Video-Entrevista: El Grupo de Puebla

0

El Grupo de Puebla fue fundado por más de 40 lideres progresistas de América latina y España,  Entre ellos Alberto Fernández, Dilma Rousseff, Lula da Silva, José Mujica, Rafael Correa, Ernesto Samper, Evo Morales, José Luis Rodríguez Zapatero. También ex candidatos presidenciales como Marco Enríquez-Ominami de Chile.

La primera Declaración de Puebla, del 14 de julio 2019 lo señala como un espacio de reflexión y de intercambio político, contrarios a los gobiernos neoliberales, a la intervención judicial. Impulsan un modelo económico de crecimiento con inclusión.

Crean el Comité Latinoamericano por la Defensa de la Justicia y la Democracia, uno de sus integrantes es el Juez Garzón. Proponen una solución pacífica ante la situación de Venezuela.

En la declaración de Buenos Aires de noviembre 2019, promueven la la integración latinoamericana y caribeña, y el rol de los distintos organismos y espacios de convergencia regional, como la CELAC, MERCOSUR, UNASUR, la Alianza del Pacífico. Llaman a las fuerzas progresistas del mundo a prepararse para dar respuesta a una demanda actual que es la ciudadanía global. Exhortan a considerar el concepto de la migración, como un derecho humano. El progresismo debe proponer pasar de la migración como un problema de seguridad, a la migración como un principio de solidaridad. Celebran la elección de México para la presidencia Pro Tempore de la CELAC desde este 2020, por dos años, lo cual significará un nuevo reimpulso a la integración regional.

El Centro Marco Aurelio García, es un espacio de reflexión y elaboración de propuestas progresistas de política pública del Grupo de Puebla. Entre sus reconocimientos ratifican el legítimo reclamo del pueblo de Chile a protestar frente a las desigualdades y las injusticias, rechazan la violenta represión de la movilización social por parte de las fuerzas policiales y las violaciones a los derechos humanos. La III Declaración del 10 de abril de este año está circunscrita a la pandemia del covid- 19 Son contrarios a la gestión brasileña y ecuatoriana de la pandemia así como la persecución judicial al expresidente Correa.

Piden la condonación de la deuda externa no sólo de los países de bajos ingresos, sino también los de medianos ingresos, que son los mayoritarios en nuestra región. Proponen asegurar un salario mínimo mensual por un año a la población más vulnerables de la región, lo que tendría costos de un 2,2% del PIB aproximado, lo consideran “absolutamente abordable por nuestras economías”.

Invitan a reflexionar en el post-pandemia, sobre un Nuevo Modelo de Desarrollo, que coloque el medio ambiente, la inclusión social, la reducción de la desigualdad, la seguridad alimentaria, el desarme militar, el multilateralismo, y la progresividad fiscal. Propone un mundo globalizado de la colaboración y la acción colectiva nacional e internacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here