Descubramos China con el prof. Bruno Grassetti

0

Sigue la Entrevista en el Canal de Panorámica Latinoamericana – UE
https://www.youtube.com/watch?v=VcKl7XfVN0E

Recordaremos, tal vez no todos, cuando el mundo estaba lleno de “Made in USA” ahora, desde hace unos años, todo es “Made in China”, salvo los productos artesanales que lucen un “Made in Italy” o “Made in France”.

Recuerdo aún cuando los industriales europeos impulsaban el ingreso de China en la OMC porque “querían gestionarla, enseñarle como producir”. Como dijo quién fuera presidente de la Comisión europea en esos años, Romano Prodi, antes que China se lanzase en el mercado internacional se debió haber acordado una serie de medidas como la propiedad intelectual… pero, ¿qué paso? la mano de obra barata, la codicia imperó en los empresarios del mundo occidental que vieron la oportunidad de quintuplicar o más sus ganancias no dando, además, ninguna ventaja a los consumidores, los altos salarios impuestos por los sindicatos europeos dejaron de ser un problema. Las empresas emigraron, deslocalizaron en China, también los centros de desarrollo de APPLE, Microsoft, si agregamos la materia prima que también abunda en China, el programa se completó.

Mientras el dólar seguía dirigiendo la finanzas y el comercio internacional, China se compraba el mundo y el mundo le compraba todo.  La acumulación de dinero de China es enorme, razonando como Imperio ha invertido en la Bolsa de Valores de Nueva York, dueña de mineras oro y como ejemplo: el lito latinoamericano es de China, los autos eléctricos serán chinos.

Sin embargo, el encanto chino para los europeos ha tenido un duro despertar, el tratamiento de la COVID fue funesto, la innecesaria manifestación de fuerza comercial en un momento delicado cuando se necesitaron  los respiradores, a un continente que ha pasado de la destrucción extrema al bienestar, no es poco.

Una cumbre virtual se realizará este 14 de septiembre entre la Union europea – China, su estrategia de separarla de los Estados Unidos está sufriendo algún revés. El aparato chino sabe que el diálogo se ha endurecido, por ello ha mandado a sus emisarios a los diferentes países, no a Bruselas, esta vez el presidente Conte no recibió a Wang Yi, ministro de relaciones exterior de China. Aún se recuerda las declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien, al final de la última cumbre China-UE del 22 de junio, denunció ciberataques chinos contra hospitales europeos durante la pandemia.

En su visita a Noruega, Wang Yi cuestionó el origen chino del Covid-19 y desaconsejó la concesión del Premio Nobel de la Paz al “pueblo de Hong Kong” que lucha contra Beijing mientras invoca la “no intromisión en asuntos de un país”como es el caso e Cuba, Venezuela, Nicaragua.

Para entender China, hablaremos con un experto de este continente el profesor Bruno Grassetti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here