Entrevista a Romano Prodi, “no hay una Europa sin Italia”.

0

En Lima son las cuatro de la mañana, en Roma, las once, nos reunimos para entrevistar al prof. Romano Prodi, además de la notable experiencia académica, es un importante político italiano, ha sido presidente de la Comisión europea. Es un europeista convencido pero también latinoamericanista, participó en todos los trabajos que el BID realizó en Italia, impulsó el diálogo con América Latina desde su presidencia en la Comisión europea.

Aún no se sabe si Italia ha llegado al pico de contagios y si la curva declinará pero lo que sí ha quedado claro, en plena epidemia, es que el rol del Estado es fundamental, que las estructuras sanitarias son determinantes para vivir o morir, también de epidemia coronavirus. De una censura al Estado interventor (Tatcher, Reagan) se pasó al libre mercado, se pensaba que el mercado arreglaba todo. Esta epidemia hace evidente que nuestro sistema sanitario bajo el rol del Estado es de gran importancia, el gasto en la sanidad es importante. En efecto, si Italia cuenta con 6,000 camas de cuidados intensivos, Alemania tiene 40,000, Perú llega a 250. Indudablemente, Alemania sale muy bien por el gasto en su sanidad. Para un hombre político, quien ha vivido las nacionalizaciones y las privatizaciones de su país, sostiene “se ha despertado la idea del welfare y de la protección”, si bien no se hablará de nacionalizaciones, “habrá una política más francesa, todo es libre pero en cada situación el Estado estará presente porque protege”.

Un caso por todos, ante esta pandemia, sólo el Estado podía poner a reparo a la ciudadania, las mascarillas, así como ha anunciado el Presidente Vizcarra serán distribuidas gratuitamente, como ya está sucediendo en algunas regiones de Italia. Ahora, esto “la gente lo entiende, el rol del Estado como garantía, como protección del welfare.” 

Ante el “coronabond”

Es la víspera de la decisión sobre el “eurobond o coronabond”, ante una Europa dividida, el prof. Prodi relata “cuando hemos creado el Euro, era claro que se debía poner todo en armonía con la moneda única, tener un sistema de deuda coordinada, no existe una moneda sin columnas. Cuando hice presente este problema, me respondieron “Roma no se hizo en un día”, luego, se cambió el espíritu”. 

En efecto, cada vez más la Comisión ha cedido sus prerrogativas al Consejo, poco a poco ha prevalecido la visión de política nacional ante una visión comunitaria, ahora ante una pandemia llamada “corona virus” donde ningún país es responsable, las posiciones se dividen, no quieren arriesgar, entran en juego los prejuicios, en cambio, Prodi sostiene debe ser la oportunidad para regresar al espíritu original del nacimiento de la moneda única que ahora sólo la defiende el Banco Central Europeo.”

En contraste, la Comisión europea no ha devuelto a los Estados nacionales la política comercial, precisamente Europa ha ido muy bien en el comercio exterior que es el único sector de competencia de la Comisión, cuando se trabaja en conjunto se va adelante muy bien, un ejemplo: el Airbus.”

Austria y Holanda se mantienen firmes en su negativa, Alemania no toma en cuenta el eurobond, no lo considera adecuado para gestionar la crisis inmediatamente, requeriría dos años crear un bono del gobierno europeo, Alemania, tendría que hacer una modificación constitucional,pero si quiere lo hace”. Sí, es cierto, tomaría tiempo. Sin embargo, se debe apreciar la gestión del presidente del Consejo italiano Conte quien ha logrado reunir 10 países, hoy se unió Rumania, a la propuesta de crear el mecanismo de soporte a la crisis por la pandemia, que luego de tanto explicar, bastaron dos palabras de Macron para definir la crisis europea “es simétrica”, afectará a todos por igual. No valen actitudes ofensivas como las planteadas por Austria, cerrar fronteras, ofender a los italianos y proponer solicitar un carnet para entrar en su territorio. Ante ello, el prof. Prodi lanza un mensaje no jueguen con el fuego, estamos tan integrados que cualquier ruptura arruinaría la economía de Austria, o la de Alemania……¿es qué las ventajas que nos da Europa las queremos arruinar?” pasando a reflexionar sobre un pasaje ya vivido en el Renacimiento, cuando no se unieron para construir las carabelas, ahora tampoco quieren dar un salto de calidad cuando se ve que “los nuevos dominadores de la economía mundial son los posesores de la red, ahora las nueve carabelas son: Google, Alibaba, Amazon, Apple, E-bay, Facebook y otros,  todos norteamericanos o chinos. De las 20 empresas importantes, sólo una es europea, 19 son norteamericanas o chinas. Se requiere un mínimo de inteligencia política.”

Pero, tiene esperanza el prof. Prodi, cuando se refiere al grupo de países alrededor de la propuesta de Conte a quien le aconseja, hacer alianzas, alianzas, alianzas”, para proseguir “hay un grupo de países que tiene claro que el progreso del gobierno de Europa conviene a todos, comenzando por Alemania y Austria,  hacer algún sacrifico económico en breve plazo tiene mucha más importancia a largo plazo, de otro modo, se continuará a vivacchiare (mantenerse a flote).”  El sistema de votación en el Consejo prevé la unanimidad, por ello el derecho de veto puede bloquear todo.

La severidad con la que Holanda trata a los países del sur contrasta con los beneficios que obtiene gracias los 27 países europeos, señala Prodi, la atmósfera psicológica frente a los gobernantes holandeses”, de fiscalizar y criticar, ustedes “toman la sede de la todas las multinacionales europeas FIAT, Campari, ¿cómo es esto? por un lado ustedes no quieren dar y luego tomas. Ese espíritu es muy peligroso, un juego que Alemania consiente, un juego de equipo que está incidiendo en la opinión pública italiana.”

China, su internacionalización en la globalización

Aún recordamos la reunión en Bruselas en la Asociación de Industriales europeos, propulsores entusiastas del ingreso de China en la OMC para que se democratice, decían, y siga las normas del comercio internacional. Sabemos cómo está yendo esa iniciativa, China, ahora es, junto con Estados Unidos los dos líderes mundiales dejando atrás a la Unión europea, a punto de disgregarse con una balanza comercial negativa, fuga de industrias, piratería en patentes, etc., no se ha democratizado, sigue con el status de país en via de desarrollo siendo líder de la globalización.  No sólo, su modelo autocrático, contrasta con los valores europeos, de defensa de la democracia, en un momento donde el mundo está manifestando esa tendencia desde Trump, India, hasta Australia, por ello “hay que dialogar con China, demostrar que somos mejores, que creemos en la convivencia y confiamos en la democracia, por eso soy caluroso por Europa, porque es la única región en el mundo que, en este momento más aún, defiende la democracia.”

El apoyo de la Unión europea fue determinante para la internacionalización de China, ¿era oportuno? ¿sin valores democráticos?, ¿no se da un mensaje anómalo?, crecimiento sin democracia. Si la intención fue gobernar la globalización, dar una apertura desde los Estados Unidos y la Unión europea a China, recuerda el prof. Prodi, sucedió que “cada empresa se fue a China a hacer sus negocios, el 40% de las exportaciones de la China son de empresas multilaterales, se fragmentó las reglas y se aprovechó hasta que se generó el problema del gran desbalance en la balanza comercial” se presentaron las tensiones y los problemas. Por ello “debemos mantener la globalización, darle reglas, pero tratando estos problemas con China junto con los Estados Unidos.”

Aunque, las condiciones han cambiado, sí antes, el costo del trabajo con Italia era 40 a 1, ahora es de 2.5/3 a 1, otras condicionestenemos que acompañar este cambio para que se ponga orden en el comercio y ahí China debe dar tantos grandes pasos.” 

El rol protagónico de Francia

Francia se demostró el gran aleado en la mutualización de la deuda, Italia y España tienen una situación interna dura. De Francia se espera más, pero tiene un dilema, nos explica el prof. Prodi, “no se puede desenganchar de Alemania. Francia tendría en teoría una gran lugar importante en la política europea, un día lo quiere, otro no”.

En la Comisión europea, por ejemplo, se hablaba francés, desde que entró Gran Bretaña se perdió esa primacía, ahora que Reino Unido salió, le correspondería “un lugar extraordinario, habría podido dar un salto a Europea,  es el único país que tiene armas nucleares, es el único país que tiene el derecho de veto en las Naciones Unidas……..tendría un liderazgo europeo, una fuerza enorme. Si tomase la iniciativa de dar un salto adelante subiría con Europa, pero Francia, es siempre dudosa.”

Prosigue, “Francia  pierde una ocasión al no demostrarse líder de una Europa más unida, son actos de coraje que me parece naturales de parte de Francia…………tendría una Italia lista a adherir a este acto y no hay necesidad que Francia rompa con Alemania……el rol de Francia como unificador de Europa, dando pasos adelante en la que Italia pueda identificarse. Recordemos, nunca he sido nacionalista ni fanático, pero examinando a fondo la historia europea, el rol de mi país como mediador, como importante, no he pensado que podemos ser líderes en Europea pero sí indispensables para construirla…………no hay una Europa sin Italia, Francia debe tomar conciencia de esto.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here