DECISIONES PRESUPUESTARIAS FISCALES DE LARGO PLAZO

0

AUTORES:
WALLY MEZA SAN MARTÍN
Ingeniero Comercial – Universidad de Chile
RUBEN BORQUEZ OYARZUN
Ingeniero Comercial – Universidad de Chile

INTRODUCCIÓN
El PRESUPUESTO PÚBLICO o PRESUPUESTO NACIONAL es el documento financiero del ESTADO que equilibra ingresos públicos y gastos públicos en el año fiscal. El PRESUPUESTO constituye la expresión cifrada, conjunta y sistemática de las obligaciones o gastos que, como máximo, pueden reconocer y los derechos o ingresos que tienen previstos durante el correspondiente ejercicio anual.

La validez de los principios presupuestarios en cualquier coyuntura económica es función del realismo político y económico con que se apliquen. En ese sentido la aplicación debe ser parte integral de una visión de largo plazo de los objetivos de la sociedad y que sean coherentes con los objetivos parciales de corto y mediano plazo.

La formulación de este instrumento constituye una tarea que involucra al conjunto del ESTADO, abarcando tanto al PODER EJECUTIVO como el LEGISLATIVO, siendo el primero el que lo formula, y el segundo lo analiza y aprueba en el contexto del marco jurídico vigente.

Por lo tanto, tanto el PODER EJECUTIVO como el LEGISLATIVO deben asumir en forma explícita los supuestos y criterios que sirven de base en su formulación y de los efectos sobre la realidad cambiante que provocarán.

Esto supone un consenso entre quienes formulan, analizan, aprueban y ejecutan las POLÍTICAS PÚBLICAS a través del PRESUPUESTO contemplando las volatilidades que la realidad nacional pone como condiciones.

La asignación de los recursos a través del PRESUPUESTO de la NACIÓN se debe desglosar en factores cualitativos y cuantitativos que posteriormente debe ser justificada por el PARLAMENTO.

Schermata 2016-02-04 alle 11.59.41ELABORACION DEL PRESUPUESTO PÚBLICO
La confección del presupuesto se debe ceñir a pautas y normas que están definidas en forma explícita, tanto en leyes como reglamentos. Estas normas constituyen el respaldo jurídico del proceso que aborda decisiones de corto, mediano y largo plazo de modo que estas sean eficaces, oportunas y económicamente sustentables. La aprobación de los presupuestos constituye una de las atribuciones básicas del PARLAMENTO, mediante la llamada LEY de PRESUPUESTO, que es una norma legal, contemplada en diversos ordenamientos jurídicos dictada por este órgano a finales del año que regula todo lo que concierne a los presupuestos del año siguiente. Es una ley de naturaleza mixta puesto que su función es legislativa, pero también de control.

ETAPAS DEL PROCESO
La formulación del Presupuesto Público contempla una sucesión de etapas que se deben respetar rigurosamente:
DIAGNÓSTICO.- Esta primera etapa comprende la evaluación de las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas que corresponden a un terminado período, considerando tanto la realidad interna como la externa. En este caso la noción de diagnóstico se puede utilizar como un sinónimo de análisis, estudio o investigación.
PROGNOSIS.– Para acercarnos a esta acepción se debe recurrir al griego para encontrar el origen etimológico del término PROGNOSIS que puede traducirse como “conocimiento anticipado de algún hecho”. Corresponde a la proyección tentativa de lo que podría ocurrir en el país sin realizar cambios estructurales para un futuro que se puede definir como HORIZONTE DE PLANIFICACIÓN. Es decir, consiste en visualizar con anticipación las magnitudes de los valores esperados, sin modificar en forma significativa las POLÍTICAS PÚBLICAS.
PROSPECTIVA.- Es la ciencia que aborda el estudio de las causas técnicas, económicas y sociales que aceleran la evolución del mundo moderno y la previsión de las situaciones que podrían derivarse de sus influencias conjugadas. La palabra “prospectiva” es un adjetivo que menciona lo que se vincula con el futuro. Como sustantivo es término que se refiere a las investigaciones y exploraciones que se realizan con la intención de anticipar lo que está por venir en una materia específica. La “prospectiva” anticipa potenciales escenarios probabilísticos que se desarrollarán en el futuro. A partir de dicha anticipación, permite planificar para actuar en sintonía con aquello que, en teoría, va a ocurrir.
Centrando el tema que estamos abordando, se trata de configurar en el presente, una imagen de la realidad futura del país, al término del período definido por el HORIZONTE de PLANIFICACIÓN. Esto implica manejar diferentes grados de incertidumbre y riesgos en el mediano y largo plazo respecto de las variables que tienen incidencia en el futuro. ESTA ES UNA FASE MUY IMPORTANTE EN EL PROCESO DE TOMA DE DECISIONES.
ESTRATEGIA.- Una ESTRATEGIA es un conjunto de acciones planificadas que ayudan a tomar decisiones y a conseguir los mejores resultados posibles. La ESTRATEGIA está orientada a alcanzar un objetivo siguiendo una pauta de acción. ESTRATEGIA tiene su origen en el campo militar, pero por extensión se puede emplear como sinónimo de un proceso basado en una serie de premisas que buscan obtener un resultado específico, por lo general beneficioso. La ESTRATEGIA, en cualquier sentido, es una puesta en práctica de la inteligencia y el raciocinio
En esta etapa hay que compatibilizar la realidad actual con la imagen obtenida de la PROGNOSIS a través de un sistema de planificación que sea coherente con ambos extremos de la realidad.
PLANIFICACIÓN DE CORTO, MEDIANO Y LARGO PLAZO.- Una vez definida la ESTRATEGIA hay que plasmarla en planes de corto, mediano y largo plazo en los cuales se especifican los medios e instrumentos que se utilizarán para lograr los objetivos o metas deseables de alcanzar.
PLANES OPERATIVOS.- Son aquellos que se abren en términos trimestrales o mensuales con el objeto de monitorear los resultados parciales y tener la posibilidad de introducir modificaciones correctivas.

Schermata 2016-02-04 alle 11.59.23

COMENTARIOS FINALES
Se requiere introducir nuevos principios presupuestarios con el propósito de fortalecer y enfrentar la velocidad y volatilidad de los actuales acontecimientos políticos, económicos y sociales que afectan a los gobernantes.

Es urgente que todos los países, sobre todo los aún en vías de desarrollo, dispongan de una mayor disciplina en la confección del PRESUPUESTO NACIONAL anual con un “filtro de visión prospectiva” a largo plazo, con énfasis en las medidas que deben aplicarse en el corto y mediano plazo, para lograr las metas postreras. En este aspecto no se deben desdeñar las técnicas de planificación de uso común en los países desarrollados, que son recomendados y aplicados por organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, la Comunidad Económica Europea y otros que sería largo de enumerar.

Los criterios de asignación de recursos presupuestarios se deben explicitar en una HOJA DE RUTA, no solo a nivel anual, sino que semestral, trimestral y hasta mensual para que todos los políticos y parlamentarios comprometidos en este proceso dispongan de elementos de juicio para efectuar monitoreo o seguimiento de los recursos ya aplicados y les permita introducir modificaciones o correcciones al gasto del resto de los recursos pendientes de aplicar. Esta es una herramienta importante para encarar los cambios derivados de la contingencia financiera y del surgimiento de inesperados acontecimientos que afectan a economías abiertas y altamente dependientes de los precios de materias primas con bajo valor agregado.

En la preparación, diseño y elaboración de los PRESUPUESTSOS FISCALES se debe propender a desarrollar una metodología y principios básicos generales que no solo estén a disposición de los tres poderes del ESTADO, EJECUTIVO, LEGISLATIVO y JUDICIAL, sino también alcancen a otras instancias institucionales susceptibles de comprometer en el camino al desarrollo económico.

Diseñar y elaborar PRESUPUESTOS FISCALES de acuerdo a los principios enunciados en esta columna puede parecer excesivamente teórico o demasiado academicista, pero esta conclusión surge de la experiencia de varios años de una pléyade de profesionales, técnicos, asesores y consultores en varios países latinoamericanos que, al alero de organismos internacionales como el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Organización de Estados Americanos y otros tantos han sugerido esta metodología.

Conforme a lo expuesto en esta breve presentación y considerando que el PRESUPUESTO FISCAL es un instrumento esencial para la gestión del ESTADO y cuyas implicancias son de decisivo impacto en el desenvolvimiento económico y social de los países en referencia, cabe afirmar que los PARLAMENTOS de todos ellos debieran disponer de una sólida y competente asesoría en materias en las cuales sus miembros no tienen por qué ser especialistas y, que a pesar de ello cuenten con los criterios solventes para resolver la aprobación o rechazo de partidas presupuestarias en forma ágil y expedita, sopesando las consecuencias institucionales, legales, económicas y sociales que ellas conllevan.

Si esta materia se enfoca de la manera propuesta, resultará inadmisible que los PARLAMENTOS aprueben partidas, período tras período, solo porque se repiten históricamente en todos los ellos, por razones consuetudinarias o por presiones políticas o de intereses privados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here