Medidas económicas para reactivar la economía en América Latina

0

Distintos países de América Latina han iniciado sus procesos de reactivación económica debido al COVID-19 y consideran una apertura progresiva de los distintos sectores económicos, teniendo en consideración la implementación de protocolos sanitarios que protejan la salud pública.

En la fase denominada la “cuarentena inteligente” de Paraguay, se ha permitido la apertura de más del 50% del aparato productivo, causando una gran congestión vehicular y un mayor tránsito de personas en la calle. Benigno López, Ministro de Hacienda, sostuvo que el “paquete de reactivación económica” que el Estado está preparando engloba medidas de inversión pública, asociación pública privada, construcción, flexibilidad financiera general y el fortalecimiento del empleo formal.

El “aislamiento inteligente productivo” de Colombia, camina hacia la apertura progresiva de la economía. Para ello, se requiere que los primeros sectores económicos autorizados a iniciar sus actividades (agroindustria, construcción e infraestructura, manufactura diversa y transporte) apliquen estrictos protocolos sanitarios. Este plan, descarta una próxima apertura de restaurantes, centros de recreación y deportes.

En abril, el presidente Sebastián Piñera anunció una serie de disposiciones para reactivar la actividad económica y escolar de Chile. El regreso de funcionarios públicos a sus puestos laborales y de escolares a las aulas son las dos principales actividades que el Estado apunta a reactivar. En el ámbito económico, el Estado chileno presentó un protocolo con medidas restrictivas y sanitarias para que los centros comerciales sean abiertos. A pesar de esta política de reactivación de la demanda interna, puesta en marcha desde el mes pasado, algunos malls han decidido no abrir sus puertas debido a la posible intensificación de contagios por COVID-19.

Durante la presente  semana se anunció la primera fase del proceso de reactivación de la economía peruana. Esta consta de la apertura de 27 actividades económicas que se agrupan en los sectores de minería e industria, construcción, servicios y turísmo y comercio. La gran minería y la pesca para el consumo humano indirecto, la construcción, el servicio alimenticio a domicilio y el comercio electrónico (e-commerce) son los más resaltantes de este plan que entrará en ejecución en cuanto los ministerios relacionados a cada actividad hayan desarrollado y autorizado sus protocolos sanitarios.

El “Programa Pro Brasil” es la propuesta de Brasil para iniciar la recuperación económica y social a partir de octubre, con un horizonte temporal de 10 años (2020-2030). Este plan posee dos ejes que agrupan una serie de medidas estructurales (marco normativo del programa, inversiones privadas, seguridad jurídica y productividad, mejora del entorno empresarial y mitigación de los impactos socioeconómicos) y de inversión; este último considera la generación de alianzas con el sector privado y la ejecución de obras públicas. 

Ecuador es una de las economías de la región más perjudicadas por el COVID-19, el 4 de mayo se puso en marcha la “nueva normalidad” en este país. Este plan consiste en que las personas tendrán una mayor responsabilidad para que los contagios no sigan propagándose, pasando así de una etapa de aislamiento social a una etapa de distanciamiento. Uno de los sectores económicos priorizados es el de la construcción, que representa el 20% del PBI nacional.

Artículo anterior¡Qué envidia el Perú!
Artículo siguienteInforme SELA, políticas y acciones tomadas frente al Covid-19 en 26 países de la región
Javier Zuniga Quevedo
Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid - España, Maestría en Administración (Universidad Autónoma de Guadalajara – México) y Maestría en Administración Pública (Instituto de Estudios Superiores en Administración Pública en México D.F.). Economista de la Universidad de Lima (1974). Decano de la Facultad de Economía durante 14 años, Director de la Escuela de Post Grado (3 años) y Catedrático Principal de Economía de la Universidad de Lima. Vocal de la Sala Especializada en Protección al Consumidor (agosto 2012 – agosto 2017). Actualmente, Gerente General de Asesoría y Negocios Financieros S.A. – ASFINSA, Director independiente de empresas privadas y Experto en valorizaciones económicas para la determinación del daño emergente, lucro cesante, costo de oportunidad y daño moral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here