La informalidad laboral en América latina

0

La informalidad laboral es aquel empleo que se efectúa fuera del control tributario del Estado y de las normas legales del mercado laboral. En América Latina, la informalidad laboral es un problema serio, dado los altos costos que implica ser formal. Para operar correctamente, un empleado debe pagar impuestos y el empleador debe pagar por el seguro médico, gratificaciones, entre otros beneficios, los cuales son gastos que muchas empresas, micro y pequeñas en su mayoría, no pueden cubrir, prefiriendo contratar empleados informales. Es también conveniente considerar que las tasas de desempleo en la región son elevadas y las personas están dispuestas a trabajar sin exigir los beneficios formales.

El Perú tiene una de las mayores tasas de empleo informal de la región, solo superada por Bolivia (80%). El 73% de los trabajadores, equivalente a un aproximado de 12 millones de empleados, trabajan sin recibir las condiciones necesarias que la ley exige. En el país, cerca del 90% de empresas son micro y pequeñas empresas, por lo que permanecer en la contratación de personal formal es muy costoso.

Paraguay tiene el 64% de su población trabajadora en condición de informal. Su economía es principalmente ganadera, caracterizada por la informalidad en los  trabajos en el campo.

En México, el 56% de los trabajadores se encuentran en la informalidad. Una de las razones principales es la alta tasa de pobreza que tiene el país y lleva a la población a aceptar un trabajo informal.

Colombia cuenta con más de la mitad (55%) de la fuerza laboral trabajando en el sector informal. Las medidas que han tomado para reducir la cifra han terminado perjudicando a la economía y en el país estiman que no será posible reducirla mientras el gobierno no modifique su legislación laboral.

En Brasil, cerca de 24 millones de personas trabajan en la informalidad correspondiendo al  42% de su fuerza laboral. El país no ha podido recuperarse de la recesión del 2015 al 2016 y no le ha permitido avanzar en materia laboral.

Argentina atraviesa una situación complicada, su crisis económica llevó a que la tasa de desempleo aumente, con una inflación de cerca del 40%, generando que la población realice trabajos informales para cubrir sus gastos.

Chile posee 30% de empleo informal y una de las tasas más bajas de la región; sin embargo, hubo un aumento de la tasa en los últimos meses, debido a la reciente desaceleración económica. Ahora, con la actual crisis social que enfrenta el gobierno, probablemente la cifra podría incrementarse.

En Uruguay solamente 1 de cada 4 empleados es informal. El país tiene la menor tasa de informalidad laboral de la región (25%). Ello se obtuvo por los avances realizados en políticas laborales, reformas tributarias y por los consejo de salarios que dependen del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Artículo anteriorBolivia: la tragedia altiplánica Jaime Ensignia
Artículo siguiente500 Aniversario de La Habana con las palabras de Rey Felipe VI infunde esperanza.
Javier Zuniga Quevedo
Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid - España, Maestría en Administración (Universidad Autónoma de Guadalajara – México) y Maestría en Administración Pública (Instituto de Estudios Superiores en Administración Pública en México D.F.). Economista de la Universidad de Lima (1974). Decano de la Facultad de Economía durante 14 años, Director de la Escuela de Post Grado (3 años) y Catedrático Principal de Economía de la Universidad de Lima. Vocal de la Sala Especializada en Protección al Consumidor (agosto 2012 – agosto 2017). Actualmente, Gerente General de Asesoría y Negocios Financieros S.A. – ASFINSA, Director independiente de empresas privadas y Experto en valorizaciones económicas para la determinación del daño emergente, lucro cesante, costo de oportunidad y daño moral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here