Medidas económicas tomadas en Latinoamérica para combatir el coronavirus

0

La llegada del COVID-19 se ha convertido en un evento sin precedente que tomó por sorpresa a la región latinoamericana. Ante esta situación, la gran mayoría de los países de la región han  tomado un conjunto de medidas sociales y económicas, de manera inmediata, para afrontar este suceso. 

Los acuerdos tomados por Perú para combatir el COVID-19, ascienden a más de US$ 25,000 millones (12% del PBI nacional), el paquete fiscal más grande de la región, actualmente. En este conjunto se destacan el subsidio monetario a familias vulnerables de US$ 110, un subsidio a planilla para empleadores del sector privado, la liberación de hasta US$ 690 de los fondos de Compensación por Tiempo de Servicio (CTS) de cada trabajador, la distribución de alimentos de primera necesidad por parte de todos los municipios del país y la liberación de US$ 580 de los fondos de pensiones.

Chile posee un conjunto de resoluciones fiscales que ascienden a US$ 11.750 millones (4.7% del PBI nacional), que apoyarían el empleo y la liquidez de las empresas. Entre las principales se tienen: aplazamiento de impuestos, provisión de liquidez a la pequeña y mediana empresa (PYME), subsidios a familias (US$ 119), prestaciones por desempleo y un mayor gasto sanitario. 

El gobierno de Brasil ha decidido un grupo de medidas fiscales de apoyo temporal a familias vulnerables, el incluir a un millón de beneficiarios más en el programa Bolsa Familiar. También consideró pertinente adelantar el pago de pensiones a jubilados, transferir efectivo a trabajadores informales y desempleados; y establecer el pago anticipado de salarios a trabajadores de bajos ingresos. Además, han realizado exenciones al pago de impuestos y líneas de crédito, con la finalidad de proteger el nivel de empleo. Todas ellas representan el 3.5% del PBI nacional, aproximadamente.

En Argentina, la propuesta para combatir el coronavirus está referida al bono extraordinario dirigidos a jubilados (US$ 47), un ingreso familiar de emergencia (US$ 155), la rebaja de contribuciones patronales (pago de seguridad social), el establecimiento de precios máximos a los bienes de primera necesidad, regulaciones laborales, entre otros. Así, el conjunto de las políticas establecidas por Argentina estaría costando alrededor de un 1% del PBI nacional.

El gobierno de México ha dirigido sus acuerdos fiscales a cubrir las necesidades del Ministerio de Salud, referente a la compra de recursos y materiales médicos; el pago anticipado de pensiones; la creación de un fondo de emergencia de salud, los cuales representarían aproximadamente 0.7% del PBI nacional.

Colombia, anunció un apoyo presupuestario adicional para adquirir equipos médicos; una nueva línea de crédito para brindar liquidez a las empresas del sector turismo; un retraso en la recaudación tributaria tardía para los sectores turismo y aéreos; además de transferencias para grupos vulnerables (US$ 100 por familia). El impacto fiscal, que tendrán estas políticas estará situado en un rango de 0.3% y 0.5% del PBI nacional.

Artículo anteriorEl coronavirus y la pandemia autocrática en Europa
Artículo siguiente“Milano Città Mondo#05 – La Città delle Donne” Sguardi Plurali Femminili
Javier Zuniga Quevedo
Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid - España, Maestría en Administración (Universidad Autónoma de Guadalajara – México) y Maestría en Administración Pública (Instituto de Estudios Superiores en Administración Pública en México D.F.). Economista de la Universidad de Lima (1974). Decano de la Facultad de Economía durante 14 años, Director de la Escuela de Post Grado (3 años) y Catedrático Principal de Economía de la Universidad de Lima. Vocal de la Sala Especializada en Protección al Consumidor (agosto 2012 – agosto 2017). Actualmente, Gerente General de Asesoría y Negocios Financieros S.A. – ASFINSA, Director independiente de empresas privadas y Experto en valorizaciones económicas para la determinación del daño emergente, lucro cesante, costo de oportunidad y daño moral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here