiendo en infraestructuras para mejorar la gestión del agua, como el tratamiento de las aguas residuales, la reducción de las pérdidas en las redes y la optimización del suministro de agua, a fin de aportar beneficios medioambientales, económicos y sociales a España.

Fiscalidad medioambiental
El Gobierno español está trabajando en la adopción de nuevas medidas para aumentar la fiscalidad medioambiental y reducir las subvenciones perjudiciales para el medio ambiente. Sin embargo, España sigue siendo uno de los Estados miembros de la UE con un menor porcentaje de impuestos medioambientales

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here