Ministra Menlu Retno Marsud abre el G20 de Ministros de Exteriores

0
184

La Ministra de Relaciones exteriores de Indonesia, Menlu Retno Marsud, al dar la apertura al G20 – Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores reflexionó sobre la composición de Bali, una isla con una “mayoría hindú, con la población musulmán más grande del mundo” en la cual no han dejado de vivir uno al lado del otro en paz y armonía el musulmán, el cristiano, los hermanos y hermanas budistas y confucianos esta es nuestra experiencia en Indonesia y si miramos a nuestro alrededor en esta habitación todos somos diferentes y no podemos cambiar esto pero mientras somos diferentes todos vivimos en el mismo planeta”.

Se refirió a los temas que serán debatidos en las dos reuniones, reconoció la presencia de los asistentes quienes de este modo reflejan “su compromiso con el G20 para hacer que sea relevante e importante”, sobre los temas de las dos reuniones, la primera, señaló, se ocupará del “fortalecimiento del multilateralismo que se centrará en cómo el G20 puede garantizar el multilateralismo ante los retos de la situación mundial”, la segunda se centrará en la “seguridad alimentaria y energética y sobre cómo el G20 puede contribuir en la solución de las actuales crisis de alimentación y de energía”.

En un momento en el cual el mundo aún tiene que recuperarse de la pandemia “ya nos enfrentamos a otra crisis, la guerra en Ucrania, los efectos dominós se están sintiendo globalmente” en particular se refirió a los países de bajos ingresos que se ven mayormente afectados. En un mundo cuyo “crecimiento mundial se prevé ralentizará al 2,9 en 2022 mientras que la inflación llegará hasta un 8,7 por ciento para los países en desarrollo la pregunta es ¿podemos resolver este problema global?”.

En efecto, la situación mundial no favorece sentarse juntos para resolver los problemas y las personas pierden la fe en el multilateralismo y su capacidad para responder con eficacia a los desafíos globales, aunque consideró que si bien el multilateralismo no es perfectose cuestionó sobre cómo sería vivir sin el multilateralismo, sería una situación peor, se respondió, el unilateralismo, se convertiría en la norma de los poderosos, se llevarían todo, estoy segura de que esto no es lo que queremos”.  Llamó a la responsabilidad de salvaguardar el multilateralismo, “es el único mecanismo donde todos los países, independientemente de su tamaño y riqueza están en pie de igualdad y son tratados igualmente, las voces de todos los países grandes y pequeños, norte sur, en desarrollo y desarrollados deben ser escuchados. Esta es la razón de la Presidencia de Indonesia invitada para representar, por primera vez, a los pequeños países insulares en desarrollo”, se refirió a los países del CARICOM y a los países africanos.

Destacó en el multilateralismo, la mejor vía para coordinar con eficacia contra los retos globales y que éste funcionará si habrá de nuevo confianza “entre nosotros para fortalecer la confianza estratégica y el respeto mutuo”.

Recordó los principios de la Carta de las Naciones Unidas, la cual, desde 1945 establece las frases dedicadas a mantener la paz internacional y la seguridad de conformidad con los principios de justicia, desarrollar relaciones amistosas entre naciones, lograr la cooperación internacional así como encontrar soluciones a los problemas internacionales por ello “es nuestra responsabilidad terminar la guerra más temprano que tarde y resolver nuestras diferencias en la mesa de negociaciones, no en el campo de batalla”, así como también destacó como una responsabilidad internacional “construir puentes no paredes, promover intereses comunes, no el interés propio, y ser parte de solución”. Resaltó la vocación pacifista del presidente Joko Widodo, sus encuentros en la búsqueda de la Paz, desde su participación en el G7, hasta viajes a Ucrania y Rusia “porque la paz y la humanidad están en el corazón de nuestra independiente y activa política exterior según lo ordenado por la Constitución de Indonesia”.

Pidió darle “una oportunidad a la paz y cómo evitar que la triple crisis se convierta en una nueva catástrofe global” ante un mundo que está observando “no podemos fallar, el G20 debe ser un faro de solución para muchos desafíos globales y sólo entonces el G20 será relevante y beneficiará al mundo”.