Más allá del producto: estrategias de Branding

0
621

En América Latina tenemos la Marca País, Marca Perú, Marca Chile, recientemente la Marca Honduras, un logotipo utilizado para el turismo, productos y eventos. La Marca País en Europa está más relacionada al turismo, en cambio sigue siendo, en el caso de Italia, el “Made in Italy”, el representante de la Italia que produce.

Una marca, un brand no es el logotipo, es la identificación comercial o el conjunto de varios elementos con los que se vincula a un producto o servicio concreto.”

Italia, posee una de las culturas más antiguas en el mundo, sigue aportando conocimiento por su “saber hacer”. Su “Made in Italy” se basa en una cultura milenaria que, si bien fue conquistada, no fue avasallada como sucedió con las importantes culturas Latinoamericanas.

La extraordinaria producción italiana del Mueble ha dado lugar a la “Settimana del Mobile” y al Master Brand Ambassador,  éste forma figuras profesionales promotoras en el mundo de los valores del Made in Italy, con especial atención, al sector de los muebles de madera, con el propósito de transferir y promover el Italian Lifestyle en el mundo. Ha finalizado su 1ª edición, cursos intensivos de febrero a julio 2018.

El “Made in Italy” es el tercer brand más conocido en el mundo luego de la Coca-Cola y Visa, produce a Italia más de $200 mil millones. El sector de los muebles de madera produce casi €30 mil millones gracias a más de 57.859 empresas que dan trabajo a 255.918 trabajadores.

A la región Veneto, le corresponde el 21% del facturado, con el 15% de las empresas, es decir, 7.764, divididas en 52% en el Mueble y el 48% en la Madera. Esta producción encuentra su demanda en más de 180 países.

Sin embargo, son cada vez menos los jóvenes italianos dedicados a las actividades propias del sector. En contraste con el deseo del 45% de jóvenes europeos quienes consideran a los italianos, los más creativos del mundo y quieren venir a Italia a hacer un stage en una empresa, con claros objetivos: el 45%, para aprender la creatividad; el 36%, por la garantía de encontrar un trabajo en el mundo; el 33% para ser diseñador de interiores: el 31% para ser arquitectos; el 31% para ser decoradores; el 38% para ser pintores; el 25% para ser responsable de la calidad; el 22% para ser tallador; el 22% para ser tapicero.

Como señaló Claudio Feltrin, presidente de Assarredo, en el reciente encuentro de AssoarredoLAB, las empresas italianas no han sabido comunicar a los jóvenes italianos el valor de la producción de los muebles de madera. En cambio, visto desde afuera, estos oficios profesionales son sumamente apreciados. Por ello, trasmitir conocimiento estructurado es la base de la herencia de los oficios y de las profesionalidades, de identidad italiana. Siendo imprescindible, ver y apreciar desde afuera los productos italianos.  

La experta de estrategia de empresas, sobre todo, en cuanto se refiere al brand, Paola Leoni, insistió que el brand es identidad, es construcción. Se parte de un producto para diseñar el mundo, es un proceso.  

Hacer un brand, requiere buscar y encontrar su propia cultura, su propia identidad, no la familiar, sino ir al fondo de la propia identidad y ponerla en relación con el mundo entero, es decir, una mirada interna y externa haciéndose un examen de conciencia, cuenta el origen, lo que somos, es ponerse en diálogo con la sociedad y con el futuro.

El objetivo es unir un grupo humano en una empresa, bajo un brand, bajo  los mismos valores, con coherencia ya que el brand es muy delicado, no puede sufrir incoherencia ni caídas, es el caso del impass “NIKE y el trabajo infantil”. La reputación es indispensable.  

En un mundo cambiante donde la cultura se une a la tecnología, al futurismo; donde la comunicación se dinamiza; la propiedad cambia, ahora se “comparte”. Cuando se ha comprobado que los jóvenes compran más experiencias que objetos. Sólo entender la evolución del uso de un sofá, su multifuncionalidad: no sólo para sentarse, sino, para trabajar, para comer, para leer, hay que conectarse con el mundo que se mueve, la función de los muebles cambian. Cada brand, como las personas, es diferente y cada uno tiene mucho por ofrecer.

Foto Portada: https://www.salonemilano.it/

Compartir
Artículo anteriorAcuerdo UE- EE.UU. sobre la OMC
Artículo siguienteMission Cajamarca & Amazonas, the coffee route
Isabel Recavarren
Peruana. Jurista. Periodista. Abogada. Universidad Mayor de San Marcos. Master en Organismos Regionales e Internacionales de Desarrollo, Universidad de Piura. Master en Derecho y Economía de la Unión Europea-Universidad Statale di Milano. Doctor de Investigación en Derecho Internacional de la Economía-Universidad Luigi Bocconi. Fundadora: CEFIAL-UE y Panorámica Latinoamericana. Fundadora y Coordinadora del Foro Euro-Latinoamericano de la Mujer. Miembro de la Consulta Femenina Permanente del Consejo Pontificio de la Cultura del Vaticano. Lema: El conocimiento genera desarrollo. Las personas con conocimiento constituyen el mejor recurso de una Nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here