2º día: Definir la caja de herramientas para una acción eficaz por el Clima

0
(de g. à d.) Christina Pantazi, attachée (Environnement), représentation permanente de Chypre auprès de l’Unione européenne (Chypre) ; Charlotte Bettina Mogensen, conseillère spéciale, Ministère de l’Environnement (Danemark) ;

El 23 de julio es el segundo día de reunión de los ministros del medioambiente de la UE en Luxemburgo. La evidencia científica nunca ha sido más fuerte sobre las causas antropogénicas del cambio climático. Se necesitan medidas urgentes y decididas en todo el mundo para mantener el aumento de la temperatura por debajo de 2°C en comparación al período preindustrial y para evitar daños irreversibles en los sistemas humanos y naturales. A tal efecto los esfuerzos de gran escala son necesarios, por una parte, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de manera significativa y, por otro lado, para adaptarse a los efectos ya inevitables del cambio climático. Se ha determinado como elemento crucial la financiación por el clima y la adopción de un acuerdo global justo, ambicioso y dinámico, jurídicamente vinculante. Aunque el “crecimiento verde” requiere tiempo y definición de sus características.

(de g. à dr.) Carole Dieschbourg, ministre de l'Environnement (Luxembourg) ; Tine Sundtoft, Ministre du Climat et de l’Environnement (Norvége)
(de g. à dr.) Carole Dieschbourg, ministre de l’Environnement (Luxembourg) ; Tine Sundtoft, Ministre du Climat et de l’Environnement (Norvége)

Con relación al principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y las capacidades respectivas, se deberá definir el desplazamiento de flujos financieros a la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), si la financiación pública será desplazada hacia el financiamiento climático. Se están evaluando otras maneras inteligentes para utilizar los fondos públicos junto con  la financiación del sector privado en la acción climática eficaz, sobre todo porque una transición exitosa hacia economías bajas en carbono en todo el mundo mantiene la promesa de importantes oportunidades económicas.

El Informe Bianual del Comité Permanente de la CMNUCC sobre Finanzas 2014 (SCF) estima que a partir de 2010 a 2012, los flujos financieros de los países desarrollados a los países en desarrollo osciló entre $40 a $175 mil millones por año. Esto incluye los flujos anuales de $35 a $50 millones a través de las instituciones públicas y $5 a $125 millones de dólares de financiación privada.

La caja de herramientas que se necesita, podría incluir subvenciones del gobierno para mitigar el riesgo de las garantías y los planes de seguros, bonos verdes y fondos de inversión climática para impactar la inversión. Los flujos financieros de fuentes públicas podrían ser utilizados para proporcionar entornos propicios legales y reglamentarias y de aprovechar el aumento de la financiación del sector privado. Poner un precio creíble a las emisiones de carbono – a través de sistemas de comercio de emisiones eficaces – podría ser muy útil.

(de g. à dr.) Carole Dieschbourg, ministre de l'Environnement (Luxembourg) ; Gian Luca Galletti, Ministre de l'Environnement, de la Protection du territoire et de la Mer (Italie)
(de g. à dr.) Carole Dieschbourg, ministre de l’Environnement (Luxembourg) ; Gian Luca Galletti, Ministre de l’Environnement, de la Protection du territoire et de la Mer (Italie)

En 2009 los países desarrollados se comprometieron a movilizar conjuntamente 100 mil millones de dólares por año hasta 2020 para atender las necesidades de los países en desarrollo para la acción climática. Esta cantidad ha de venir de una amplia variedad de fuentes: públicas y privadas, bilaterales y multilaterales, incluidas las fuentes alternativas de financiación. Una parte significativa de esta cantidad debe fluir a través del Fondo Verde para el Clima (FVC). Otros fondos pertinentes del proceso de la CMNUCC incluyen: el Fondo Especial del Cambio Climático (FECC) y el Fondo de los Países Menos Adelantados (PMA), el Fondo de Adaptación (FA), y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM). En cuanto a la formación bruta de capital de reciente creación, hasta el momento, de un total de 10,2 millones de dólares en contribuciones comprometidas, los estados miembros de la UE se han comprometido en 4,750,000,000 dólares.

Además los miembros del G7 tienen como objetivo acelerar el acceso a las energías renovables en África y en países de otras regiones en desarrollo, con miras a reducir la pobreza energética a través de la movilización de recursos financieros de los inversores privados, instituciones financieras de desarrollo y bancos multilaterales de desarrollo. Este objetivo es ampliamente compartido por la Unión Africana, con el Programa Ambiental de las Naciones Unidas (PNUMA), así como con la Presidencia francesa entrante de la COP21.

Estas y otras reflexiones más se encuentran en el documento de base de la reunión de Ministros que facilitarán encontrar respuestas a las preguntas que darán lugar al documento final. Una de ellas es:

1. Con el fin de trazar una ruta creíble para movilizar a 100 mil millones de dólares anualmente para el año 2020 para el apoyo a las actividades de adaptación y mitigación en los países en desarrollo:
a. ¿Qué tipo de incentivos e instrumentos financieros son necesarios para aprovechar el dinero del sector privado con una cantidad limitada de fondos públicos?
b. ¿Qué tipo de metodología se puede aplicar para dar cuenta de manera creíble para la financiación del sector privado que está realmente dirigida a la acción efectiva el cambio climático?

**************

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here