Conozcamos a Yolanda Torriani, intuición, tenacidad y visión de futuro

0

La disyuntiva en la vida determina el cambio, sucede en cualquier momento dónde hacemos muestra de nuestro libre albedrío.

Sin embargo, el hecho que algunas decisiones de la vida determinen el resto de la misma, más aún en temprana edad, nos confirma que el destino es el resultado de nuestras decisiones. Es cuanto ha vivido y sigue viviendo Yolanda Torriani. Conozcámosla, es una inspiración de mujer, de intuición, de tenacidad, con visión de crear, de construir, desde ella misma, un imperio económico familiar, además de ser, un referente de la Mujer Empresaria Peruana.

Ante la propuesta de festejar sus quince años en Lima o realizar un viaje a Nueva York, eligió la segunda opción. Un viaje de menor no acompañada en Aerolíneas Peruanas. Durante el viaje conoció al señor Mc Fider quien viajaba con su enfermera filipina, la señora Purita Yamakawa, le conversaban durante el viaje para hacerle compañía. Después de una semana fueron a la casa del Padre de Yolanda “para verificar si yo estaba bien”, un gesto muy lindo que significó para Yolanda una señal de confianza en las personas de bien.

A sus quince años recorrió las calles de Wall Street, donde “no hablan tu idioma”, representó un gran estímulo y gratas vivencias, guarda un gran afecto por la ciudad de Nueva York, “viajar dentro o fuera del Perú para una joven menor de edad representa un reto, una posibilidad de tomar sola sus decisiones”.

En sus idas y vueltas a Nueva York, yendo a una Casa de Cambio en Jr. Camaná, encontró al dr. Antonio Urrutia Carrillo, Juez del 4º Juzgado Civil, quien le había aprobado el permiso como menor de edad para visitar a su Padre en el extranjero. Urrutia Carrillo, le sugirió reemplazar a una empleada de una empresa, la cual se iba de vacaciones por un mes, ya que “sabes algo de inglés, la reemplazas por el mes de diciembre y luego vuelves a los Estados Unidos”, le dijo.

Así lo hizo Yolanda, “y nunca más salí de ahí, ahora soy la dueña de W.Moller S.A.C Ajustadores de Seguros, desde hace 35 años”.

W.Moller S.A.C es una empresa Inspectora y Liquidadora de Siniestros, ante cualquier siniestro se debe realizar la inspección, W.Moller S.A.C realiza e informa a la Compañía de Seguros la cuantía de la pérdida, lo que debe pagar a los damnificados de acuerdo a lo suscrito en la Póliza de Seguros.

En efecto, Yolanda Torriani entró en W.Moller S.A.C a los 17 años para reemplazar a la secretaria Flor de Maria Parodi durante sus vacaciones, a quien luego le dio fiebre malta y tifoidea, su ausencia se prolongó por tres meses.

Mientras, Yolanda, ante el poco trabajo, leía, revisaba documentos, ponía orden en los mismos, clasificándolos en base a lo que observaba y, por espontánea actitud, sumaba la cifras y les colocaba el valor final. El Gerente de la Oficina, de origen argentino, al conocer la autoría del trabajo, le dio un escritorio y le enseñó los Incoterms, CIF, FOB, etc. Así, Yolanda, inicia a liquidar los siniestros, que serán revisados posteriormente por el Gerente,  cuando la mayoría de edad, en ese entonces, era a los 21 años, inicia a estudiar a nivel práctico el tema de Seguros.

Se casa a los 19 años, su esposo no quería que ella siguiera trabajando. Su Padre, figura que ha impulsado los cambios fundamentales en su vida, le hizo un conspicuo regalo que ella destinó a comprar una parte de las acciones de W.Moller S.A.C, convirtiéndose en accionista de la Empresa. 

Quien fuera el Gerente de la Empresa, quien promovió a Yolanda reconociendo sus capacidades, se fue robando a la W.Moller S.A.C. El dueño de W.Moller S.A.C, desde la central en Hamburgo, Alemania, “me comunicó que había que cerrar la Moller de Lima, empecé a hacer la liquidación de la empresa, pero, el mercado peruano seguía solicitando nuestro trabajo”.

La ironía de los tiempos, en esa época las mujeres no trabajaban en el ámbito de los Seguros, Yolanda, en cambio, participaba en todas las actividades que las Compañías de Seguro en Lima realizaban. La mayoría de sus colegas, la veían con pena “porque pensaban, pobrecita tiene que trabajar, quién sabe qué necesidades tendrá”.

Yolanda, tiene cuatro hijos, cuando llegó su segunda hija, Heidi, decidió no seguir trabajando, es ahí cuando “el señor Moller me hizo recapacitar y seguí trabajando”.

Otro apoderado, esta vez de origen colombiano, también se fue robando a la Empresa, esto determinó algunos cambios “nos convertimos en accionistas dueños, el Sr. Moller, Daniel Zamora de Colombia y yo, que tenía 23 años”.

Sin embargo, a la W.Moller S.A.C nunca le faltó trabajo porque había una respuesta, “las inspecciones eran eficientes, yo dirigía la empresa, me gustaba mi trabajo”. Llegan  dos alemanes a trabajar en W.Moller S.A.C, Yolanda, al tipear los certificados de seguros en alemán, aprende la lengua. Moller decide venderle el resto de las acciones “tenía 26 años”.

La empresa se había especializado en los Seguros de transporte marítimos, en los contratos marítimos, en los cascos, “me dediqué a estudiar, iba a los seminarios para aprender, conocí a los abogados marítimos, a las empresas navieras, les hacíamos los reclamos, asistía a todos los eventos que se realizaban, además la empresa tenía muchas representaciones extranjeras, W.Moller S.A.C como Comisario de Averías, iba a cobrar los certificados que hacíamos en el extranjero, hicimos una linda experiencia con el mercado internacional”.

Era habitual que en el mes de agosto, en el Hotel El Pueblo, se realizasen seminarios al cual asistían los Lores de Inglaterra para hablar de Seguros, asistían todas las compañías y los broker, Yolanda iba con sus hijos chicos, “ellos jugando y yo estudiando”. Lamentablemente, los Seminarios se suspendieron por el terrorismo.

Yolanda decide organizar un seminario de Seguros de Cascos, sobre legislación marítima sobre los ríos caudalosos de la Selva, nunca había sido hecho un seminario de este tipo. Un éxito de asistencia, “el costo fue que cada uno pagase su almuerzo y su coffee”. Esto da inicio a otra etapa, la enseñanza.

“Inicié a enseñar seguros, en el Instituto de Seguros, en la Escuela de Seguros, en IPAE, en la UPC”, sus alumnos se cuentan por miles, incluso sus hijos estudiaron en la Escuela de Administración de Seguros, para luego proseguir sus estudios en Londres.

El modelo de vida que Yolanda impartió a sus hijos, determinó, que ellos siguieran su camino. En las vacaciones, Heidi, quien estudiaba en el colegio alemán y tenía buena caligrafía, llenaba el registro de ventas; su hijo estaba encargado de entregar la correspondencia, ambos recibían un sueldo de acuerdo a sus tareas. Así se fue creando la Familia de Aseguradores.

“Tengo buenos hijos”, nos dice, “dos trabajan conmigo, Alfieri Peirano Torriani, es Director de Siniestros, se fue a estudiar a Inglaterra cinco años y regresó a la empresa; Heidi Peirano Torriani, es Ajustadora en Ramos Generales, se casó hace tres años, se fue a vivir a los Estados Unidos. Biaggio Peirano Torriani, es Director de la oficina en Arequipa. Giofianni Peirano Torriani, es abogado, politólogo, profesor universitario, casado con una chica alemana quien está concluyendo su tesis en Luxemburgo sobre la música peruana. Tengo tres nietos, Adriano, Briana y Grazia, todos son muy desenvueltos.”

Preguntamos a Yolanda Torriani. 

Yolanda, tú has desarrollado un imperio económico, has creado una profesión que te ha abierto un mundo a ti, a tu familia, ¿cual era tu cualidad para que a 17 años determinarás tu vida? para que por iniciativa propia, calificaras los siniestros y ¿con cuál criterio los calificabas?

Tengo muy buena intuición, soy perseverante. Antes uno leía, hacia una resumen y luego lo escribía a máquina, ahora ya no se hace, esa es la comprensión de lectura, si a ti te gusta lo que haces, el asunto se multiplica y además te obliga a leer. Si tienes una buena biblioteca de seguros, recurres a ellos. Te inspira. Me gusta leer, hay casos que se repiten  pero no hay siniestro igual a otro, mientras te vas haciendo de un nombre, con una reputación impecable de confianza en el mercado de seguros nacional e internacional. Ahora, tú pides por Google y te responde, antes no había eso, había que consultar el diccionario, buscar los sinónimos, había formación.

Cuando el Gerente argentino aprecia tu iniciativa, ve en ti cualidades te da un escritorio, te abre la puerta de manager de la Empresa de Seguros, en una Lima donde la Mujer no contaba, donde tus colegas eran hombres mayores ¿no extrañaste dejar de ir a la Universidad con tu generación?

A mí me pareció muy bien la propuesta, una oportunidad excelente, yo estaba rodeada de hombres y a todos les pareció bien, eran mis compañeros de trabajo. Precisamente, por el trabajo no culminé mis estudios universitarios, además porque no había estudios de Seguros en la Universidad, había una Escuela de Seguros. Incluso, recuerdo que fui a esa Escuela a dar un examen donde el Director no me trató muy bien, me jalaron. En cambio, vi que pasaron los Ajustadores, hombres mayores, era un mundo de hombres. Me prometí que a esa Escuela “yo voy a regresar” y regresé como Profesora. Mis seminarios eran tan importantes que les hacía competencia a los Aseguradores, que me incorporaron en el Directorio de la PESEC, donde estaban los gerentes de las compañías de seguros, Lucho Bustamante de la UPC, David Fishmann,  Jaime Graña por los Broker. Les agradezco a todos ellos porque me apoyaron.

¿Cual fue la reacción en tu familia?

Lo asimilaron muy bien, no obstante mi Mamá nunca hubiera trabajado, lo tomó muy bien. Además, a mí siempre me ha gustado aprender, estudiar, participar. La primera vez que dicté un seminario sobre Seguro de transporte, fue en mi oficina en Miraflores, estuve muy emocionada. Las siguientes veces todo ha sido muy normal. La enseñanza es muy importante. Me he ganado el cariño y la estima de muchos alumnos. Luego, hemos formado la Asociación de Ajustadores del Perú, con la Superintendencia, con los Ajustadores y los Broker. Ellos decidieron asignarme, por mi trayectoria y por mi trabajo en la Superintendencia de Seguros, el Registro Número 001 de Ajustador como Persona Natural, Yolanda Torriani y como Persona Jurídica, Empresa W.Moller S.A.C.

Con tu amplia experiencia en el campo de los Seguros ¿cómo está el mercado peruano en la actualidad?.

En esa época habían 23 Compañías de Seguros y una Restauradora con muchos Broker. El mundo ha cambiado. Ahora hay pocas compañías de seguros, siete u ocho, muchos Broker pero también muchas empresas grandes, que absorben distintos Brokers medianos, ampliando, de este modo, su cartera. Por su puesto, ahora son muy técnicos usan muy bien la tecnología. No es fácil trabajar en el mundo de los Seguros porque los Asegurados y los Broker creen que todo tiene cobertura y todo se paga, y las Pólizas, no es que tengan las letras chiquitas, lo que sucede es que las Pólizas no cubren todo, cubren lo técnico, lo convenido, lo declarado, porque tú puedes decir “se me quemó mi casa, yo tengo todo asegurado” y ¿qué tal si no la aseguraste?. La Compañía de Seguros nunca te va a pagar lo que no aseguraste y el Ajustador entra cuando hay un siniestro y la Póliza se ha suscrito antes. A nadie le gusta que le digan: No, es una pena, pero así es el Contrato de Seguros. Si tú quieres asegurarte bien tienes que declarar bien, tener un buen seguro. En la actualidad, hay una serie de circunstancias que sí se cubren, puedes tomar excesos de pérdida, pero, se necesita un buen asesor de Seguros, que son los Broker.

Hay muchos Ajustadores de Seguros, cada uno ha salido de las Compañías de Seguros, de los Broker, otros que trabajaban con otros Ajustadores. De mi Empresa han salido varios. La Empresa W.Moller S.A.C cumplió 55 años, fue creada en 1963 por el Sr. Moller. Nosotros llevamos una historia, una dedicación, cuidando nuestra reputación lo cual nos mantiene en el mercado con gente competente. Nuestra empresa tiene cuarenta personas, con una oficina en Arequipa, con un representante en cada provincia para responder ante un siniestro en todo el país. Tenemos un personal con gran preparación y está capacitado constantemente, se trabaja con ética. Usamos tecnología especializada. Es una empresa familiar.

¿Acaban de crear otra Empresa?

Sí, hemos formado otra empresa YT, “nada evocativo a mis iniciales”, nos dice riendo. Esta empresa, prosigue, es especializada en “prevención de pérdidas”. Cuando Antamina decidió hacer su planta en el Perú, los reasegurados me contrataron para hacer el servicio de prevención de pérdidas. Nosotros vimos, supervisamos, desde el primer embarque que llegó para Antamina hasta el último con todos sus equipos, con un resultado de: cero siniestralidad, preparamos un personal para hacer ese trabajo y acompañamos el transporte desde el Puerto del Callao hasta Antamina. El Agente aduanal tiene una empresa logística que maneja el transporte del material, nosotros supervisamos que todo se cumpla. Evitando una pérdida y que llegue a su destino en su debido momento. El Ajustador siempre ha realizado la prevención de pérdidas, esto facilita el cumplimiento del Seguro, también sucedió en el caso de Chavimochic. 

Al finalizar Antamina, Ranza nos contrató para otros servicios similares, hemos atendido la mudanza de Las Bambas. Lo que hacemos es supervisar que todo se cumpla, esa es la labor de prevención de perdidas que ha ido evolucionando. Hemos supervisado también la llegada de los cerdos gorrinos unos cerdos ingleses, de las gallinas ponedoras, de caballos, de vacas, y de cuánto Perú necesita para desarrollarse, es parte de nuestro trabajo.

Hay casos singulares, por ejemplo un siniestro muy conocido fue la exportación a Europa de Uva chilena, llego contaminada con cianuro, la devolvieron a Chile. Pero, los chilenos tuvieron una reacción inteligente. Enviaron más Uva chilena al mercado europeo, la regalaban en las plazas, de ese modo recuperaron su mercado. Así reaccionaron a lo que pudo haber sido un sabotaje. También ha sucedido con la palta peruana, estábamos desplazando otro mercado. El sabotaje puede suceder en cualquier momento. Actualmente, para este tipo de productos se usa más el transporte por  avión, todo ha evolucionado, ha crecido el mercado. 

¿Consideras necesario sensibilizar a las personas en proteger sus bienes? ¿Ante los terremotos?

Hay que proteger las cosas, hasta la responsabilidad civil ha crecido, si te caes en la calle o en un supermercado, responden los Seguros de Responsabilidad Civil. Seria ideal dictar Conferencias multitudinarias para que la gente proteja sus pertenencias y propiedades. Nuestros trabajadores son ingenieros, asesores externos, estudio de abogados, vemos todos los riesgos, ingeniera, responsabilidad civil, maquinaria.

Un terremoto, los fenómenos del Niño, constituyen el mejor mercado para una Compañía de Seguros, se vive del mal de los demás, que se recuperan o se indemnizan. Sin embargo, muchas pérdidas suceden en zonas muy pobres donde no hay seguros, en otros lugares sí porque viven de préstamos a las Cajas de Ahorro. Los grandes almacenes están asegurados.

Hoy en día, todos tienen asegurado el auto, el SOAT, del auto se debe llevar a las casas, a la salud de las personas, a los robos, a los incendios, a los trabajadores del hogar, a tu familia. La gente puede pagarlos, pero, o no sabe o no está pensando en ello. Si sucediera un terremoto afectaría a muchas casas en  Lima que podrían caerse, también hay mucha auto-construcción, hay que tener en cuenta que es necesario precaver.

¿Desde cuándo eres socia de la Cámara de Comercio de Lima – CCL?

Mi empresa es socia desde hace más de 50 años, la inscribió el sr. Moller. Luego empecé a frecuentar la CCL, me invitó un tío Juan Musso quien iba a ser parte de la Cámara, estuve en su Directorio, he participado como cinco veces como Directora y finalmente fui elegida Presidenta. 

La CCL siempre ha realizado eventos, dada la mía especialidad me incorporaron al Comité de Aduanas, Puertos y le agregaron Seguros, una compañía de trabajo maravillosa, hemos trabajado muy bien. Posteriormente, se creo el Comité de Servicios, del cual soy Presidenta desde hace años.

Yolanda, ¿por qué creas el Foro de la Mujer Empresaria?

La CCL era miembro de la CONFIEP, Dalila Pardo de Zarik quien era dueña de Los Cóndores, vio en mí a la sucesora, hicimos el primer Foro de la Mujer en Trujillo, durante el gobierno de Fujimori, con muchas mujeres empresarias de Trujillo. Luego la CCL se retiró de la CONFIEP. Siempre he estudiado, el tema del emprendimiento, de las mujeres tomando en consideración que nosotras siempre hemos vivido en una sociedad bastante machista y discriminadora, eso me ha llevado a crear, hace 16 años, el Foro de la mujer empresaria, sumamente concurrido por tantas mujeres. Además, en la CCL nosotros capacitamos a las asociadas y a las no asociadas, nuestro fin, es servir a los asociados y a la sociedad.

Hablé con Samuel Gleiser durante su presidencia de la CCL y estuvo de acuerdo, se creó la Comisión de Desarrollo de la Mujer empresaria, venía tanta gente que teníamos que habilitar oficinas, una presencia masiva y constante. Este año hemos consignado dos premios, uno a la Señora Popolizio por la labor social en la zona de friaje y a una señora de Puno, quien tiene un Hostal “Cinco Esteras”, una mujer encantadora. Hasta ahora son 15, las premiadas por la Ministra de la Mujer.

¿Cuál ha sido el resultado que han obtenido? 

En 16 años ha habido una evolución. Por comenzar, el Foro ha sido un punto de reunión de mujeres, que adquieren conciencia que es posible hacer las cosas, han conocido casos de éxito, coaching, han conocido la economía del país, qué tenemos o qué no tenemos. Damos resalto a las competencias, al valor de la mujer que se queda en la casa. Este tema, fue objeto de un trabajo que presenté en APEC2016, “La Mujer y la economía” que es lo que ellas representan, cuántas trabajan con seguros y sin seguro, y las que se quedan en la casa, las cuales representan 3 sueldos mínimos equivalente al aporte en su casa. la mujer que se queda en su casa es contadora, planchadora, cuidadora de niños, cuidadora de adultos, cocina, administra, sin embargo, no son valoradas, todo eso tiene un costo y son ocultos, hay que ponerle valor. Luego los STEAM, lo que necesitan las niñas para competir en la sociedad futuro. 

 

El 15 de abril has sido reelegida por un segundo mandato a la Presidencia de la Cámara de Comercio de Lima, ¿cuáles son los resultados del primer mandato y el programa de este segundo mandato?

En el primer Mandato hemos realizado unos cambios en la CCL que serán implementados en este segundo mandato, como son: Corrupción, Seguridad Ciudadana, Educación, rubros que deben ser manejados. Contamos con el apoyo de la tecnología, que esta muy bien en la CCL, similar a la de un Banco con gente muy preparado. Ahora, hay que replicarlo con los asociados, dictar charlas y conferencia para hacerles entender que lo que estudiaron antes ya no es vigente ahora, que requieren actualización, que se debe integrar la economía de la felicidad, donde la persona debe tener un espacio para sí misma, dejar de correr y darte un espacio para ti, en muchos casos la tecnología lo permite.

Ofrecemos tecnología, educación, salud, formación continuada no sólo para los Asociados sino para todas las personas. Estamos haciendo, lo que antes no se hizo en la Cámara, vamos a presentar tres temas sumamente importantes al Presidente Vizcarra, temas álgidos, los cuales muchas veces no son enfrentados por ser impopulares, analizando el problema, aportando una solución acompañado del soporte legislativo. Pueda ser que no nos lo atiendan pero lo tendrán de base.

La corrupción es terrible, se lo dije al Presidente Vizcarra. En la CCL hicimos una Declaración de no corrupción de parte de todos nuestros Asociados, lo que no queremos es tener un Asociado corrupto, todos han firmado, un triunfo y tenemos una Comisión anticorrupción, estas comisiones nuevas que iniciaron en abril 2018, están compuestas por los más connotados hombres y mujeres del Perú que trabajan por el bien del País.

La corrupción conlleva la gestión del bien público para fines privados, las empresas son forzadas ante la fuerza del aparato estatal ¿no crees que el problema parte del Estado?

No puede seguir así, comenzamos por casa con el tema anti-corrupción, tenemos una Comisión anti-corrupción que preside Manuel Romero Caro con distinguidas personas. Hemos hecho una serie de eventos de complains, hemos sido certificados, hemos realizado  eventos para que la gente tome más conciencia y tenga un certificado que demuestra que su empresa es impecables y que no negocia con corruptos. 

Tenemos una Comisión de Trabas del Estado, denunciamos, conversamos con el sector y lo arreglan, porque es una traba para la inversión, para el trabajo, para el desarrollo económico. Nosotros tenemos el departamento legal más grande de todo el país. Los Gremios nos piden modificaciones, junto a ellos protestamos. Tenemos 22 Comités representante de cada Gremio, de cada actividad, hay un grupo que lo maneja, revisa los pedidos, las situaciones y se le dice al Estado “esto no puede ser”, así como se le hace conocer a los nuevos Gobernantes las trabas de parte de funcionarios situados en el poder. La corrupción, lamentablemente, está muy empoderada, enquistada en todas las entidades del Estado y también en la actividad privada. Odebrecht estaba inscrito en la CCL y se retiraron, alguna Directiva los obligó a que salieran. Graña y Montero tampoco están más en la CCL. 

Con tu visión, desde que tuviste 17 años cuando iniciaste tu vida laboral, has podido ver los cambios socio-económicos del país ¿qué futuro ves para el Perú?

El Perú es un país rico con una serie de facilidades, tiene tres regiones que pueden cultivarse, que pueden producir cantidad de cosechas, lo que no sucede en otros países, además, es un país eminentemente minero, que produce ingresos a la SUNAT, tenemos que cuidarlo, tenemos que reglamentarlo, debemos ver la parte social que ha sido tan abusada. Ahora tenemos empresas mineras que han cometido abusos, luego han vendido sus minas a otras empresas y se protesta contra los últimos compradores. Si los primeros contaminaron el medio ambiente, hay que evitar que se repita, hay que cuidar a los peruanos que trabajan en el sector minero, hay que alejar a los manipuladores que llevan a los campesinos a solicitar reclamos que no tienen fundamento. 

Las fuerzas partidarias del Congreso, quieren que este gobierno solucione todo, piden lo que nunca antes pidieron. Lo que tiene que hace el peruano es: poner los pies en la tierra y salir adelante decentemente, aprovechar lo que es el país y generar desarrollo en todos los pueblos olvidados, ponerse a trabajar, nada es fácil.

La CCL llega a todo el Perú, además tenemos PerúCamaras, mantenemos un servicios y programas del extranjero para la institucionalización, programas de producción, capacitación.

Dejamos a Yolanda Torriani, quien representa a la Mujer peruana la cual no deja de aprender y enseñar cada día, nada es casual, su intuición, su perseverancia, su preparación práctica, su conocimiento teórico, la ha convertido en la máxima exponente en el mundo de los Seguros; además de haber formado nuevas generaciones de aseguradores; su sensibilidad femenina la ha hecho crear el Foro de la Mujer Empresaria; ha sido elegida por dos mandatos, Presidenta de la Cámara de Comercio de Lima, una de las instituciones más antigua del Perú, la Cámara de Comercio de Lima nació el  20 de abril de 1888, referente de tantas instituciones, que tiene como mira, al igual que Yolanda, el desarrollo del Perú. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here